Antonio de la Torre, de periodista deportivo en Canal Sur a protagonista de los Goya 2013
  1. Televisión
TELEVISIÓN

Antonio de la Torre, de periodista deportivo en Canal Sur a protagonista de los Goya 2013

Antonio de la Torre se convirtió este martes en el auténtico protagonista de las nominaciones de la XXVII edición de los Premios Goya. El actor malagueño,

Antonio de la Torre se convirtió este martes en el auténtico protagonista de las nominaciones de la XXVII edición de los Premios Goya. El actor malagueño, que fue el encargado de anunciar las candidaturas junto a la actriz Elena Anaya, escuchó como su compañera decía su nombre hasta en dos ocasiones: una a mejor actor de reparto por Invasor y otra a mejor actor protagonista por Grupo 7.

“Dos nominaciones y dos gazpachos. Estoy muy contento. Muchas gracias”, escribía poco después en su cuenta de Twitter. Con estas dos candidaturas, De la Torre ya suma cinco nominaciones en su carrera y un galardón por su interpretación en AzulOscuroCasiNegro en 2006. Todo un éxito para un hombre que comenzó tarde en el mundo de la interpretación.

De hecho, como ya recordamos en este portal hace ahora dos años, la suya es la historia de alguien que siempre quiso ser otro. De alguien que no se atrevía a dar el paso de cambiar una profesión consolidada como la de periodista por otra algo más inestable como la de actor. Y quizá no se atrevió porque siempre le costó tomar decisiones. De tener a los demás en cuenta. De no decepcionar.

Sin embargo, esta malagueño de 44 años decidió echarle ‘coraje’ un buen día y cambiar los informativos deportivos de Canal Sur para llevar a cabo su gran sueño de ser actor. No iba a ser algo fácil. Lo sabía. Pero era su gran ilusión. Por eso, fue poco a poco. Viajó durante meses desde Sevilla hasta Madrid para estudiar interpretación en la escuela de Cristina Rota, participar en varios cortos, o ser un extra más de series o películas.

Así hasta que le llegó su gran oportunidad de la mano de Benito Zambrano, el director de SolasEl realizador sevillano le ofreció trabajar en Padre Coraje y no desaprovechó la ocasión incluso adelgazando para convertirse en un yonqui. Las felicitaciones no tardaron en llegar. Era el principio de algo mejor. Tan sólo unos años después, en 2006, De la Torre logró algo al alcance de pocos: su primera nominación al Goya por su papel de preso algo desiquilibrado en AzulOscuroCasiNegro.

“La primera nominación al Goya fue inesperada. Nunca me esperé que pudiera estar en esa situación”, confesaba el actor a Vanitatis días antes de que se enfrentara a Javier Bardem (Biutiful), Lluís Tosar (También la lluvia) y Ryan Reynolds (Enterrado) por el Goya a mejor actor en 2011.

Uno de los actores más prolíficos

Después, ya en 2009, llegaría Gordos, una película donde tuvo que engordar hasta 30 kilos en cuatro meses. El esfuerzo, lógicamente, fue valorado y De la Torre consiguió su segunda nominación. Sin embargo no tuvo tanta suerte y Tosar le arrebató el galardón. Tampoco tuvo suerte en 2010 ya que la estatuilla fue a parar a Bardem.

Ahora, tras haberse convertido en uno de los actores más prolíficos de nuestro cine –en los dos últimos años ha participado en Carne de neón, Primos, La chispa de la vida, Grupo 7 e Invasor-, De la Torre está más cerca de entrar en el Olimpo de los actores españoles más laureados.

Allí le esperan Javier Bardem con 5 premios, Fernando Fernán Gómez, Luis Tosar y Juan Diego, con 3; y Alfredo Landa, Juan Echenove, Eduard Fernández, Carmelo Gómez y Emilio Gutiérrez Caba, con 2. En el camino tiene el precedente de Ricardo Darín, doblemente nominado en 2009 por El secreto de sus ojos y El baile de la victoria, pero que no se llevó ninguno. No obstante, según confesaba este martes, “hacer cine ya es un premio”.