TELEVISIÓN

Mediaset retira la querella al bloguero Pablo Herreros tras llegar a un acuerdo con él

Mediaset España y Pablo Herreros han alcanzado un acuerdo mediante el cual el grupo de comunicación se compromete a retirar la querella interpuesta contra el bloguero que puso en

Foto: Mediaset retira la querella al bloguero Pablo Herreros tras llegar a un acuerdo con él
Mediaset retira la querella al bloguero Pablo Herreros tras llegar a un acuerdo con él
Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min

    Mediaset España y Pablo Herreros han alcanzado un acuerdo mediante el cual el grupo de comunicación se compromete a retirar la querella interpuesta contra el bloguero que puso en jaque a La Noria, por un posible delito de coacciones y amenazas, "al reconocer éste la libertad de los anunciantes para gestionar sus acciones de publicidad independientemente de los contenidos de cualquier medio de comunicación y, en definitiva, que los anunciantes no pueden ser responsabilizados de los actos de los medios de comunicación en los que publicitan sus productos", según informa la cadena en una nota. 

    Herreros se ha rendido ante las exigencias de Telecinco y ha otorgado el beneplácito para la publicación de esta nota después de que la cadena pidiera contra él una pena de tres años de prisión por amenazas y coacciones, además de 3,7 millones de euros de indemnización por las pérdidas que le había ocasionado como consecuencia de su boicot publicitario a La Noria. La querella solicitaba que se embargaran todos sus bienes para asegurar su responsabilidad civil.

    Ante tal medida de presión, el bloguero se ha visto obligado a claudicar y a permitir que Telecinco emitiera un comunicado que cabe interpretar como una victoria, a pesar del creciente apoyo popular que las redes sociales habían prestado a Herreros. Miles de personas firmaron una petición que reclamaba la retirada a los anunciantes de Telecinco de su publicidad mientras la cadena mantuviera su querella contra el periodista que inició los trámites para acabar con La Noria. La petición en contra de esta querella fue iniciada el pasado martes por el periodista Mario Tascón en la plataforma Change.org. Según explicaba esta organización a través de una nota de prensa “estas marcas no pueden contribuir a financiar a una cadena que acosa a los ciudadanos que luchan por un mundo mejor, no pueden dar ni un euro más a quienes quieren poner el dinero por delante de la moral”. Este movimiento, bautizado como #TodosConPablo, tomaba cada vez más fuerza en la red y la cadena tuvo que responder a las acusaciones a través de un comunicado.

    Críticas sí, amenazas no

    Mediaset España envió una nota a los medios en la que aclaraba que no pretendía silenciar ni vengarse de nadie con la querella pero que una cosa es criticar, convencer o disuadir y otra amenazar. "Cuando el Sr. Herreros decidió mandar una carta a nuestros anunciantes diciendo textualmente: “si no se adhirieran a nuestra propuesta (retirar a publicidad de La Noria) seguiríamos exigiéndoselo en adelante y promoveríamos un boicot de sus productos” ni está criticando, ni convenciendo. Está amenazando", decía el comunicado.

    "Esta actitud de Pablo Herreros es completamente antijurídica, y por ello, en ejercicio de otro derecho fundamental, como es el de defensa, Mediaset España se ha limitado a poner los hechos en conocimiento del Juez. Será él, y no nosotros ni nadie en su lugar, quien decida si Herreros ha actuado dentro o al margen del ordenamiento jurídico. Y, por supuesto, acataremos su decisión", añadía.

    Cuando todo el asunto de La Noria estaba ya olvidado y se había conseguido sustituir con acierto a este programa por El Gran Debate, ahora que Telecinco había conseguido el beneplácito de la audiencia con programas blancos como La Voz y nadie habla de telebasura, el fantasma de La Noria ha vuelto a planear sobre Fuencarral después de que un juez admitiera la querella a trámite.

    Según Herreros, la querella se basaba en una frase desafortunada que escribió en su petición. "Si no se adhirieran a nuestra propuesta, seguiríamos exigiéndoselo en adelante y promoveríamos un boicot contra sus productos", publicó el periodista en su momento. "Aún habiéndome disculpado hace más de un año, esa es la piedra que toqué sobre la que fundamentan su querella", comentaba hace unos días. "Creí que esta iniciativa jamás sería escuchada por cientos de miles de personas". Según el bloguero, "Telecinco sostiene que la frase esuna amenaza y/o coacción violenta sobre las marcas".

    El propio Herreros quiso expresar cómo se sentía ante esta situación. "No es divertido", dijo. "Se pasa miedo". Sin embargo, el periodista afirma que "no cambiaría ninguna sola de las horas dedicadas a esto, pero esas cientos de horas se las he quitado de mi ocio, de mi trabajo y mis seres queridos. Asumo mi imputación con toda serenidad, por contribuir con mi granito de arena a que mañana tengamos una sociedad mejor". Para cerrar, Herreros afirmaba que estaba totalmente convencido de que no ejerció "ninguna presión o amenaza contra las marcas".

    Mañana Herreros dará una rueda de prensa junto a Mario Tascón para explicar lo sucedido. Pero parece evidente que esta vez David no ha podido vencer contra Goliat.

    El 'caso La Noria'

    Hace ahora un año, Herreros emprendía una campaña de denuncia a través de redes sociales contra La Noria después de que el programa pagara por entrevistar a la madre de El Cuco, uno de los imputados en el caso Marta del Castillo. El bloguero pedía un boicot a las marcas que se hubieran publicitado en el espacio presentado por Jordi González esa noche.

    Finalmente, tras la fuerte presión de las redes sociales, la fuga de anunciantes fue un hecho y La Noria se quedó sin publicidad. Telecinco tuvo que pedir perdón a los anunciantes. Meses más tarde, después de ser trasladado al late night, el veterano espacio era cancelado.

     

    Televisión
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    7 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios