Es noticia
Menú
China ya tiene un nuevo 'caza invisible' para su nuevo portaaviones
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Rival y clon del F-35

China ya tiene un nuevo 'caza invisible' para su nuevo portaaviones

Imágenes del nuevo caza ‘invisible’ chino han circulado recientemente en las redes sociales. Las modificaciones que se aprecian en las fotos indican que el avión está ya en la fase de prototipo

Foto: Primeras imágenes del nuevo caza invisible chino. (Weibo)
Primeras imágenes del nuevo caza invisible chino. (Weibo)

Una nueva imágen que ha corrido estos días por las redes sociales chinas demuestra que el país asiático está cerca de poner en servicio su nuevo caza ‘invisible’ J-35, un nuevo avión de combate que se une a su actual J-20 para rivalizar con los F-22 Raptor y los F-35 americanos en el pacífico. El prototipo chino es de hecho muy similar al de los F-35 de los EEUU y hay indicios que apuntan a que podría estar basado en diseños robados al ejército norteamericano.

Foto: El X-37B, el avión espacial experimental de la USAF. (NASA)

La nueva imagen del prototipo del J-35 lleva varios días circulando por Weibo, la popular red social china, y es la más nítida que se ha visto hasta la fecha. Y, según Naval News, la foto fue tomada en las instalaciones de pruebas del Harbin Aircraft Industry Group, en la ciudad china de Harbin.

Este nuevo avión es similar a su anterior modelo de caza invisible, el J-20, pero servirá con la Fuerza Aérea de la Armada del Ejército Popular de Liberación por su capacidad de despegar y aterrizar en portaaviones como el flamante tipo 003 de la clase Fujian, el más avanzado del mundo.

Cómo es el nuevo J-35

Según explica Naval News, la configuración de la cabina y su apertura es similar a la del F-35. El nuevo caza chino cuenta con un sensor IRST bajo el morro con un aspecto exterior y funciones parecidas al Sistema de Objetivos Electro-Opticos (EOTS) del F-35 —que otorga al avión más precisión aire-aire y aire-superficie para alcanzar sus objetivos—. La cabina de mando muestra la presencia de un antiguo visor de cabeza (HUD), mientras que en el F-35, el HUD se sustituye por un avanzado sistema de visualización que va instalado en el casco (HMDS).

También tiene dos motores que llevan toberas en forma de dientes de sierra que ayudan a reducir la huella de calor y, por tanto, hacerlo más invisible a los detectores de espectro infrarrojo. Su tren de aterrizaje principal está reforzado para permitir las operaciones CATOBAR (despegue y aterrizaje desde la cubierta del portaaviones), aunque como apunta Naval News, el tren de aterrizaje delantero está oculto por un técnico y no se puede asegurar la presencia de la barra de lanzamiento que se usa para el despegue con catapulta. Imágenes anteriores sí que mostraban esa barra de lanzamiento en el tren de aterrizaje delantero del J-35, con lo que es de suponer que el nuevo modelo también lo lleve.

Además, la cúpula del radar situada en el morro parece estar inclinada, lo que podría indicar la presencia de una antena de radar AESA (Active Electronically Scanned Array) que se puede apuntar en distintas direcciones sin necesidad de mover la antena físicamente. La punta del estabilizador vertical muestra el logotipo del 'tiburón volador', que se suele ver en los cazas J-15 de los portaaviones chinos.

Sube la tensión en zona Asia-Pacífico

La similitudes entre este avión, y del modelo anterior, el J-20, con el F-35 del ejército de los EEUU se puede deber, como sugiere el Washington Post, al robo de ficheros y de datos del diseño del caza americano por parte de un grupo de hackers del país asiático. El acceso a estos datos por parte de la industria aeronáutica china les permitiría haberse ahorrado un gran número de pruebas gracias al trabajo previo de los norteamericanos.

placeholder El fuselaje original del FC-31 (2014), el FC-31 revisado (2016), el primer prototipo del J-35 (2021) y la última foto del J-35.
El fuselaje original del FC-31 (2014), el FC-31 revisado (2016), el primer prototipo del J-35 (2021) y la última foto del J-35.

El J-35 es una versión mejorada del J-31, fabricado igual que los anteriores por la Shenyang Aircraft Corporation china. El J-31 estaba pensado para su venta en el exterior, pero debido a sus problemas de rendimiento y el escaso empuje de su motor no llegó a interesar a los compradores. También fue rechazado por la propia Armada del ejército asiatico, aunque ahora, con el aumento de la tensión con EEUU en la región del pacífico occidental, se ha recuperado el diseño por su capacidad de despegar y aterrizar desde los portaaviones.

Cuando este modelo entre en producción, China tendrá a su disposición dos cazas, el F-35 y el J-15T de última generación para operar desde sus portaaviones y con los J-20 para despegar desde tierra. Esto les podría a la altura de EEUU —que cuenta con los F-35 y los F/A-18 Super Hornet para despegar desde los portaaviones y los F-22 Raptor con base en tierra— en un posible enfrentamiento en la zona del pacífico.

Una nueva imágen que ha corrido estos días por las redes sociales chinas demuestra que el país asiático está cerca de poner en servicio su nuevo caza ‘invisible’ J-35, un nuevo avión de combate que se une a su actual J-20 para rivalizar con los F-22 Raptor y los F-35 americanos en el pacífico. El prototipo chino es de hecho muy similar al de los F-35 de los EEUU y hay indicios que apuntan a que podría estar basado en diseños robados al ejército norteamericano.

Militar Aeronáutica Tecnología
El redactor recomienda