Es noticia
Menú
La misión que quiere llegar a Marte antes que SpaceX arriesgándolo todo
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Máximo riesgo

La misión que quiere llegar a Marte antes que SpaceX arriesgándolo todo

Una pequeña compañía californiana afirma que llegará a Marte antes que Elon Musk. Es posible aunque, viendo sus pruebas, quizá no lleguen jamás

Foto: La nave Pythom Spaceship (Pythom Space)
La nave Pythom Spaceship (Pythom Space)

La carrera a Marte tiene un nuevo corredor que se une a Elon Musk con SpaceX, la NASA y sus aliados europeos y japoneses, los chinos y los rusos: un excéntrico matrimonio de 'vikingos' sin miedo llamados Tina y Tom Sjögren. Son los confundadores de Pythom Space y afirman que batirán a Musk, llegando a Marte en 2024 o en 2026 a más tardar.

Foto: Un meteorito quemándose en la atmósfera, visto desde el desierto de Néguev. (Reuters/Amir Cohen)

Para conseguir sus objetivos, Pythom Space está construyendo un nuevo cohete llamado Eiger Rocket, una nave llamada Pythom Spaceship que simulará la gravedad terrestre y un vehículo de amartizaje llamado Olympus, diseñado para volver a la nave Pythom desde la superficie marciana sin presurizar.

placeholder El módulo Olympus se elevará desde Marte sin estar presurizada para ahorrar peso y coste
El módulo Olympus se elevará desde Marte sin estar presurizada para ahorrar peso y coste

Esa última idea es indicadora de cómo la compañía californiana está pensando las cosas de forma significativamente diferente al resto. Eliminando requerimientos y funciones que ellos piensan que son superfluas, recortarán costes y harán posible ir a Marte con un presupuesto mucho más reducido.

¿Sin miedo o sin sentido?

Su aproximación a la resolución de problemas y rebaja de costes recuerda un poco al desarrollo de algunas partes del programa Apolo. El módulo lunar, por ejemplo, pasó de ser una nave estilo Flash Gordon — como el Starship de Elon Musk — a una especie de araña con características que ahora nos parecen obvias pero que, en los años 60, parecían de locos. Los astronautas pilotaban de pie porque la falta de gravedad no requería ir sentado.

placeholder El módulo lunar del proyecto Apolo rompió con todas las ideas preestablecidas sobre naves espaciales
El módulo lunar del proyecto Apolo rompió con todas las ideas preestablecidas sobre naves espaciales

Las ventanas eran diminutas porque el vidrio era demasiado pesado para cumplir con los requerimientos de lanzamiento. Pero, al ir de pie con la cara pegada a la ventana, el ángulo de visión era más que suficiente para pilotar. Para reducir aún más el peso, el aluminio del módulo tenía el espesor de una lata de Coca-Cola en muchos puntos porque, al operar exclusivamente en el espacio, no requería más.

Pero quizás Pythom esté recortando demasiado para rebajar costes. La compañía afirma que su coste por kilo de carga será una fracción del de la competencia porque el 90% del coste de un lanzamiento es el personal. Ergo, si quitas personal, será más barato. Pero quitar personal tiene otros costes, como demuestra este vídeo publicado por Ars Tecnica, en el que se ve cómo prueban su nuevo motor.

El combustible usado es alcohol furfurílico y ácido nítrico, algo que no es anormal para un motor espacial pero que produce una nube tóxica peligrosa. Lógicamente, no debes estar cerca del lugar donde pruebas un cohete así pero a los de Pythom parece que les da igual hasta que, cuando parece que el viento lleva la nube dónde están mirando, salen corriendo.

placeholder La cofundadora de Pythom Space en una de sus aventuras polares, con la cara dañada por el frío
La cofundadora de Pythom Space en una de sus aventuras polares, con la cara dañada por el frío

Como demuestra la prueba, los peligros de la exploración espacial es algo que parece no asustar ni a los empleados ni a los futuros astronautas y cofundadores de Python. No es de extrañar, mirando la biografía de sus fundadores. Tina es la primera mujer en completar el llamado “desafío de los tres polos”, llegando al Polo Norte, Polo Sur y la cima del Everest. También es la primera mujer en completar un viaje sin ayuda al Polo Norte usando esquís. Junto con su marido, Tina también tienen el récord Guinness del tiempo más rápido para llegar al Polo Norte y al Polo Sur sin apoyo, alcanzando el Polo Sur para inmediatamente después alcanzar al Polo Norte. algo que — como apunta la publicación Warp News — se consideraba imposible sin un descanso de seis meses por el extremo esfuerzo que requieren estos dos viajes.

Los vikingos y Colón

Tina estuvo a punto de morir ahogada en el viaje al Polo Norte y Tom casi se queda paralizado en otro accidente en el mismo viaje. Quizás esas hazañas les han quitado el miedo y por eso la seguridad les da un poco igual, aunque la compañía ha declarado que es falso que no tomen medidas de seguridad apropiadas.

placeholder Una de las pruebas estáticas de motor en un desierto de California, desde un camión
Una de las pruebas estáticas de motor en un desierto de California, desde un camión

Poco importa. A los futuros astronautas de Pythom — si es que alguna vez despegan — sólo les importa llegar a Marte cueste lo que cueste y pase lo que pase. Quieren hacer historia y vivir la aventura de sus vidas.

Según Tina y Tom, esto es el nuevo viaje al Nuevo Mundo de Cristobal Colón. “Cuando Colón navegó a América, había mejores barcos y marineros. Pero nadie más lo hizo. Él lo hizo. Todo lo que se necesitó fueron tres semanas. No fue difícil; fue el miedo lo que detuvo a todos. Se creía que uno caería desde el borde de la tierra. O sería comido por monstruos marinos. Él demostró que estaban equivocados”, afirman. “Después del viaje de Colón, el mar se llenó de otros barcos. Eso es lo que esperamos que suceda después de que hayamos superado esta barrera".

Después de ver su coraje (o locura) y decisión, la verdad es que no me atrevo a decir que no lo consigan. Otra cosa es que, como buenos suecos que son, acaben como los vikingos que llegaron a América antes que el almirante. Con este poco apego a la seguridad, es difícil imaginar que lleguen de una pieza o que vuelvan a la Tierra como hizo el explorador español.

La carrera a Marte tiene un nuevo corredor que se une a Elon Musk con SpaceX, la NASA y sus aliados europeos y japoneses, los chinos y los rusos: un excéntrico matrimonio de 'vikingos' sin miedo llamados Tina y Tom Sjögren. Son los confundadores de Pythom Space y afirman que batirán a Musk, llegando a Marte en 2024 o en 2026 a más tardar.

Elon Musk Marte Espacio
El redactor recomienda