Es noticia
Menú
Rusia neutraliza a los drones ucranianos casi por completo
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Guerra de drones

Rusia neutraliza a los drones ucranianos casi por completo

Los drones ucranianos han sido una pesadilla para el Ejército ruso durante los primeros meses de la invasión. Ahora Moscú ha aprendido a contrarrestarlos casi por completo

Foto: El dron Bayraktar turco que usa el ejército ucraniano. (Gettyimage)
El dron Bayraktar turco que usa el ejército ucraniano. (Gettyimage)

Desde el inicio de la invasión rusa de Ucrania, los drones se han convertido en protagonistas fundamentales del conflicto. Hemos visto drones ucranianos atacando tanques, columnas de infantería o como soporte para las unidades de artillería y aviación. Pero ahora, los analistas aseguran que Rusia ha tomado nota de lo sucedido durante los primeros meses de la guerra y ha mejorado sustancialmente sus sistemas de defensa antidrones hasta hacerlos cada vez más ineficientes.

Foto: Uno de los diseños barajados para el H-20.

Este conflicto nos ha demostrado que los vehículos aéreos no tripulados son claves en la guerra moderna. Ambos ejércitos los usan, pero mientras que para los ucranianos los drones se han convertido en un símbolo orgullo nacional y de resistencia ante el invasor, para los rusos han sido un dolor de cabeza y una fuente de humillación constante, tanto por su incapacidad para defenderse de los ataques de drones enemigos como por la deficiente calidad de los que se fabrican en Rusia.

Rusia ha aprendido la lección

Según expertos consultados por Insider, Rusia ha mejorado sus sistemas de defensa y está derribando e inutilizando muchos de los drones de ucranianos.

Mark Cancian, analista del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, asegura que "los drones pudieron desempeñar un papel tan importante porque los rusos tardaron en establecer un sistema de defensa aérea. Fueron lentos en establecer la operación de armas combinadas (blindaje, infantería, artillería, reconocimiento, ingenieros, defensa aérea) que su doctrina requería".

placeholder Lanzamiento de un Switchblade, instantes antes de desplegar sus alas. (USMC)
Lanzamiento de un Switchblade, instantes antes de desplegar sus alas. (USMC)

Una opinión que coincide con la de Samuel Bendett, analista y experto en sistemas militares no tripulados y robóticos, en el Centro de Análisis Naval. "Lo que está ocurriendo ahora es que la guerra electrónica y las defensas aéreas de Rusia se han organizado y desplegado mejor en comparación con los primeros meses de la guerra", comenta Bendett.

Para los expertos, con el cambio de objetivo de Rusia, ahora centrado en la región del Donbás, su ejército ha organizado mejor su defensa aérea terrestre. Bennet sostiene que las fuerzas rusas están utilizando radares de alerta temprana para identificar los drones y sistemas de guerra electrónica para interferir e inhabilitar sus comunicaciones. Pero también están usando otras armas como ametralladoras y sistemas de defensa aérea, como el sistema de misiles Tor. Mientras que Cancian asegura que las defensas aéreas rusas son en su mayoría cortas y los misiles de medio alcance y los drones son blanco fácil para ellas porque vuelan bajo y lento.

Esto ha provocado, según los analistas, que el ejército ucraniano esté limitando el uso de drones más costosos —como el Switchblade (sobre unos 6.000 dólares por unidad) o los Bayraktar turcos (entre uno y dos millones de dólares por unidad)— por miedo a perderlos.

Las tornas han cambiado

Con los drones ucranianos fuera de juego, los de los rusos campan a sus anchas por territorio enemigo sin apenas oposición. Esto, según Bendett, les va a ayudar a seguir avanzando en las próximas semanas. Los drones recogen información con sus cámaras y GPS y marcan el blanco para que las unidades de artillería puedan atacar con mayor efectividad.

placeholder El rifle ucraniano KVSG-6 es capaz de neutralizar drones rusos situados a una distancia de hasta tres kilómetros.
El rifle ucraniano KVSG-6 es capaz de neutralizar drones rusos situados a una distancia de hasta tres kilómetros.

"Están tratando de atrapar a los ucranianos en bolsas alrededor de ciertas ciudades y pueblos y simplemente tratando de empujar y triturar las defensas ucranianas en general. Los drones desempeñan un papel fundamental a la hora de proporcionar capacidades de inteligencia, vigilancia y reconocimiento a los rusos para que puedan llevar a cabo ataques desde el suelo y el aire", explica Bendett. "Así que vamos a ver aviones no tripulados en el lado ruso, asumiendo probablemente un rol aún más importante en el futuro, suponiendo que la guerra continúe como ahora".

El medio especializado The War Zone, apuntaba recientemente que los militares ucranianos están empezando a perder la confianza en los drones de combate. Dos pilotos entrevistados por el medio americano desestimaron incluso la llegada de los cuatro drones de combate MQ-1C Gray Eagle con capacidad nuclear que el gobierno de EEUU podría haber vendido a Ucrania. Este dron podría llegar hasta el mismo Moscú equipado con misiles aire-tierra Hellfire, pero los militares ven inconvenientes como su elevado precio ( 21,5 millones de dólares por unidad) y la solidez de las defensas rusas que podría acabar con ellos fácilmente.

placeholder Un Gray Eagle en la pista (US Army)
Un Gray Eagle en la pista (US Army)

Los pilotos demandan aviones de combate más modernos, como los F-16, para reforzar la capacidad aérea de su país, pero en ese punto hay discrepancia con el alto mando del ejército ucraniano, que según The War Zone, sigue priorizando los Gray Eagle. El coste de un avión de combate es muy superior que el de cualquiera de los drones de los que hemos hablado, pero su capacidad de ataque y defensa es muchísimo mayor.

Sin embargo, esto puede cambiar en el futuro a medida que los drones bajen aún más su precio y aumenten su capacidad de vuelo y de ataque gracias a la inteligencia artificial. Países como China o EEUU ya están trabajando en este tipo de drones autónomos que pueden cambiar de forma rádical la manera en la que se desarrollan las guerras del futuro. Aunque teniendo en cuenta la creciente tensión entre los dos países en la zona de asiapacífico esa guerra del futuro podría estar a la vuelta de la esquina.

Desde el inicio de la invasión rusa de Ucrania, los drones se han convertido en protagonistas fundamentales del conflicto. Hemos visto drones ucranianos atacando tanques, columnas de infantería o como soporte para las unidades de artillería y aviación. Pero ahora, los analistas aseguran que Rusia ha tomado nota de lo sucedido durante los primeros meses de la guerra y ha mejorado sustancialmente sus sistemas de defensa antidrones hasta hacerlos cada vez más ineficientes.

Ucrania Ejército Inteligencia Artificial
El redactor recomienda