La victoria de Paolo Vasile en el mercado de los derechos deportivos
  1. Televisión
TELEVISIÓN

La victoria de Paolo Vasile en el mercado de los derechos deportivos

Tras muchos rumores, Mediaset España anunciaba este martes lo que era un secreto a voces en el sector: emitiría en exclusiva los partidos en abierto de la Copa Mundial

Tras muchos rumores, Mediaset España anunciaba este martes lo que era un secreto a voces en el sector: emitiría en exclusiva los partidos en abierto de la Copa Mundial de la FIFA 2014, en el que la Selección Española, vigente campeona del mundo, luchará por revalidar el título.

Con esta adquisición, el grupo dirigido por Paolo Vasile ponía así el broche de oro a su política de adquisición de derechos deportivos de primer nivel posicionándose como el grupo audiovisual con la mayor oferta deportiva de interés general en abierto en el mercado español.

Dentro del extenso catálogo el Campeonato del Mundo de MotoGP, el Eurobasket de Eslovenia, el Mundial de Baloncesto 2014, la UEFA Europa League, la Liga BBVA, Roland Garros, la NBA, el Europeo de Fútbol Sub-21 o a la Copa Confederaciones 2012.

Una extensa oferta difícilmente imaginable para el grupo hace tan sólo unos años. Y es que, si hay algo de lo que más se ha quejado el italiano durante los últimos años ha sido precisamente del desorbitado precio de los derechos deportivos a causa de las agresivas pujas de TVE y laSexta. Este hecho llevó a la cadena a rechazar emitir deporte en sus canales.

“Nos dijeron que habían recibido una oferta monstruosa, pero luego, viendo lo que ha salido en los medios, es más que monstruosa. Si esto se pone de moda, el sector va a tener un problema”, afirmó Vasile cuando laSexta arrebató a Telecinco la Fórmula Uno pagando hasta 40 millones por temporada.

"TVE no debe pujar por la Champions League. Si lo hubiera comprado cualquier televisión privada, el telespectador español hubiera visto la misma Champions League con 35 millones en el bolsillo", criticó también a TVE por pujar por derechos deportivos.

Burbuja pinchada

Sin embargo, estos desorbitados precios han llegado a su fin. Con TVE y laSexta fuera del mercado y con un mercado publicitario en crisis,Mediaset ha conseguido plantar cara a las empresas que poseen los derechos deportivos pudiendo conseguir precios más adaptados a sus criterios de rentabilidad.

La primera muestra de esta estrategia se daba en octubre del año pasado cuando se 'rompía' el amor entre Paolo Vasile y la Roja. El caché por ver un partido de la selección estaba en 3 millones de euros, una cantidad que no estaban dispuestos a pagar. Después se bajaría hasta un millón y medio de euros. Sin embargo, la cifra seguía estando alejada de la política de Mediaset y se produjo el histórico apagón de la Roja.

No volvería a pasar. Meses después, después de este órdago, Mediaset anunciaba que se había hecho con los derechos de los próximos partidos amistosos y clasificatorios de 'La Roja' dadas "las excelentes condiciones adaptadas al mercado actual". SegúnVertele, la cifra del paquete de partidos estaría en torno a los 17 millones de euros, mucho menos de la mitad de lo que estaba pagando TVE (45 millones de euros).

"Los derechos deportivos se han visto afectados por la reorganización del sector tras la borrachera del sector, el mercado se ha racionalizado y es más profesional. Por otra parte, la situación económica hace que la rentabilidad haya caído", contestaba Vasile cuando Vanitatis le preguntaba hace unos meses por la razón de que su grupo se ha hecho con los derechos de varios eventos deportivos.

En total, Mediaset emitirá hasta diez eventos deportivos de primer nivel por los que habría pagado hasta casitres veces menos que hace unos años.