Es noticia
Menú
Celebran el primer juicio por homicidio provocado por un coche autónomo
  1. Tecnología
  2. Novaceno
¿coche o conductor?

Celebran el primer juicio por homicidio provocado por un coche autónomo

El conductor de un Tesla con piloto automático ha sido imputado por acabar con la vida de dos personas. El coche causó el accidente pero el juez tendrá que decidir quién es culpable

Foto: La función de 'Autopilot' en acción en un Model S de Tesla. (Foto: Reuters)
La función de 'Autopilot' en acción en un Model S de Tesla. (Foto: Reuters)

El pasado 23 de febrero se celebró en California la vista preliminar del caso de Kevin George Aziz Riad. En 2019, Riad, de 27 años, iba tras el volante de un Tesla en modo piloto automático cuando chocó contra otro vehículo causando la muerte de sus dos ocupantes. Es la primera vez que se presentan cargos criminales por un sistema que llevan unos 765.000 coches alrededor del mundo y esto ha provocado que se vuelva a abrir el debate clave sobre esta tecnología: ¿quién ostenta la responsabilidad en caso de accidente, el fabricante del coche o el conductor?

Foto: Laboratio de investigación de Marvel Fusion

Según informó en su momento Associated Press, el atestado de la policía sostiene que el 29 de diciembre de 2019 un Tesla Model S que circulaba a gran velocidad salió de la autopista y se saltó un semáforo en rojo en la zona residencial de Gardena, en Los Ángeles. El Tesla chocó contra un Honda Civic en una intersección provocando el fallecimiento de sus dos ocupantes, Gilberto Alcázar López y María Guadalupe Nieves-López. Tanto Riad como la mujer que le acompañaba en el Model S fueron hospitalizados con lesiones leves.

En un principio, dice la agencia americana, los cargos que se interpusieron contra el conductor no mencionaban el piloto automático. Pero funcionarios de las autoridades de tráfico estadounidense que investigaron el accidente han determinado que estaba activado en el momento del choque.

placeholder Elon Musk durante la presentación del Tesla Model S. (REUTERS)
Elon Musk durante la presentación del Tesla Model S. (REUTERS)

Esta no es la primera muerte provocada por un coche automático que ha llegado a los tribunales. En 2020, una conductora fue acusada de homicidio también mientras supervisaba tras el volante las pruebas de un Uber todoterreno totalmente autónomo en la vía pública. Los funcionarios concluyeron que la conductora iba distraída viendo su teléfono segundos antes del choque y la policía aseguró que el accidente se podría haber evitado si el conductor hubiera estado atento. Uber por su parte fue exonerada de cualquier culpa, algo contra lo que todavía están peleando judicialmente los abogados de la acusada, sin embargo su programa de pruebas fue suspendido.

¿Quién paga?

El caso de Riad es distinto porque no se trata de un trayecto de prueba de un coche experimental sino de un fallo en el sistema de piloto automático más usado del mundo.

Mark Geistfeld, profesor de Derecho de la Universidad de Nueva York y autor de un artículo que explica las claves para entender cómo serán los litigios judiciales cuando esta tecnología esté totalmente desarrollada, ha dado su opinión de este caso en una entrevista para el NYU News.

Foto: El nuevo buque insignia de Volvo puede tener la estética del prototipo Concept Recharge (Volvo)

“Si el conductor fuera declarado culpable de homicidio involuntario, este caso podría ser realmente el más perturbador, el más novedoso y el que sienta un precedente más rompedor”, asegura Geistfeld. “Se trata de una fuerte ruptura con el pasado, si en realidad la acusación penal se basa simplemente en que confió en el piloto automático cuando debería haber tomado el control. Si eso es lo que está pasando, es posible que veamos muchos más procesos penales de lo que vemos hoy”.

Tanto el caso de Riad como el de la conductora del Uber experimental suponen un retroceso en la confianza que la opinión pública tiene en estas tecnologías y un motivo más de preocupación para los reguladores.

placeholder El nuevo taxi autónomo de Waymo vendrá sin volante ni pedales. (Waymo)
El nuevo taxi autónomo de Waymo vendrá sin volante ni pedales. (Waymo)

“El gran problema al que se enfrentan ahora los fabricantes de vehículos autónomos como Tesla es ganarse la confianza de los consumidores cuando introducen una nueva tecnología en el mercado”, dice Geistfeld. “La necesidad de confianza en las primeras etapas de estos productos es enormemente importante. Y todos los fabricantes están preocupados por ese problema porque saben que si se producen algunos accidentes horribles, los consumidores van a perder la confianza en el producto”.

Aun así, Geistfeld no duda que los coches autónomos llegarán más pronto que tarde y que las carreteras acabarán siendo más seguras cuando eliminemos a los conductores humanos de la ecuación. Para el profesor, la gran pregunta que habrá que responder una vez lleguen es: cuando estos vehículos tienen un accidente, ¿quién paga?

placeholder El nuevo buque insignia de Volvo puede tener la estética del prototipo Concept Recharge (Volvo)
El nuevo buque insignia de Volvo puede tener la estética del prototipo Concept Recharge (Volvo)

“Se podría pensar que el fabricante es el responsable, lo que aumentará el coste de estos vehículos y dificultará su distribución”, dice Geistfeld. “Hay mucha gente que piensa que, en caso de accidente, el fabricante debería ser responsable siempre. Yo soy muy escéptico respecto a esa conclusión, porque creo que es una decisión mucho más ajustada de lo que la mayoría de la gente hace ver”.

Como vimos en Novaceno hace poco, no todos los fabricantes se quieren hacer cargo de los accidentes provocados por sus coches. Mientras Volvo ha asegurado que tiene tanta confianza en sus sistema de conducción autónoma que está dispuesta a cubrir esos gastos, Elon Musk y Tesla siguen manteniendo que deberá correr por cuenta del conductor.

Foto: Los coches autónomos sin volante ni pedales ya tienen su propia regulación. (GM)

Aun así, no todo depende de conductores y fabricantes, las autoridades regulatorias de cada país tendrán que entrar en este asunto antes o después. Aquí vimos hace unos días que EE.UU ha incluído a los coches autónomos en sus nuevas normativas de seguridad vial por primera vez en la historia y seguramente pronto veremos a otros países emprender el mismo camino.

“Tendrán que establecer una norma de rendimiento de seguridad que el fabricante deberá satisfacer antes de poder distribuir comercialmente el producto como totalmente autónomo”, dice Geistfeld. “La cuestión es dónde fijan los reguladores ese estándar, y no creo que sea fácil acertar. En ese momento habrá un buen debate: ¿Han acertado o no? Todavía faltan algunos años. Creo que todos tendremos estas conversaciones en 2025”.

El pasado 23 de febrero se celebró en California la vista preliminar del caso de Kevin George Aziz Riad. En 2019, Riad, de 27 años, iba tras el volante de un Tesla en modo piloto automático cuando chocó contra otro vehículo causando la muerte de sus dos ocupantes. Es la primera vez que se presentan cargos criminales por un sistema que llevan unos 765.000 coches alrededor del mundo y esto ha provocado que se vuelva a abrir el debate clave sobre esta tecnología: ¿quién ostenta la responsabilidad en caso de accidente, el fabricante del coche o el conductor?

Tecnología Elon Musk Tendencias de futuro
El redactor recomienda