Es noticia
Menú
La batería gigante oculta en los Alpes suizos se pone en marcha
  1. Tecnología
  2. Novaceno
20 millones de kilovatios-hora

La batería gigante oculta en los Alpes suizos se pone en marcha

Este enorme acumulador de energía ‘verde’ está situado en los Alpes suizos y utiliza dos grandes piscinas a diferente altura para poder almacenar hasta 20 millones de kilovatios-hora

Foto: La nueva 'batería' europea en los Alpes. (Nant de Drance)
La nueva 'batería' europea en los Alpes. (Nant de Drance)

Tras 14 años en construcción, Suiza ya tiene listo su nuevo sistema de almacenamiento que guarda el excedente de energía producido por las renovables y lo libera a la red eléctrica cuando hay escasez. Esta nueva ‘batería’ de agua, que según informa Euronews empezó a funcionar el primero de este mes, es uno de los sistemas de almacenamiento por bombeo con más capacidad del mundo.

Foto: Uno de los diseños barajados para el H-20.

El problema de la intermitencia de las fuentes de energía renovables se está solucionando con nuevos sistemas de almacenamiento que nutren la red eléctrica cuando no sopla el viento o no llegan los rayos del sol. Aquí ya hemos visto alguna de las soluciones más novedosas que buscan dejar atrás las contaminantes baterías tradicionales —como una ‘batería’ de CO2 o esta otra que usa los ascensores de los rascacielos—, pero el nuevo sistema de almacenamiento con agua que acaba de estrenar Suiza no solo no genera emisiones sino que tiene una capacidad sorprendentemente grande.

Cómo funciona

El sistema que utiliza esta central hidroeléctrica de bombeo reversible no es nuevo, de hecho en España ya tenemos instaladas varias centrales similares. Para que funcione hacen falta dos embalses de agua a distintos niveles de altura. Cuando hay exceso de energía, la ‘batería’ se carga bombeando agua de la piscina inferior a la superior. Y cuando se quiere recuperar se invierte el proceso haciendo caer el agua a través de una turbina que genera energía.

Esta nueva central, construida por la empresa Nant de Drance, ha costado cerca de 2.000 millones de euros. Está situada a 600 metros bajo tierra entre los embalses de Emosson y Vieux Emosson, en el Valais, un cantón del suroeste de Suiza. Para ponerla en pie, los ingenieros tuvieron que excavar 18 kilómetros de túneles a través de los Alpes por los que entraron los materiales de construcción y los edificios prefabricados que conforman las instalaciones.

Según cuentan sus creadores, la sala de máquinas de la central mide unos 200 metros de largo y más de 32 metros de ancho. Cuenta con seis turbinas de bombeo de 150 megavatios cada una que le dan una potencia total de 900 megavatios. Y una capacidad de almacenamiento de hasta 20 millones de kilovatios-hora, el equivalente a 400.000 mil coches eléctricos. Su objetivo será ayudar a estabilizar tanto la red energética Suiza como otras redes europeas que están conectadas con ella.

placeholder Durante la construcción escarbaron 18 kilómetros de túneles bajo los Alpes. (Nant de Drance)
Durante la construcción escarbaron 18 kilómetros de túneles bajo los Alpes. (Nant de Drance)

Un sistema clave en la guerra contra el clima

Las centrales hidroeléctricas de bombeo reversibles son los sistemas que permiten más capacidad de almacenamiento energético. China y EEUU tienen las mayores del mundo. La central de Fengning, cerca de Pekín, es la más grande del planeta con una capacidad actual de 3.600 megavatios. Aunque está diseñada para el doble de capacidad y para generar hasta 40 millones de kilovatios-hora.

La segunda más grande está en el condado de Bath, en el estado de Virginia, EEUU. Tiene una capacidad máxima de 3.003 megavatios y puede almacenar hasta 24 millones de kilovatios-hora. Mientras que el complejo hidroeléctrico de Cortes-La Muela, en Valencia, es el mayor de España, y uno de las mayores de Europa, con una capacidad máxima instalada de 1.600 megavatios.

placeholder La central hidroeléctricas de bombeo de Fengning. (State Grid Corp of China)
La central hidroeléctricas de bombeo de Fengning. (State Grid Corp of China)

Como sucede con otras fuentes de energía como la nuclear, China está a la cabeza. Para el país asiático, las centrales hidroeléctricas de bombeo reversibles son vitales para cumplir con sus objetivos de transición energética. Según la Administración Nacional de Energía china, el país aspira a almacenar 62 gigavatios en 2025 y 120 gigavatios para 2030 solo con esta tecnología.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) también la considera clave y en uno de sus informes advierte que no construir las suficientes pondría en peligro los objetivos del clima a nivel global. Aunque el informe estima que, gracias a los nuevos proyectos hidroeléctricos que hay previstos y a la modernización y ampliación de las infraestructuras existentes, habrá un crecimiento del 8% de la capacidad total instalada en Europa de aquí a 2030. "Gracias a su capacidad para suministrar grandes cantidades de electricidad baja en carbono según demanda, la energía hidroeléctrica es un activo clave para la construcción de sistemas eléctricos seguros y limpios", asegura la AIE.

Tras 14 años en construcción, Suiza ya tiene listo su nuevo sistema de almacenamiento que guarda el excedente de energía producido por las renovables y lo libera a la red eléctrica cuando hay escasez. Esta nueva ‘batería’ de agua, que según informa Euronews empezó a funcionar el primero de este mes, es uno de los sistemas de almacenamiento por bombeo con más capacidad del mundo.

Energía Energía eólica Energía fotovoltaica
El redactor recomienda