Es noticia
Menú
El rascacielos de 120 kilómetros de largo que costará 1 billón de euros
  1. Tecnología
  2. Novaceno
50 años en construcción

El rascacielos de 120 kilómetros de largo que costará 1 billón de euros

Arabia Saudí sigue adelante con su proyecto Neom, una megalópolis del futuro que contendrá una de las construcciones más ambiciosas de la historia de la civilización

Foto: Vista lateral del Mirror Line.
Vista lateral del Mirror Line.

Este es el Mirror Line, un rascacielos horizontal que medirá 120 kilómetros de largo y casi medio kilómetro de altura. No es el sueño de un estudiante de arquitectura bajo el efecto de drogas psicotrópicas, sino un proyecto real que costará un billón de euros y podría estar en pie en ‘solo’ 50 años.

Un billón de euros que pagará el Gobierno de Arabia Saudí, según un reportaje del 'Wall Street Journal', a instancia de Mohammed bin Salman, el dictador árabe que quiere que su país deje de depender del petróleo. Su apuesta para conseguirlo es Neom, una ciudad cuya idea anunció en enero de 2021, quizá movido por la movilidad laboral que trajo la pandemia. En Neom vivirán en teoría cinco millones de personas y, se supone, será un gran centro económico mundial.

Foto: Uno de los interceptores de misiles de EEUU probado con éxito por primera vez hace cinco años. (USAF)

Ahora, Bin Salman acaba de anunciar que el eje central de Neom será el rascacielos Mirror Line —o sencillamente La Línea—, un proyecto que rivalizará con las pirámides de Egipto y será “una revolución de la civilización que pondrá a los humanos en primer lugar”, según las palabras del príncipe saudí que ordenó el brutal asesinato y descuartizamiento del periodista del 'Washington Post' Jamal Khashoggi en 2018.

La primera megalópolis del futuro…

The Line es un edificio singular, no una serie de edificios consecutivos ensamblados uno al lado del siguiente. La prueba, afirman sus promotores, es que tendrán que construir un armazón a lo largo de sus 120 kilómetros de extensión para ofrecer unos cimientos totalmente planos y horizontales donde poder levantar el edificio, compensando la curvatura de la Tierra, que se arquea unos 20 centímetros por kilómetro.

No habrá coches ni contaminación, aseguran. Sus dos bloques paralelos —cada uno de 488 metros de altura, más de 40 por encima del Empire State Building— unirán el golfo de Aqaba con el desierto a través de una cadena montañosa. En el desierto habrá algo que llaman ‘aerotrópolis’, un suburbio de Neom construido en torno a un aeropuerto futurista que unirá a la nueva ciudad con el resto del mundo. En total, serán 170 kilómetros de longitud, una distancia equivalente al trayecto de Madrid a Valladolid.

placeholder El edificio Mirror Line es tan grande que contará con un campo de fútbol.
El edificio Mirror Line es tan grande que contará con un campo de fútbol.

Según la información del 'Wall Street Journal', que ha tenido acceso a cientos de páginas de documentos que describen el proyecto en detalle, la ciudad contará con un sistema de trenes de alta velocidad subterráneos que conectarán una punta del Mirror Line con la otra en solo 20 minutos.

El rascacielos horizontal tendrá enormes jardines por todas partes, así como granjas verticales donde cultivarán las verduras y frutas que consumirán sus habitantes. El edificio también tendrá su propio estadio de fútbol y, en la parte del golfo, debajo del armazón que sostiene el edificio, habrá un puerto deportivo cubierto.

placeholder Una vista aérea del tamaño total del desarrollo de la ciudad Neom.
Una vista aérea del tamaño total del desarrollo de la ciudad Neom.

… o un espejismo en el desierto

Según apunta el diario económico neoyorquino, la estructura “no se parecerá a nada en el mundo” si es que “consiguen construirla”. Javier Quintana de Uña —director ejecutivo de la organización no gubernamental Consejo de Edificios Altos y Hábitat Urbano en Chicago— declaró al diario que “van a hacer algo que nunca se ha hecho antes”.

Los expertos consultados por el WSJ afirman que los ingenieros se enfrentarán a retos que van desde la gestión medioambiental —que afectará al paso de “millones de aves migratorias” por la zona— a unos plazos imposibles. También dicen que, a pesar de los grandes espacios con los que contará esta alargada metrópolis, mucha gente podría tener miedo de vivir en un sitio así después de la pandemia. Todo esto sin contar con el boicot en protesta de las brutales prácticas de Arabia Saudí y el propio Bin Salman por parte de la gran mayoría de compañías multinacionales que probablemente deberían ser inquilinos de Neom para que esta triunfe.

placeholder Vista longitudinal del rascacielos de 170 kilómetros de largo y más alto que el Empire State Building.
Vista longitudinal del rascacielos de 170 kilómetros de largo y más alto que el Empire State Building.

Sea como sea, Bin Salman está empeñado en que esta megalópolis esté terminada en 2030, movido por la envidia que le causa Dubái, a la que pone como ejemplo de rapidez y gran ambición, asegura el 'Wall Street Journal'. Muchos consideran que esa fecha es una meta imposible. De hecho, aunque quizá los primeros módulos podrían empezar a ser ocupados cuando quiere el dictador saudí, la ciudad no estará terminada hasta dentro de 50 años.

Pero da igual lo que tarde o lo que cueste. Bin Salman ya se lo dijo a los ingenieros en una reunión privada, según informó el WSJ el año pasado: “Quiero construir mis pirámides”. Si al final tardan cinco décadas, a lo mejor a este faraón también le enterrarán en Neom, quizá junto con todos los ‘esclavos’ que se utilicen en su construcción.

Este es el Mirror Line, un rascacielos horizontal que medirá 120 kilómetros de largo y casi medio kilómetro de altura. No es el sueño de un estudiante de arquitectura bajo el efecto de drogas psicotrópicas, sino un proyecto real que costará un billón de euros y podría estar en pie en ‘solo’ 50 años.

Tecnología
El redactor recomienda