Es noticia
Menú
El cambio radical de la agencia espacial rusa que puede cambiar su relación con la NASA
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Despide a Dmitry Rogozin

El cambio radical de la agencia espacial rusa que puede cambiar su relación con la NASA

Dmitry Rogozin sale de la agencia espacial rusa Roscosmos para ser reemplazado por un militar feroz con experiencia tecnológica y de defensa: Yuri Ivanovich Borisov

Foto: Vladimir Putin dando la mano al nuevo jefe de Roscosmos, Yuri Ivanovich Borisov. (Kremlin)
Vladimir Putin dando la mano al nuevo jefe de Roscosmos, Yuri Ivanovich Borisov. (Kremlin)

Se acabó el circo en Roscosmos. Vladimir Putin ha destituido a Dmitry Rogozin, un político ruso con un largo historial de corrupción, incompetencia y amenazas a occidente, para recolocarlo en la administración de los territorios ocupados en Ucrania. En su lugar ha puesto a un personaje que es todo lo contrario, un serio exmilitar con mano de hierro y el pecho alicatado de medallas llamado Yuri Ivanovich Borisov.

Foto: Primeras imágenes del nuevo caza invisible chino. (Weibo)

La NASA probablemente respira aliviada a estas horas. Rogozin — que anteriormente fue embajador de Rusia ante la OTAN para después convertirse en Viceprimer Ministro de Rusia a cargo de la industria de defensa de 2011 a 2018 — no ha cesado de subir la tensión con la agencia espacial americana y los EEUU en general, lanzando violentos órdagos verbales e incluso atacando a Elon Musk después de que éste enviara antenas de su internet espacial Starlink.

Putin ya había puesto sobre aviso a Rogozin por su incompetencia al frente de Roscosmos, llamándole la atención en público a la vez que reducía el presupuesto de la agencia espacial rusa para dedicarlo al desarrollo de sus ‘wunderwaffe’, las armas fantásticas del ‘día del juicio final’ con las que, al más puro estilo del régimen tardonazi, quiere ganar la ‘guerra fría’ a EEUU y la OTAN.

placeholder De izquierda a derecha: Rogozin con parka de Roscosmos, Putin y Lukashenko (EFE)
De izquierda a derecha: Rogozin con parka de Roscosmos, Putin y Lukashenko (EFE)

Sorprendentemente, Putin no le ha ‘mandado a Siberia’ por sus desmanes ni por las denuncias de una corrupción galopante. Según los analistas, Rogozin es el culpable de llevar a la agencia rusa al borde del desastre. Tanto que las potencias espaciales y expertos del sector occidentales consideran ya a los rusos como un peligro para la seguridad de sus misiones espaciales. Douglas Loverro — antiguo jefe del programa espacial tripulado de la NASA — lo ha dicho claramente: Roscosmos es una agencia espacial fallida gracias a su director. “Rogozin la ha liado. Hay falta de fondos, falta de un objetivo claro”.

Historial fallido y corrupto

Según la Planetary Society — una organización no gubernamental dedicada al seguimiento y fomento de la exploración espacial con fines científicos — de 2011 a 2016 los rusos tuvieron 15 problemas graves en sus cohetes que acabaron en la destrucción o inutilización de satélites y naves de carga. El 28 de noviembre de 2017 hubo otra gran pifia en la que los rusos perdieron uno de sus satélites para la observación atmosférica y 20 microsatélites más por “un fallo humano”. El mes siguiente también perdieron la conexión con un satélite de comunicaciones que habían construido para Angola.

placeholder Uno de los agujeros en la Soyuz, que al parecer estaba tapado con pegamento (NASA)
Uno de los agujeros en la Soyuz, que al parecer estaba tapado con pegamento (NASA)

Mucho más grave fue el episodio todavía no explicado del 29 de agosto de 2018, cuando la ISS comenzó a perder oxígeno por un agujero en la nave Soyuz MS-09 conectada a la estación. Unos meses más tarde una Soyuz MS-10 tuvo que abortar el lanzamiento dos minutos después de la ignición. Y el último episodio de ineptitud grave llegó con Nauka, un módulo anticuado que tenía que haber llegado a la ISS en 2007. Después de 14 años de parches y con la garantía de sus motores y otros componentes literalmente caducada, un cohete Protón lo puso en órbita el 29 de julio de 2021. El problema surgió cuando el módulo empezó a disparar sus retrocohetes a lo loco — los de la garantía caducada — lanzando a la estación espacial en un peligroso giro descontrolado.

Mientras, sus abusos de poder y el uso de los recursos de Roscosmos para beneficio personal – que incluye la construcción de una mansión, cochazos y demás prebendas injustificadas mientras sus programas espaciales languidecen por falta de fondos — han sido denunciados en varias ocasiones por ingenieros de la agencia que luego desaparecen de sus puestos por ejecución sumaria administrativa.

placeholder Una obsoleta nave Soyuz atracada en el obsoleto módulo Nauka (NASA)
Una obsoleta nave Soyuz atracada en el obsoleto módulo Nauka (NASA)

A todo esto se le añaden sus amenazas reiteradas una y otra vez. Rogozin ha llegado a sugerir que iban a derribar la Estación Espacial Internacional después de que Rusia invadiera Ucrania. También dijo que iba a dejar a un astronauta americano en la ISS a pesar de que tenían un compromiso en firme para devolverlo a la Tierra en una cápsula Soyuz. Incluso llegó a ponerse en modo matón de colegio cuando aseguró en Twitter que tres de sus cosmonautas en ruta hacia la ISS tenían “ganas de pelea”.

Las amenazas de Rogozin y los repetidos fallos rusos forzaron a la agencia espacial estadounidense a poner en marcha su plan para cortar su última atadura con Rusia en la ISS. A finales de Julio, EEUU demostró que no necesita a Rusia para mantener la Estación Espacial Internacional en órbita, garantizando así su seguridad después de las amenazas de Rogozin: una nave espacial de carga Cygnus disparó su motor principal para elevar la estación a su altitud habitual, aproximadamente 402 kilómetros sobre la Tierra, una maniobra que fue un éxito y demostró que el carguero espacial puede hacer las veces de remolcador espacial por primera vez, rompiendo el último nexo de unión con Roscosmos.

El nuevo jefe

Es difícil imaginar que alguien lo vaya a hacer peor que Rogozin y, con las credenciales del nuevo director de Roscosmos, parece imposible. Según el perfil de Yury Ivanovich Borisov en Global Security, es un militar serio, con una gran preparación técnica y con experiencia en la gestión de grandes organizaciones.

placeholder Yuri Ivanovich Borisov en foto oficial con uniforme militar.
Yuri Ivanovich Borisov en foto oficial con uniforme militar.

“Borisov se graduó en la Escuela Militar Kalinin Suvorov en 1974”, dice Global Security, “la Escuela Pushkin del Comando Superior de Radioelectrónica de Defensa Aérea en 1978 y la Universidad Estatal MV Lomonosov de Moscú en 1985”, estudiando un grado de matemáticas en la facultad de cibernética y matemáticas computacionales.

De 1978 a 1998 sirvió como oficial en las Fuerzas Armadas de la URSS y la Federación de Rusia, pasando por varios grados militares. Recibió la Orden del Mérito para la Patria, IV grado, la Orden de Alexander Nevsky, la Orden de Honor, la Orden de Servicio para la Madre Patria en las Fuerzas Armadas del III grado y una serie de medallas. También es ganador del Premio Estatal lleva el nombre del legendario militar jefe de los Ejércitos de la Unión Soviética en la Segunda Guerra Mundial, el Mariscal G.K. Zhukov.

placeholder Putin y Borisov en el lado izquierdo de la fotografía. (Kremlin)
Putin y Borisov en el lado izquierdo de la fotografía. (Kremlin)

Según la revista del Ejército ruso, apunta Global Security, Borisov supuestamente llevó a buen puerto “el programa de armas más exitoso de todos los tiempos después de la caída de la Unión Soviética” como responsable de vigilar el desarrollo del complejo militar industrial ruso ya bajo el régimen de Vladimir Putin. “Fue Borisov quien logró construir un sistema de trabajo para implementar el programa”, dice la publicación, “y Borisov restableció las relaciones de cooperación entre el Ministerio de Defensa y los [complejos] industriales".

No sabemos hasta qué punto esto es bombo y platillo. El colapso de la industria armamentística rusa no se parece en nada al éxito al que apunta un medio oficial ruso. Pero lo que está claro es que Borisov tiene muy poco que ver con su antecesor. Aunque tenga aspecto de morlaco serio y amenazante, parece un hombre serio y competente que no se va a dar a los excesos verbales de su antecesor. Habrá que esperar a ver cómo se comporta y que no vayamos de Guatemala a Guatepeor.

Se acabó el circo en Roscosmos. Vladimir Putin ha destituido a Dmitry Rogozin, un político ruso con un largo historial de corrupción, incompetencia y amenazas a occidente, para recolocarlo en la administración de los territorios ocupados en Ucrania. En su lugar ha puesto a un personaje que es todo lo contrario, un serio exmilitar con mano de hierro y el pecho alicatado de medallas llamado Yuri Ivanovich Borisov.

Vladimir Putin Espacio
El redactor recomienda