Es noticia
China quiere expandir sus 'portaviones terrestres' usando túneles submarinos secretos
  1. Tecnología
  2. Novaceno
En el mar del Sur de China

China quiere expandir sus 'portaviones terrestres' usando túneles submarinos secretos

Científicos chinos han encontrado la manera de aumentar la extensión y la utilidad de sus polémicas islas artificiales del Pacífico sin tener que construir nada más en la superficie

Foto: Yongshu, una de las islas artificiales de China en el Mar de China Meridional. (Wikipedia - SkySat)
Yongshu, una de las islas artificiales de China en el Mar de China Meridional. (Wikipedia - SkySat)

Las islas artificiales que Pekín ha creado en los arrecifes de coral del mar del Sur de China se están quedando pequeñas ante el aumento de la capacidad militar del gigante asiático. Crear más islas sería tensar aún más la cuerda con los países vecinos en una región que está desde hace años al borde del conflicto bélico. Pero sus investigadores han ideado una solución que permite seguir expandiendo su territorio sin levantar más ampollas: hacer túneles bajo tierra con una nueva tecnología que permita las excavaciones sin miedo a que la frágil arena de coral se derrumbe.

China comenzó su expansión artificial en la cadena de arrecifes Spratly hace casi una década. Las tres mayores islas se llaman Meiji, también conocida como Mischief, Yongshu o Fiery Cross, y Zhubi, también llamada Subi. Para China, estas islas tienen un gran valor tanto económico como militar, ya que son una posición defensiva clave frente a las bases estadounidenses al este de Filipinas.

Foto: La formación estelar que forma parte del brazo espiral de Perseo en la Vía Láctea. (NASA/JPL-Caltech/UCLA)

Esas franjas de tierra albergan ahora aeródromos, asentamientos, plataformas de lanzamiento de misiles y otras infraestructuras. "A medida que aumentan las funciones que se exigen a las islas o arrecifes, se destina a ellas más personal y las instalaciones habitables en las islas se enfrentan a carencias", señalan los investigadores en un artículo revisado por pares y publicado en abril por la revista de la Universidad Oceánica de China del que se ha hecho eco el medio hongkonés South China Morning Post.

Además, los investigadores sostienen que un entorno subterráneo, alejado de las duras condiciones de la superficie (altas temperaturas, elevada humedad, niebla salina y fuerte radiación ultravioleta), podría prolongar la vida útil de instalaciones y equipos, aparte de aumentar su fiabilidad.

Islas con pies de coral

El problema que tiene Pekín es que estas islas se han construido usando arena del arrecife Spratly. Los ingenieros chinos extrajeron el coral del núcleo del arrecife y luego lo pulverizaron y apilaron para crear un anillo de tierra artificial a varios metros sobre el nivel del mar. Sin embargo, la construcción es demasiado frágil para hacer túneles por debajo usando las técnicas actuales. Las excavaciones podrían provocar filtraciones de agua o peligroso derrumbes.

El equipo de investigadores chino asegura haber desarrollado una técnica de ingeniería que puede superar todos estos problemas. La técnica consiste en inyectar una lechada mezclada con finas partículas de cemento en el subsuelo a través de tuberías verticales. Con la presión, dicen los investigadores, esta mezcla puede rellenar los huecos que hay entre los granos de arena de coral y solidificarse cuando el cemento fragua, creando una masa sólida como una roca.

La técnica se ha probado con éxito en el laboratorio con modelos a escala de las islas y la solidez que se consigue con este nuevo cemento permite excavar sin que haya inundaciones ni colapsos, aseguran sus creadores.

Cómo serán los túneles

Los investigadores señalan que los túneles se pueden construir en varias capas, lo que aumenta dramáticamente la superficie útil de la isla. El equipo sugiere que el nivel superior se puede usar como zona de habitable y de trabajo, mientras que el inferior se emplearía para almacenar armamento, como misiles o vehículos blindados.

placeholder Planos de construcción preliminares para las tres islas mayores. (Ocean University of China)
Planos de construcción preliminares para las tres islas mayores. (Ocean University of China)

El artículo, dice el South China Morning Post, asegura que los túneles de Meiji podrían utilizarse para almacenar materiales importantes y proporcionar refugio frente a condiciones meteorológicas extremas, mientras que en Zhubi podrían servir como viviendas y enlaces de transporte subterráneo. “En la isla de Yongshu se construirían bajo el aeropuerto y podrían servir para almacenar equipos y resguardarse de cargas de impacto instantáneas”, escriben los investigadores.

El estudio incluye diagramas con los planos de construcción preliminares para las tres islas mayores, con las ubicaciones aproximadas de los túneles marcadas y sugerencias sobre cómo podrían utilizarse. Aunque, los científicos admiten que estas propuestas son meras orientaciones para los ingenieros gubernamentales y militares y que no deben interpretarse como planos para su construcción real.

Las islas artificiales que Pekín ha creado en los arrecifes de coral del mar del Sur de China se están quedando pequeñas ante el aumento de la capacidad militar del gigante asiático. Crear más islas sería tensar aún más la cuerda con los países vecinos en una región que está desde hace años al borde del conflicto bélico. Pero sus investigadores han ideado una solución que permite seguir expandiendo su territorio sin levantar más ampollas: hacer túneles bajo tierra con una nueva tecnología que permita las excavaciones sin miedo a que la frágil arena de coral se derrumbe.

Tendencias de futuro
El redactor recomienda