Es noticia
Menú
El Pentágono pone a punto su futuro helicóptero de ataque
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Completo al 90%

El Pentágono pone a punto su futuro helicóptero de ataque

El nuevo Sikorsky Raider X, un helicóptero de combate que no solo es el más rápido del mundo, sino que además tiene armas nunca vistas, está ya armado y completo al 90%

Foto: Ilustración de tres Raider X en formación (Lockheed Martin Sikorsky)
Ilustración de tres Raider X en formación (Lockheed Martin Sikorsky)

La legendaria compañía aeronáutica Sikorksy acaba de montar el sistema de armas de su Raider X, uno de los candidatos a helicóptero del futuro del Ejército de los Estados Unidos. La aeronave, dice el fabricante, está ahora completa al 90% y en camino para su primera prueba de fuego en 2023.

Foto: Uno de los diseños barajados para el H-20.

El Raider X es uno de los dos prototipos del programa Futura Aeronave de Reconocimiento y Ataque (FARA) para el Ejército de Tierra norteamericano. Esta formidable máquina, diseñada para volar más rápido que cualquier otro helicóptero militar del mundo, compite con el Bell 360 Invictus, un helicóptero de corte más clásico que se parece más al actual caballo de batalla de la caballería aérea de los EEUU, el icónico AH-64 Apache.

placeholder Un AH-64 Apache armado hasta los dientes (US Army).
Un AH-64 Apache armado hasta los dientes (US Army).

Velocidad sin rival

El Raider X está basado en la misma arquitectura que el prototipo Sikorsky X2, el helicóptero más rápido del planeta con una velocidad punta de 260 nudos, la friolera de 481 kilómetros por hora. En comparación, el Apache vuela a una velocidad máxima de 153 nudos (283 km/h) en su configuración más rápida, la de escolta.

Prueba del Sikorsky Raider S-97, prototipo anterior al Raider X

Aunque el Raider X no será tan rápido como el X2 debido a su envergadura — producto de las necesidades operativas de este tipo de helicópteros de ataque — seguirá siendo el helicóptero militar más rápido del mundo con diferencia. Según Bill Fell —piloto de pruebas senior del antecesor del Raider X, el Raider S-97 que puede verse en el vídeo sobre estas líneas — volará a un velocidad punta que irá de 220 a 230 nudos (425 km/h) dependiendo de su armamento, con una velocidad máxima estimada de 250 nudos sin armar y un techo de 2.700 metros. Esta marca pulveriza el requerimiento mínimo de 180 nudos del programa FARA y las especificaciones técnicas del Bell 360 Invictus que, por otra parte, esperan que sea significativamente más asequible que el Sikorsky.

placeholder El Sikorsky Raider X ya está armado y listo al 90% (Sikorsky).
El Sikorsky Raider X ya está armado y listo al 90% (Sikorsky).

La clave de la velocidad del Raider X está en la configuración de doble rotor coaxial y un rotor posterior montado sobre el eje longitudinal de la aeronave. Esta combinación de elementos — producto de décadas de investigación en el proyecto X2 — es la que lo empuja a mayor velocidad que cualquier otro helicóptero. Los tres rotores están alimentados por una única turbina, otro de los requerimientos del programa FARA: el turboeje General Electric T901, con una potencia de 2.200 kilovatios.

Armamento letal

En su configuración de armamento estándar, el Raider X tendrá ocho misiles aire-tierra Hellfire configurados en dos módulos que se despliegan desde los laterales del helicóptero cuando es hora de atacar. Al contrario que los helicópteros de combate actuales, la aeronave de Sikorsky mantiene su armamento oculto para aumentar su eficiencia aerodinámica, reduciendo la resistencia al aire y permitiendo siempre la máxima velocidad de desplazamiento — y con ello la efectividad y las posibilidades de supervivencia del Raider — hasta que sea estrictamente necesario. La única parte descubierta será la ametralladora de tres cañones de 20 milímetros montada en su nariz.

placeholder El dron de reconocimiento y ataque Eaglet con sus alas plegadas (General Atomics).
El dron de reconocimiento y ataque Eaglet con sus alas plegadas (General Atomics).

Como todos los helicópteros de combate, el armamento del Raider X es modular. Pero al contrario que las máquinas actuales, esta aeronave será capaz de lanzar drones de combate como el ‘Eaglet’ (una palabra compuesta que quiere decir pequeña águila). Fabricado por General Atomics, el Eaglet es un dron con un rotor y alas desplegables que pesa 90 kilos y tiene una velocidad máxima de 212 kilómetros por hora. Con un alcance de 700 kilómetros (u ocho horas de vuelo) a una altitud máxima de 4,5 kilómetros, este arma merodeadora inteligente es capaz de llevar una carga de hasta 13 kilogramos. La carga puede estar compuesta por sensores de reconocimiento o diferentes cabezas explosivas.

placeholder El Bell 360 Invictus es una apuesta mucho más conservadora, lenta y barata que el Sikorsky Raider X (Bell).
El Bell 360 Invictus es una apuesta mucho más conservadora, lenta y barata que el Sikorsky Raider X (Bell).

El Raider X y el Bell 360 Invictus se enfrentarán en vuelo real el año que viene. Del resultado de esa batalla — combinado con el coste y otros factores de evaluación del programa FARA — saldrá el helicóptero de ataque y reconocimiento del futuro. En lo que a capacidad se refiere, sin embargo, el Raider X ya ha ganado por goleada.

La legendaria compañía aeronáutica Sikorksy acaba de montar el sistema de armas de su Raider X, uno de los candidatos a helicóptero del futuro del Ejército de los Estados Unidos. La aeronave, dice el fabricante, está ahora completa al 90% y en camino para su primera prueba de fuego en 2023.

Militar Tecnología Aeronáutica
El redactor recomienda