Es noticia
Menú
EEUU fabrica una superbomba que parte barcos por la mitad
  1. Tecnología
  2. Novaceno
La guerra del futuro

EEUU fabrica una superbomba que parte barcos por la mitad

El Ejército americano probó la semana pasada una nueva bomba guiada que tiene el mismo efecto destructor que un torpedo y que, como muestran en un vídeo, puede partir un buque en dos

Foto: Demostración del torpedo de la USAF partiendo un barco de un solo impacto
Demostración del torpedo de la USAF partiendo un barco de un solo impacto

Las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos han compartido un vídeo en el que muestran como una de sus bombas guiadas experimentales parte por la mitad un barco de grandes dimensiones. Se trata de una prueba de su programa ‘Quicksink’ que busca crear un nuevo tipo de armamento antibarcos de bajo coste con una fuerza destructora similar a la de los torpedos.

Foto: Un fenómeno aéreo no identificado fotografiado en la distancia por un piloto de la marina de los EEUU

La semana pasada, el laboratorio de investigación de las Fuerza Aérea estadounidense (AFRL) puso a prueba en el Golfo de Eglin una versión modificada de 900 kilos del ‘Joint Direct Attack Munition’ GBU-31 (JDAM), una bomba que se lanza desde un avión y que cuenta con diversos sistemas de guiado.

Así ha quedado el barco después del impacto del 'torpedo aéreo'. (USAF)

En la cola tiene un sistema de navacegación basado en GPS y en la parte delantera lleva un aparato llamado Buscador de Arquitectura de Sistemas Abiertos de Armas (WOSA en sus siglas en inglés) que permite localizar con precisión objetivos marítimos tanto estáticos como móviles. Según The War Zone, WOSA incluye al menos un buscador de radiofrecuencia o radar que permite que el arma busque y fije su objetivo en la fase final del vuelo. Además, este sistema de guía, dice el comunicado de la AFRL, también se podrá instalar en otros tipos de armas que estén en este momento en uso, pero también en futuros.

El programa ‘Quicksink’ está pensado para ampliar las opciones que tiene el ejército para neutralizar objetivos navales. Aunque la USAF ya cuenta con una amplia gama de armas guiadas de precisión y misiles que son muy útiles en el mar, el Quicksink tiene una eficacia parecida a la de los torpedos pesados como el Mk 48, que siguen siendo los más potentes que usa el ejército de EE.UU. para hundir los barcos enemigos.

placeholder Este 'torpedo aéreo' se lanza desde un avión y cae al mar antes de impactar en un barco. (USAF)
Este 'torpedo aéreo' se lanza desde un avión y cae al mar antes de impactar en un barco. (USAF)

"Quicksink es único en el sentido de que puede proporcionar nuevas capacidades a los sistemas de armas existentes y futuros del Departamento de Defensa, dando a los mandos de combate y a nuestros líderes nacionales nuevas formas de defenderse contra las amenazas marítimas", explicó Kirk Herzog, director del programa de la AFRL.

Los militares grabaron un vídeo de las pruebas que realizaron la semana pasada con esta tecnología. En él se ve como una bomba ‘Quicksink’ es capaz de partir a la mitad un barco de grandes dimensiones, aunque no se ha especificado qué tipo de blindaje lleva y no parece que estuviera construido con los estándares de los buques de guerra. The War Zone sostiene que la bomba en lugar de alcanzar directamente al buque se zambulle primero en el agua a unos metros del barco e impacta con él como lo hacen los torpedos. Aunque aseguran que la precisión de las bombas guiadas como esta baja cuando tiene que desplazarse por debajo de las olas del mar.

Recreación del funcionamiento del 'Quicksink'. (AFRL)

El medio americano también apunta que este tipo de bombas tiene un alcance máximo de sólo 25 kilómetros y su uso se reduce al ataque de objetivos menos defendidos o en situaciones donde las que las defensas aéreas ya hayan sido neutralizadas.

Los JDAM tienen la capacidad de ser modulares. Se les puede añadir una serie de kits, como los de alas para ampliar su rango de alcance, que los convierte en un arma muy flexible y de bajo coste si se compara con los misiles antibuque tradicionales que se lanzan desde el aire.

Las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos han compartido un vídeo en el que muestran como una de sus bombas guiadas experimentales parte por la mitad un barco de grandes dimensiones. Se trata de una prueba de su programa ‘Quicksink’ que busca crear un nuevo tipo de armamento antibarcos de bajo coste con una fuerza destructora similar a la de los torpedos.

Militar Misiles
El redactor recomienda