TELEVISIÓN

Carlos Herrera, sobre el EGM: “No me creo nada. Todo es un cuento. Que me den los oyentes que quieran”

J.J. Santos ya lo apuntaba ayer después de conocer los datos del primer EGM de 2011, que curiosamente contentó a todas las cadenas de radio españolas.

Foto: Carlos Herrera, sobre el EGM: “No me creo nada. Todo es un cuento. Que me den los oyentes que quieran”
Carlos Herrera, sobre el EGM: “No me creo nada. Todo es un cuento. Que me den los oyentes que quieran”
J.J. Santos ya lo apuntaba ayer después de conocer los datos del primer EGM de 2011, que curiosamente contentó a todas las cadenas de radio españolas. “¿Son ciertas las citas de ejecutivos de cadenas de radio con gente de EGM para "redondear" datos en los días previos a hacerse público? ¿Es cierto que en esas citas las propias cadenas, con los márgenes que le dan los del EGM, "maquillan" algunas cifras de sus propios programas?”.
No era el único en verter críticas sobre el polémico informe de audiencias. “No me creo nada. Todo es un cuento. Que me den los oyentes que quieran”, confesaba a Vanitatis el periodista Carlos Herrera, cuyo programa Herrera en la Onda ha ganado 221.000 oyentes respecto al último EGM.
Asimismo, Twitter, que en los últimos meses se ha convertido en un importante baremo para testar la opinión pública sobre ciertas cuestiones, también era un vertedero de críticas al informe. “Yo estoy muy contento con el EGM porque nos dan 11.000 oyentes en un programa que no existe desde hace medio año”, afirmaba el periodista José Luis Poblador, conductor de En juego de Onda Madrid. “Patrocinios, publicidad, ingresos. Todos tan contentos y… a seguir bailando”, añadía.
“Lo normal es que, cuando se reúnen, el presidente de la radio le recuerde a la AIMC con cuánto dinero financian a la institución. Espero que no bajemos de X oyentes, no vaya a ser que a mí se me olvide que doy X dinero”, explicaban a Vanitatis miembros de una de estas radios.
¿Un informe fiable?
Hace ahora cinco años, el periodista José Antonio Abellán inició una investigación en la que pretendía demostrar la falta de rigor en los resultados de la audiencia del EGM. Para ello, el periodista reclutó a entrevistadores que actuaron en 19 ciudades españolas con el objetivo de desacreditar la validez del estudio de la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC).
La investigación dio sus frutos y Abellán reveló poco después que las encuestas del estudio no se cumplimentaban con datos reales, los formularios se rellenaban parcialmente y casi sin control y sólo se supervisaba el 4% de las encuestas. Sin embargo, la AIMC consideró que lo que habían hecho Abellán y la COPE era manipular “en el sentido amplio” los datos del EGM y expulsó a la cadena de los obispos. El enfado duró poco y meses después ambas acordaban “de mutuo acuerdo” el regreso de la cadena de radio a la organización.
No obstante, ya era demasiado tarde. La investigación de Abellán había calado en el sector y las dudas sobre el informe empezaron a producirse oleada tras oleada. Tampoco ha ayudado mucho el hecho de que el EGM esté financiado en parte por los propios medios, como explica la web Frecuencia Digital: “En el estamento B, que paga 6.800€, se encuentran 45 diarios, 35 revistas, 25 televisores”. O que las cadenas de televisión no confíen en el informe y prefieran medir sus audiencias a través de Kantar Media. De hecho, ayer ninguna de las cadenas generalistas mandó notas de prensa informando de estos datos.
Pero, ¿cómo se realiza?
Nacido en 1968, el Estudio General de Medios es, según la web de la AIMC, “un estudio poblacional en el que se busca una representación adecuada de la población, mediante un procedimiento de muestreo aleatorio polietápico y estratificado, definiéndose a los estratos por el cruce provincia-hábitat”. La representación, en todo caso, "es más una consecuencia que una premisa".
La muestra anual es de, aproximadamente, 30.000 individuos (entrevistas personales "face to face"), dividida en tres muestras (olas) de igual tamaño y diseño. A su vez, la muestra se subdivide en siete submuestras iguales, una para cada día de la semana, dado que se estudian medios de "aparición diaria" para los que el comportamiento de la audiencia difiere de unos días a otros.
Por otra parte, para algunos medios, existen ampliaciones muestrales dedicadas al medio en cuestión, que se añaden a las 30.000 entrevistas multimedia. El tamaño muestral del EGM le hace ser uno de los estudios de audiencia de mayor tamaño de los que se realizan en el mundo. Pero algunos expertos expresan dudas sobre la representatividad y rigor de estas investigaciones.
Vanitatis intentó ponerse ayer en contacto con algún representante de AIMC, algo que finalmente no fue posible. 
Televisión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios