TELEVISIÓN

Adriana Abascal, en '21 días con la fama'

Adela Ucar toma el testigo de Samanta Villar en '21 días' con un programa en el que ambas se sumergen en la vida de los famosos,

Foto: Adriana Abascal, en '21 días con la fama'
Adriana Abascal, en '21 días con la fama'
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    Adela Ucar toma el testigo de Samanta Villar en '21 días' con un programa en el que ambas se sumergen en la vida de los famosos, aunque la reportera debutante se confiesa con ganas de "vivir la realidad" de situaciones desconocidas, con una visión propia que se asemejaría a una "columna de opinión".

    Adela Ucar debuta en '21 días con la fama' (el próximo domingo en Cuatro a las 22:30 horas) acompañando a famosos como Adriana Abascal, ex esposa del ex presidente de Telefónica Juan Villalonga, o Nicolás Vallejo Nájera, esposo de la cantante Paulina Rubio, mientras Samanta Villar se pone en la piel de los paparazzi que les persiguen.

    Sobre las críticas que tildan a '21 días' como un espacio de tele-realidad, la nueva reportera ha asegurado que "es un programa riguroso", aunque en él cobre "protagonismo" el periodista que vive las situaciones, por lo que se asemejaría a "una columna de opinión" sobre los asuntos que aborda.

    Esta es la última entrega de esta temporada, con la que Samanta Villar concluye también su periplo en el que ha vivido como una drogadicta, una anoréxica, una ciega o una persona sin casa; son experiencias que han supuesto un "trabajo intenso", y que "sin duda, marcarán mi vida", ha confesado la reportera.

    Villar, que en septiembre presentará en Cuatro un programa de reportajes, ha añadido que el "exigente" trabajo de este programa, producido por "BocaBoca", le ha obligado a dejarse "la piel", aunque ha supuesto "un privilegio", por poder ser testigo de la realidad "en primera fila".

    Adela Ucar, su relevo en el programa que sigue el lema "no es lo mismo contarlo que vivirlo", ha incidido en su interés de "hacer más reales y humanas las vidas de personas que no conocemos", dedicarles mas tiempo "a convivir y sentir" sus experiencias.

    Ese sería uno de los "grandes atractivos" de '21 días' en un mundo televisivo donde los temas se abordan habitualmente "con más rapidez", ha dicho Ucar, para quien las experiencias que tendrá la ocasión de vivir serán "un lujo".

    No obstante, ni Adela Ucar ni el director de programa, David F. Miralles, han querido avanzar los asuntos que tratarán en las próximas entregas, que llegarán a cuatro en septiembre.

    Miralles sólo ha dicho que Adela comenzará a grabar el próximo lunes "el programa más duro que hemos hecho hasta ahora", para lo cual se desplazará fuera de España, continuando un periplo que ya inició Samanta Villar para acercarse al trabajo de una mujer en una mina boliviana.

    La nueva reportera de '21 días', acostumbrada a viajar como productora y realizadora de reportajes de viajes para el canal Discovery, no le teme a la dureza ni a las inclemencias del trabajo; "no soy escrupulosa", ha dicho Ucar, quien recordaba que ha pasado mucho tiempo fuera de casa por sus recientes trabajos en Cuba, Singapur o Australia, país este último donde residió un año.

    Adela Ucar prevé que lo más difícil será superar la ligazón emocional con las situaciones que vivirá; "alejarme de eso será duró y algo me afectará, obviamente", ha dicho la reportera.

    Villar confesó que, tras los procesos "personales y psicológicos" vividos en sus reportajes, lo más difícil ha sido, en ocasiones, "volver a casa" y, a modo de anécdota, recordó que, tras pasar 21 días en una chabola, donde dormía vestida, también lo hizo así el primer día que durmió en su cama.

    Precisamente, el programa alcanzó su techo de audiencia este curso con "21 día en una chabola", con un 19,4 %, para casi 2,5 millones de espectadores.

    Televisión
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios