Es noticia
Menú
Rusia baja el telón de acero y prohibe la salida de ingenieros rusos
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Según el experto Kalil Galeev

Rusia baja el telón de acero y prohibe la salida de ingenieros rusos

Rusia ha decidido atajar el creciente éxodo de programadores, expertos aeroespaciales y otros cerebros con los mismos métodos de la Unión Soviética: prohibiendo su salida del país

Foto: Estos ingenieros del programa espacial ruso ya no podrán abandonar su país
Estos ingenieros del programa espacial ruso ya no podrán abandonar su país

El gobierno ruso y al menos una de sus empresas estatales han prohibido la salida del país de sus ingenieros y científicos. Los guardias de frontera tienen orden para detener a cualquier experto en tecnología informática mientras que Roscosmos, la agencia espacial rusa, ha emitido una orden que prohíbe terminantemente que cualquier empleado salga del país.

Foto: Uno de los centros de control de US Cyber Command. (US Cyber Command)

Es lo que afirma con espeluznante detalle Kamil Galeev, un investigador de origen ucraniano experto en política de la Rusia post-soviética. Galeev mismo tuvo que abandonar recientemente su residencia en Moscú después de ser encarcelado en 2020, siguiendo su participación en protestas contra el gobierno de Vladimir Putin.

Vuelta a la represión soviética

Esta prohibición de salir del país es la última medida represiva que está conviertiendo el país en un reflejo de la antigua Unión Soviética. Después de analizar el brutal impacto que las sanciones van a tener en Rusia, Galeev describe en detalle el éxodo de ingenieros y científicos. El país lleva sufriendo una fuga de cerebros durante años, pero la invasión de Ucrania y el progresivo incremento de la represión política la han acelerado a pesar del decreto de Putin que prohíbe la salida del país con más de 10.000 dólares.

“Todas las personas algo inteligentes del país entienden lo aterradoras que son las perspectivas [económicas y de represión del régimen de Putin]. La gente se va en masa siempre que puede. El destino más popular de emigración es Tiflis [capital de Georgia], todos los vuelos están reservados. Así que la gente vuela a Ereván, Bakú, sólo para salir” del país, apunta Galeev. “Primero los vuelos a Georgia se vendieron. Luego a Armenia y Azerbaiyán. Pero la gente todavía quería irse, así que empezaron a irse al único destino cercano [disponible], donde todavía se podían conseguir vuelos para Asia Central, principalmente Uzbekistán. Fergana, Tashkent y Samarcanda están saturados”.

placeholder Manifestación anti-rusa en Tiflis, uno de los destinos a los que huyen los rusos (EFE)
Manifestación anti-rusa en Tiflis, uno de los destinos a los que huyen los rusos (EFE)

Según Galeev, el mayor grupo es el del mundo tecnológico y científico que pueden encontrar trabajo en otros países, aunque la puerta se va a cerrar pronto, advierte. “Putin ya comenzó a usar la "zanahoria" dando muchos nuevos privilegios a los especialistas en tecnologías de la información y sus empresas y, lo más importante, excluyendo a los trabajadores del reclutamiento militar [obligatorio]”.

Para el experto en resolución de conflictos y derechos humanos que ahora reside en Washington como miembro de la organización apolítica y no gubernamental Wilson Center, esto “significa que pronto usará un palo para detener la fuga de cerebros” de la empresa privada.

Prohibición de Roscosmos

No son sólo sospechas: el director de la agencia espacial rusa Dmitry Rogozin — que ha amenazado a occidente con tirar la Estación Espacial Internacional sobre nuestras cabezas— ha emitido una orden prohibiendo la salida de sus empleados del país. En su orden — que se puede ver bajo estas líneas — Rogozin advierte de graves consecuencias para los empleados que desobedezcan.

placeholder Imagen de la orden de Dmitry Rogozin prohibiendo la salida del país a sus empleados (Kamil Galeev)
Imagen de la orden de Dmitry Rogozin prohibiendo la salida del país a sus empleados (Kamil Galeev)

Galeev también afirma que se ha dado orden a los guardias de fronteras que “no permitan la salida de los especialistas en tecnología de la información”. También aporta capturas de pantalla de chats rusos participadas por gente del sector tecnológico. Una de las pistas compartidas, dice, es que no informes de tu profesión y que jures “que eres graduado en humanidades”.

También da una buena pista sobre un arma efectiva contra Rusia que además afectaría a su capacidad armamentística a corto, medio y largo plazo: que los países ofrezcan visados de trabajo a estos expertos o realizando inversiones tecnológicas en los países que ahora los acogen para que puedan trabajar ahí.

Esto, según él, también ayudará a mantener a las economías del centro de Asia, que están íntimamente ligadas a la rusa y sufrirán sin duda los efectos colaterales de las represalias económicas al imperio de Vladimir Putin. “Crear empleo en Asia Central puede resolver ambos problemas”, afirma. “En primer lugar, la perspectiva de al menos algunos salarios en el extranjero atraerá a muchas más personas fuera de Rusia. Muchos dudan en irse porque no saben qué hacer a continuación. Y cuando se decidan, la puerta se habrá cerrado” totalmente.

El gobierno ruso y al menos una de sus empresas estatales han prohibido la salida del país de sus ingenieros y científicos. Los guardias de frontera tienen orden para detener a cualquier experto en tecnología informática mientras que Roscosmos, la agencia espacial rusa, ha emitido una orden que prohíbe terminantemente que cualquier empleado salga del país.

Tecnología
El redactor recomienda