Es noticia
Menú
Clones de perros muertos, zombies 'influencers' en Instagram
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Dilema ético

Clones de perros muertos, zombies 'influencers' en Instagram

Dueños de perros ‘influencers’ están clonando a sus famosas mascotas para poder seguir explotando comercialmente sus cuentas en redes sociales

Foto: Un perro policía clonado en Pekín, China (Reuters)
Un perro policía clonado en Pekín, China (Reuters)

Una vez más, los nefastos ‘influencers’ demuestran que no hay pozo de inmundicia en el que no estén dispuestos a sumergirse con tal de conseguir más pasta. La última: clonar perros famosos muertos para seguir explotando comercialmente sus cuentas en Instagram o TikTok.

Foto: Chuletón de vaca.

Lo cuenta The Sun, un periódico tan amarillento como esos influencers pero que, en este caso, da en el clavo comparando esta práctica ampliamente aceptada por los millenials con el argumento de una película de ciencia ficción de serie B.

Cómo funciona

Han pasado casi tres décadas desde que investigadores escoceses clonasen a la oveja Dolly en un experimento histórico. Desde entonces, compañías que utilizan técnicas similares para clonar mascotas muertas han aparecido por todo el planeta. The Sun apunta a Viagen en los Estados Unidos pero también están otras, como Sinogen o Sooam en China y Gemini Genetics en el Reino Unido.

Viagen — una compañía propiedad de Transova Genetics — comenzó clonando ganado y caballos para optimizar su explotación comercial, pero el mercado de la gente con pasta para quemar fue demasiado atractivo para ignorarlo y, en 2016, fundó Viagen Pets.

placeholder Logo de una de las compañías chinas que ofrece servicios de clonación de mascotas (Sinogene)
Logo de una de las compañías chinas que ofrece servicios de clonación de mascotas (Sinogene)

Estas compañías ofrecen la posibilidad de preservar el material genético de tu mascota para clonarla usando una variante del método usado para crear la oveja Dolly: la transferencia nuclear de células somáticas inventada por científicos del Instituto Roslin, en la Universidad de Edimburgo. La técnica consiste en extraer el núcleo de una célula somática del individuo a clonar — de su piel o grasa, por ejemplo — para cambiar el núcleo de un óvulo de la misma especie.

El proceso comienza eliminando el núcleo del óvulo. Después se inserta el núcleo de la célula del individuo a clonar. El óvulo reprograma el núcleo y los científicos lo estimulan para que comience el proceso de subdivisión que, implantado en el vientre de otro animal, dará lugar a un clon idéntico al animal original. Las instrucciones para poder clonar a tu animal si no has preservado antes sus células es el siguiente, según Sinogene:

- Envuelve a tu perro en una toalla húmeda y refrigéralo a una temperatura de 2 a 8 grados centígrados.

- Si no tienes un lugar para refrigerar el cuerpo entero, corta una oreja de tu perro y envuélvela en un paño esterilizado para refrigerarlo.

- En situaciones que no puedas refrigerar, coloca el cuerpo de tu perro en hiello y reemplaza los cubitos a menudo.

- Contacta con Sinogene lo antes posible.

Dilema ético

En el caso de un perro, este proceso cuesta unos 50.000 dólares, un precio ridículo para el dueño de cualquiera de estos perros famosos con contratos millonarios de compañías interesadas en vender sus productos y servicios a sus seguidores.

Las implicaciones éticas son obvias, por no hablar de que, aunque el animal sea genéticamente idéntico al muerto, su personalidad no tiene por qué ser la misma. De hecho, al estar expuesto a diferentes estímulos que el original, el animal podrá ser idéntico genéticamente pero nunca será igual.

placeholder Una de las imágenes utilizadas para promocionar sus servicios en su página web (Viagen Pets)
Una de las imágenes utilizadas para promocionar sus servicios en su página web (Viagen Pets)

Luego está el contraste de esta frivolidad con el exceso de perros y otros animales de compañía abandonados. Según ASPCA — la asociación americana para la prevención de la crueldad con los animales que no hay que confundir con los extremistas de PETA — sólo en Estados Unidos entran 6,3 millones de animales al año en los refugios y perreras. De ellos, se exterminan casi un millón anualmente.

Clonación de seres humanos

Esto no impide que los dueños de animales famosos muertos hayan dado el paso para hacer caja. The Sun cita a varias cuentas específicas que incluso presumen de ello (como una llamada “clash of the clones”). El futuro ya está aquí, que cantaba Radio Futura. Y, en este caso, es tan malo como nos temíamos. Los millones de seguidores de estas cuentas demuestran que, no sólo la clonación es legal, sino que además es algo socialmente aceptado.

La pregunta ahora es cuándo saldrá a la luz el primer clon humano. No hay ningún impedimento científico para que no se haga (y resulta difícil creer que no se haya hecho ya). También hay científicos que ya proponen la clonación con fines terapéuticos. No para duplicar personas sino para extraer células madre de embriones clon con las que poder tratar enfermedades en la persona clonada.

placeholder Fotograma de La Isla, donde mantienen clones con vida para donar sus órganos a sus dueños millonarios cuando haga falta (Dreamworks)
Fotograma de La Isla, donde mantienen clones con vida para donar sus órganos a sus dueños millonarios cuando haga falta (Dreamworks)

Parece inevitable que, tarde o temprano, este último proceso se ponga en marcha (si es que no se hace ya en países con menos controles que Europa o Estados Unidos). Una vez esto entre en el ámbito de la normalidad, no parece descabellado pensar que los peores escenarios de la ciencia ficción se hagan realidad en pocas décadas. Cosas como la clonación de humanos desde su nacimiento — para poder acceder a órganos perfectos para futuros trasplantes — o la clonación reproductiva de narcisistas o personas que pierdan a un hijo u otro ser querido no parecen tan lejanos ni imposibles. No cuando millones de personas ya le ríen las gracias a perros clonados y sus dueños.

Una vez más, los nefastos ‘influencers’ demuestran que no hay pozo de inmundicia en el que no estén dispuestos a sumergirse con tal de conseguir más pasta. La última: clonar perros famosos muertos para seguir explotando comercialmente sus cuentas en Instagram o TikTok.

Genética Perro Mascotas
El redactor recomienda