Es noticia
Menú
La pintura más blanca jamás creada puede ahorrar energía en el transporte
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Nueva versión más ligera

La pintura más blanca jamás creada puede ahorrar energía en el transporte

La pintura más blanca del mundo es ahora tan fina y ligera que podrá aplicarse en coches y aviones para ahorrar grandes cantidades de energía en climatización

Foto: Vuelo comercial. (iStock)
Vuelo comercial. (iStock)

Los investigadores de la Universidad de Purdue, en EEUU, que crearon la pintura blanca más blanca del mundo, han conseguido mejorar su receta. Su anterior pintura es capaz de limitar la incidencia de la radiación del Sol y reducir el consumo de aire acondicionado cuando se aplica a los tejados de las casas y otras superficies. La nueva versión, presentada recientemente, es más ligera y necesita menos capas para ser efectiva, por lo que puede usarse ahora para reducir el consumo energético de medios de transporte como aviones, trenes y coches.

Foto: El Entropy Vest está diseñado para usarlo debajo de la ropa. (Petit Pli)

Nuestros antepasados llevan cientos de años pintando de blanco sus casas para controlar la temperatura de su interior. Sin embargo, lo que usaban nuestros abuelos para blanquear sus muros y sus tejados no contenía las partículas de sulfato de bario que han añadido los ingenieros de Purdue a su pintura y que convierte las superficies en algo extremadamente reflectante. Tal y como explicaron en su presentación, la pintura tiene una alta concentración de partículas de diferentes tamaños que le proporciona una dispersión espectral más amplia que contribuye a una mayor reflectancia. Esto provoca que el calor no llegue de la misma manera al interior de una casa, por ejemplo, y se produzca una refrigeración que en muchos casos es mayor que la de los aires acondicionados convencionales.

"Si se utilizara esta pintura para cubrir una superficie de techo de unos 1.000 pies cuadrados (93 m2), calculamos que se podría obtener una potencia de refrigeración de 10 kilovatios. Eso es más potente que los aires acondicionados centrales que se utilizan en la mayoría de las casas", comentaba en su momento Xiulin Ruan, profesor de ingeniería mecánica de Purdue y uno de los autores principales del descubrimiento.

placeholder Xiulin Ruan y su blanco blanquísimo (Purdue University/Jared Pike)
Xiulin Ruan y su blanco blanquísimo (Purdue University/Jared Pike)

La pintura ofrece una reflectividad del 98,1%, muy por encima de las pinturas reflectantes comerciales. Según los investigadores, en las noches de verano las superficies tratadas con este producto se mantienen 10,5 grados celsius más frías y 4,5 a mediodía. En invierno, con temperaturas ambiente de 6 grados celsius y menos incidencia del sol, los investigadores encontraron resultados similares y la pintura consiguió mantener una temperatura en su superficie 10 °C más fría que otras a su alrededor.

Sin embargo para conseguir ese efecto hace falta aplicar una gruesa capa de pintura, algo que en el caso de transportes como el avión puede suponer un peso excesivo que incremente el consumo energético y de combustible. "Para conseguir este nivel de enfriamiento radiativo por debajo de la temperatura ambiente tuvimos que aplicar una capa de pintura de al menos 400 micras de grosor", dice ahora Ruan. "Eso está bien si se pinta una estructura estacionaria robusta, como el tejado de un edificio. Pero en las aplicaciones que tienen requisitos precisos de tamaño y peso, la pintura tiene que ser más fina y ligera".

placeholder La cámara de infrarrojos muestra como la pintura blanca (el cuadrado morado oscuro del centro) enfría el tablero  (Purdue University/Jared Pike)
La cámara de infrarrojos muestra como la pintura blanca (el cuadrado morado oscuro del centro) enfría el tablero (Purdue University/Jared Pike)

La nueva receta, dicen, usa nitruro de boro en forma de “nanoplaquetas” hexagonales como agente reflectante, una estructura más eficiente que las nanopartículas esféricas que se utilizan tradicionalmente. Como resultado, este material tiene una reflectividad un poco menor que la anterior versión —un 97,9 por ciento en lugar de un 98,1—, pero pesa un 80 por ciento menos y funciona en capas de 150 micras de espesor.

"Esta ligereza abre las puertas a todo tipo de aplicaciones", afirma George Chiu, profesor de ingeniería mecánica de Purdue y autor junto a Ruan de un artículo publicado hace un par de días en la revista Cell Reports Physical Science. "Ahora esta pintura tiene el potencial de refrigerar los exteriores de aviones, coches o trenes. Un avión que esté en la pista en un día caluroso de verano no tendrá que hacer funcionar el aire acondicionado con tanta intensidad para enfriar el interior, lo que supondrá un gran ahorro de energía. Las naves espaciales también tienen que ser lo más ligeras posible y esta pintura puede formar parte de ello".

placeholder La nueva pintura es más fina y pesa un 80 por ciento menos. (Purdue University)
La nueva pintura es más fina y pesa un 80 por ciento menos. (Purdue University)

Los investigadores aseguran que ya han solicitado la patente para esta nueva pintura y han comenzado los contactos con diversas empresas para proceder a su comercialización.

"El uso de esta pintura ayudará a enfriar las superficies y a reducir en gran medida la necesidad de aire acondicionado", asegura Ruan. "Esto no sólo ahorra dinero, sino que reduce el uso de energía, lo que a su vez reduce las emisiones de gases de efecto invernadero. Y, a diferencia de otros métodos de refrigeración, esta pintura irradia todo el calor al espacio profundo, lo que también enfría directamente nuestro planeta. Es increíble que una pintura pueda hacer todo eso".

Los investigadores de la Universidad de Purdue, en EEUU, que crearon la pintura blanca más blanca del mundo, han conseguido mejorar su receta. Su anterior pintura es capaz de limitar la incidencia de la radiación del Sol y reducir el consumo de aire acondicionado cuando se aplica a los tejados de las casas y otras superficies. La nueva versión, presentada recientemente, es más ligera y necesita menos capas para ser efectiva, por lo que puede usarse ahora para reducir el consumo energético de medios de transporte como aviones, trenes y coches.

Investigación Energía Transporte
El redactor recomienda