Es noticia
Menú
EEUU adelanta a China y Rusia en la carrera de las armas hipersónicas
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Derribar planeadores hipersónicos nucleares

EEUU adelanta a China y Rusia en la carrera de las armas hipersónicas

El brazo de investigación del Pentágono ha anunciado que ya tiene defensa contra las armas hipersónicas chinas y rusas que se suponía eran imposibles de derribar

Foto: Ilustración conceptual de la defensa hipersónica Glide Breaker en acción (DARPA)
Ilustración conceptual de la defensa hipersónica Glide Breaker en acción (DARPA)

Estados Unidos está desarrollando un nuevo sistema de defensa antimisiles capaz de localizar y destruir varias armas hipersónicas chinas y rusas teóricamente imbatibles. Después de múltiples fallos en sus armas ofensivas, los americanos parecen estar en el camino correcto para neutralizar la mayor amenaza tecnológica de dos autocracias que no tienen escrúpulos en atacar a sus vecinos, represaliar indiscriminadamente a sus propios ciudadanos o cometer genocidios y crímenes de guerra. Si lo consiguen, EEUU volverá a tener una ventaja estratégica y táctica como la que tenían antes de estos desarrollos.

Foto: Técnicos montando el pleader hipersónico AGM-183A en un bombardero estratégico B-52H (USAF)

Los regímenes de Vladímir Putin y Xi Jinping han apostado por el desarrollo de armas imbatibles del ‘juicio final’, sistemas de ataque contra los que el resto del mundo no tiene ninguna defensa y que les darían una supuesta ventaja en un escenario de guerra convencional o nuclear contra la OTAN. Sus misiles y planeadores hipersónicos con cabeza nuclear están diseñados para eludir cualquier tipo de defensa y eliminar sus objetivos a tal velocidad que impidan cualquier tipo de respuesta, desde grupos navales completos a silos nucleares y ciudades.

Alertado por los últimos y sorprendentes desarrollos de Rusia y China, EEUU está elevando la presión sobre el complejo militar norteamericano para crear un sistema de defensa que neutralice esta amenaza, que el Departamento de Defensa y el Congreso consideran como muy grave. Un complejo militar que, hasta hace poco, no ha salido de un largo bache de innumerables fallos en el desarrollo de armas hipersónicas ofensivas.

El proyecto Glide Breaker

Según DARPA, el brazo de investigaciones avanzadas del Pentágono responsable de inventos como el GPS o internet, “Glide Breaker tiene la intención de avanzar en los medios de los Estados Unidos para contrarrestar esos vehículos hipersónicos permitiendo la interceptación de amenazas hipersónicas en fase de planeo”.

Según un documento oficial publicado el 14 de abril al que ha tenido acceso este periódico, el proyecto ha entrado en una segunda fase después del éxito inicial: “En la fase 1 del programa Glide Breaker, se diseñaron dos prototipos DACS [las siglas en inglés de sistema de control de actitud y desvío] capaces de alcanzar los objetivos de rendimiento deseados, que ya se están fabricando y demostrando. La fase 1 incluye pruebas de componentes y demostraciones estáticas de los prototipos DACS integrados.”

placeholder Navío con sistema de misiles Aegis
Navío con sistema de misiles Aegis

En la fase dos — que inaugura un concurso abierto a nuevos proyectos — DARPA busca resolver algunos de los retos que la investigación inicial no ha tratado: “La fase 1 fue un paso crítico, pero no abordó los efectos endoatmosféricos como el control del KV [siglas en inglés de “killer vehicle”, vehículo asesino o interceptor] en presencia de interacción de jets entre los chorros DACS y el flujo cruzado hipersónico”.

Darpa admite que “la aplicación conjunta en este régimen es compleja y depende de un gran número de factores” y que su programa de Tecnología Avanzada de Interceptores (AIT) en la década de 1990 [parte del proyecto Star Wars de Ronald Reagan que dio lugar a plataformas de defensa anti-misiles como los Patriot] es uno de los pocos proyectos que ha recopilado datos al respecto. Si tiene éxito, apunta, “los resultados de la Fase 2 proporcionarán la base para un futuro programa de interceptor”.

El objetivo final del Glide Breaker es tener un vehículo lanzado desde los sistemas de lanzamiento vertical Aegis MK-41 instalados en sus navíos de guerra.

Capacidad limitada rusa y china por ahora

Los rusos han demostrado con éxito sus planeadores hipersónicos Avangard, un supuesto vehículo de reentrada hipersónica capaz de realizar maniobras evasivas envuelto en una nube de plasma producto de la fricción por la velocidad para burlar los sistemas de defensa estadounidenses actuales. Según Putin, es como “un meteorito, como una bola de fuego” imposible de derribar a velocidades de hasta Mach 20, veinte veces la velocidad del sonido. El Avangard entró en servicio en 27 de diciembre de 2019, según el Kremlin.

placeholder El misil Zircón lanzado desde una plataforma de tierra
El misil Zircón lanzado desde una plataforma de tierra

El Avangard es un planeador similar al recientemente probado con éxito por China, una máquina que expertos dentro y fuera del Pentágono califican como extraordinaria después de observarla en vuelo. Según Ankit Panda, experto en tecnología del programa de política nuclear de la Fundación Carnegie para la paz internacional, si las observaciones son correctas, el arma china es “una tecnología sin precedentes". El experto en seguridad nacional de la Universidad George Mason Jamil N. Jaffer también manifestó al 'Financial Times' que, “es un avance muy preocupante que parece ir mucho más lejos de las primeras informaciones sobre un misil hipersónico chino a principios de verano”.

La necesidad de un escudo antimisiles

Pero, de tener éxito, el sistema Glide Breaker solo eliminaría planeadores nucleares hipersónicos suborbitales. Aparte de esas armas letales están los misiles de crucero hipersónicos como el Tsirkon ruso, un arma que ya está en producción en serie según el ministerio de defensa ruso que puede lanzarse desde una fragata de la clase Admiral Gorshkov o un submarino modificado de la clase Perm. En teoría, podría volar sin ser detectado o interceptado hasta llegar a su objetivo a 1.000 kilómetros de distancia con cargas explosivas convencionales o una cabeza nuclear.

placeholder Planeadores hipersónicos chinos. Aunque los hayan probado con éxito, todos estos son todavía de cartón piedra
Planeadores hipersónicos chinos. Aunque los hayan probado con éxito, todos estos son todavía de cartón piedra

Afortunadamente, la buena noticia es que esos misiles final todavía no están fabricados en números lo suficientemente grandes como para ser una fuerza aplastante. Tampoco sabemos hasta que punto la tecnología avanzada rusa será capaz de cumplir con las expectativas. Es un país con una calidad de producción industrial notablemente pésima, como se está viendo en el índice de fracaso de sus misiles crucero — hasta un 60% de fallos, según los analistas — en su invasión ilegal a Ucrania. Además, con el bloqueo internacional actual, su industria armamentística y aeroespacial está extraordinariamente limitada al no contar con los componentes que necesitan para fabricar estas máquinas.

La mala noticia es que, por muy grave que sea la incompetencia tecnológica y militar rusa, por muy limitado que sea el número de estas armas rusas o chinas, el peligro de que una o varias se use en un escenario de guerra sigue ahí. Si occidente no es capaz de desarrollar sistemas de defensa infalibles, tanto chinos como rusos seguirán jugando la amenaza y el abuso contra países más débiles como Ucrania, Gerogia, las Repúblicas Bálticas, Taiwán, e incluso Finlandia o Australia.

* Si no ves correctamente este formulario, haz click aquí

Estados Unidos está desarrollando un nuevo sistema de defensa antimisiles capaz de localizar y destruir varias armas hipersónicas chinas y rusas teóricamente imbatibles. Después de múltiples fallos en sus armas ofensivas, los americanos parecen estar en el camino correcto para neutralizar la mayor amenaza tecnológica de dos autocracias que no tienen escrúpulos en atacar a sus vecinos, represaliar indiscriminadamente a sus propios ciudadanos o cometer genocidios y crímenes de guerra. Si lo consiguen, EEUU volverá a tener una ventaja estratégica y táctica como la que tenían antes de estos desarrollos.

Militar Aeronáutica
El redactor recomienda