Es noticia
Menú
El ingenioso molino de viento que produce el doble de energía
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Turbinas contrarrotatorias

El ingenioso molino de viento que produce el doble de energía

Las turbinas eólicas no han cambiado en décadas. Ahora, una nueva compañía noruega afirma que su nuevo diseño puede duplicar la potencia eléctrica de esta energía renovable

Foto: Imagen de las nuevas turbinas contrarrotatorias que pueden doblar la producción de energía eólica. (World Wide Wind)
Imagen de las nuevas turbinas contrarrotatorias que pueden doblar la producción de energía eólica. (World Wide Wind)

Una compañía afirma haber desarrollado un nuevo molino de viento que revolucionará la producción de energía eólica mundial, pasando de los 16 megavatios de la turbina más grande del mundo a una potencia máxima de 40 megavatios por unidad. Si es cierto, será una máquina ingeniosa y formidable, aunque ahora mismo ofrece tantas incógnitas técnicas como promesas.

Foto: Ilustración puramente conceptual de un objeto más brillante que cualquier otra estrella.

La compañía se llama World Wide Wind, una ‘startup’ basada en Noruega, un país que ha apostado fuerte por su parque eólico marino gracias a las condiciones ofrecidas por el Mar del Norte. El estado noruego ha fijado su objetivo de producción en los 30.000 megavatios para 2040 y el interés empresarial por la energía eólica es tan enorme que hay lista de espera para probar nuevas tecnologías en su costa.

Cómo funciona

En vez de usar un modelo horizontal convencional — HAWT or ‘turbinas de viento de eje horizontal’ en sus siglas en inglés — su nuevo diseño es de eje vertical (VAWT). Aunque el concepto de las turbinas de eje vertical no es nuevo, la arquitectura de esta máquina es radicalmente diferente a lo que estamos acostumbrados en este tipo de diseño. Según sus creadores, es esta nueva estructura la que hace que esta turbina sea mucho más potente y escalable que otras soluciones.

Como explican en esta entrevista para Recharge — una publicación especializada en la industria energética — el diseño emplea dos rotores coaxiales o contrarrotatorias montados en un eje vertical.

placeholder Vista completa del molino. (World Wide Wind)
Vista completa del molino. (World Wide Wind)

Cada rotor tiene tres palas barren una zona cónica invertida gracias a su forma en V, que hace recordar los brazos de un árbol mecánico. La turbina superior está conectada a un eje interior que hace las veces de rotor en el generador eléctrico. La turbina inferior hace de estátor, la parte del generador que contiene las bobinas y que se mantiene estática en la mayoría de los generadores. En este caso, el estátor se mueve al lado contrario del rotor, doblando la velocidad relativa de los ejes y, por tanto, la capacidad de generación eléctrica del sistema.

El generador no está en la parte superior del mástil, como el de una turbina HAWT convencional, sino en la base, junto al lastre y el resto de componentes del sistema. Su peso contribuye a la estabilidad del sistema, garantizando que la torre no vuelque por mucho que el océano se encabrite, según sus ingenieros. Este diseño, aseguran, también lo hace más resistente a las vibraciones y posibles roturas que los sistemas HAWT.

placeholder Diagrama de la estructura del molino. (World Wide Wind)
Diagrama de la estructura del molino. (World Wide Wind)

Lógicamente, el mástil no se mantiene recto como en las torres convencionales. De hecho, esa movilidad del conjunto para poder operar en casi cualquier ángulo es fundamental para su operativa. La compañía afirma que la máquina puede orientarse automáticamente según sopla el viento y absorber su energía desde cualquier ángulo imaginable, garantizando siempre el máximo rendimiento posible.

Ventajas e incógnitas

Las ventajas sobre las turbinas tradicionales son muchas. Aparte del incremento radical de potencia generada, los rotores contrarrotatorios también contribuyen a reducir las turbulencias típicas de las turbinas horizontales, afirman. Eso lo hace particularmente escalable en dos sentidos.

El primero, según sus inventores, es el tamaño: puede llegar a los 400 metros de altura para lograr esos 40 megavatios teóricos. La turbina más grande del planeta — la MySE 16.0-242 china — genera 16 megavatios con palas monstruosas de 118 metros y una altura total de 242 metros. El segundo es la densidad del parque eólico. Al contrario que las HAWT, que necesitan una gran distancia entre ellas para evitar el efecto de las turbulencias, World Wide Wind afirma que sus máquinas pueden desplegarse de forma mucho más compacta, aumentando la producción de energía también por metro cuadrado utilizado.

placeholder Una de las ventajas del sistema es la densidad del parque eólico, mucho mayor que los tradicionales, gracias a la reducción de turbulencias. (World Wide Wind)
Una de las ventajas del sistema es la densidad del parque eólico, mucho mayor que los tradicionales, gracias a la reducción de turbulencias. (World Wide Wind)

Según la empresa escandinava, tendrán un modelo de 3MW en 2026 y otro de 40MW en 2029, pero todavía hay muchas preguntas sin respuesta. Aunque están asociados con la prestigiosa Universidad de Uppsala — así como varias compañías del sector energético y de la energía eólica del país, incluyendo la organización Norwegian Energy Partners, dedicada a la comercialización internacional de las tecnologías energéticas del país escadinavo — no mencionan ningún experimento que valide su diseño, por ejemplo. Tampoco dan detalles sobre su estrategia de mantenimiento o la durabilidad del sistema o los materiales que van a necesitar.

Lo que sí dicen es que su objetivo es tener un coste nivelado de energía de menos de 50 dólares por megavatio hora. Como apunta New Atlas, esto es menos de la mitad de lo que EEUU espera de su parque eólico para 2027 y menos del mínimo de 56 dólares por MWh del gas natural en 2017. Sin duda, una tecnología revolucionaria — si son capaces de ponerla en marcha como dicen. Esperemos que 2029 no sea demasiado tarde.

Una compañía afirma haber desarrollado un nuevo molino de viento que revolucionará la producción de energía eólica mundial, pasando de los 16 megavatios de la turbina más grande del mundo a una potencia máxima de 40 megavatios por unidad. Si es cierto, será una máquina ingeniosa y formidable, aunque ahora mismo ofrece tantas incógnitas técnicas como promesas.

Energía eólica Energía
El redactor recomienda