Es noticia
Menú
Nuevos motores de combustión interna construidos con piezas de madera
  1. Tecnología
  2. Novaceno
fibras de madera reciclables

Nuevos motores de combustión interna construidos con piezas de madera

La compañía japonesa está empezando a sustituir algunos de los componentes de plástico de sus motores por otros más ligeros y reciclables hechos a base de resina de madera

Foto: El nuevo material se llama CNF y se fabrica amasando fibras de madera en resinas. (Reuters)
El nuevo material se llama CNF y se fabrica amasando fibras de madera en resinas. (Reuters)

El fabricante japonés Yamaha está empezando a sustituir algunos de los componentes de plástico de sus motores por otros hechos a base de una resina que se extrae de la madera. Estos componentes son más ligeros y fácilmente reciclables y pueden dar lugar a una nueva generación de motores para el transporte más eficientes y menos contaminantes que los actuales.

Foto: El caza turco autónomo Kizilelma en su primer vuelo. (Baykar)

El nuevo compuesto se llama CNF (composite de resina de nanofibras de celulosa) y se fabrica combinando las fibras de madera con resinas como el polipropileno. Este compuesto, dicen sus creadores, es un 25% más ligero que las resinas que se usan actualmente en los componentes de los motores, pero además es mucho más reciclable y, al sustituir al plástico, evita las emisiones de CO2 que se producen en su fabricación.

El plan de la compañía japonesa es utilizar los nuevos componentes en los motores de sus motos acuáticas a partir de 2024, aunque Yamaha también tiene en mente usarlos en sus motos de carretera y otros productos. El CNF no se utilizará para las piezas más importantes de los motores, sino que se reservará para fabricar carcasas de plástico, termostatos, bombas de agua o poleas de motor.

placeholder Así es la resina que se consigue con los CNF. (Yamaha)
Así es la resina que se consigue con los CNF. (Yamaha)

Las nuevas piezas han sido fabricadas por Nippon Paper Industries, una empresa con sede en Tokio que se especializa en la fabricación y distribución de productos de papel. Según ambas compañías, esta será la primera vez que se use el CNF para fabricar componentes para motores y aseguran que seguirán investigando en este tipo de materiales para ver dónde más puede utilizarse y qué otros componentes pueden fabricarse con ellos.

Nuevos materiales y reciclaje, clave para el futuro

El uso de materiales alternativos como el CNF puede reducir el peso total de los motores, haciéndolos más eficientes y aumentando su rendimiento de combustible. Además su forma de producción reduce la emisión de gases de efecto invernadero y son fácilmente reciclables.

Pero además de materiales para los motores necesitamos encontrar otros nuevos para fabricar componentes que son clave para los sistemas de transporte del futuro y las fuentes de energía renovables. La crisis de materiales es una de las grandes preocupaciones que tenemos en nuestro futuro más próximo y el tema principal del último episodio de nuestra miniserie Control Z: un futuro por deshacer. La transición a un sistema de transporte y energético libre de emisiones nos ha puesto en camino a una crisis de materiales dentro de unas pocas décadas.

La escasez de materias como el litio, el cobalto o el neodimio, nos cuenta el Dr. Solomon Asfaw — experto en baterías, profesor de economía solar e investigador de la universidad de LUT en Finlandia —, es extremadamente preocupante. Según Asfaw, no podemos seguir pensando en mantener la progresión actual en la fabricación de vehículos eléctricos. Es imposible, dice, que esto se pueda realizar con las reservas de litio, cobalto y otros elementos necesarios para las baterías de ión de litio que mueven no sólo estos coches, sino también toda nuestra electrónica sin excepción.

“Hasta 2050 no vemos muchos problemas mientras se desarrolle el reciclaje. Pero si no hay reciclaje, entonces podría haber incluso una breve caída antes de 2050”. La fecha límite, afirma el investigador en un estudio publicado en Nature, sería entonces el 2040.

Países como China ya están tomando posiciones. El país asiático se está haciendo con el control de las mayores reservas mundiales de materiales como el litio y las tierras raras que son fundamentales para el funcionamiento del coche eléctrico y las energías renovables. Encontrar alternativas de materiales y nuevas tecnologías para el reciclaje y ponerlas en marcha en menos de una década será clave para evitar el desastre económico y la desestabilización geopolítica mundial.

El fabricante japonés Yamaha está empezando a sustituir algunos de los componentes de plástico de sus motores por otros hechos a base de una resina que se extrae de la madera. Estos componentes son más ligeros y fácilmente reciclables y pueden dar lugar a una nueva generación de motores para el transporte más eficientes y menos contaminantes que los actuales.

Investigación Transporte
El redactor recomienda