Es noticia
Menú
Tiene un hijo mientras el piloto automático de su Tesla le lleva al hospital
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Cuento autónomo de navidad

Tiene un hijo mientras el piloto automático de su Tesla le lleva al hospital

Una historia límite con final feliz demuestra que, aunque todavía le queda mucho tiempo para ser totalmente independientes, el piloto automático debería ser algo obligatorio

Foto: Elon Musk y un Tesla Model 3
Elon Musk y un Tesla Model 3

Todavía quedan muchos años para ver coches 100% autónomos capaces de conducir en cualquier situación, pero eso no significa que el piloto sea inútil hoy. En la historia de hoy, la inteligencia artificial ha ayudado a que un bebé llegue sano y salvo al mundo, conduciendo un Tesla en un tráfico infernal mientras la madre daba a luz.

Foto: Segunda fase reutilizable del cohete de Stoke Space.

Todo sucedió una mañana de septiembre, cuando Yiran Sherry y su marido Keating llevaban a su hijo de tres años al colegio. Lo cuenta ahora el periódico Philadelphia Enquirer, justo a tiempo para Navidad.

Cuento de navidad

Los Sherry estaban parados en el atasco mañanero de la autopista cuando Yiran rompió aguas. Las contracciones comenzaron a acelerarse rápidamente y los dos llegaron a la conclusión de que iba a ser imposible llegar a la maternidad antes de tener el bebé.

El marido intentó maniobrar para, por lo menos, detenerse en un arcén, pero finalmente decidió introducir la dirección del hospital en el GPS del Tesla y activó el piloto automático. El hospital estaba a 20 minutos y su mujer iba a tener su hijo ya. Pensó que debía atenderla y eso le iba a impedir conducir, así que dejó que la inteligencia artificial y los sensores hicieran su trabajo mientras mantenía una mano levemente en el volante y su mujer le destrozaba la otra en cada contracción.

placeholder Teslas saliendo de la cadena de montaje en su fábrica China
Teslas saliendo de la cadena de montaje en su fábrica China

Como cuenta la revista People, Keating hacía los ejercicios de respiración con Yiran mientras ésta miraba desesperada el tiempo estimado de llegada en la gran pantalla del Tesla. Según declaró a la revista, se encontró pensando si debía contenerlo o empujar. Al final afirma que se dijo a sí misma “a la mierda, vamos a hacerlo”. Según cuenta, la niña salió justo en el momento en el que el coche llegaba al hospital. En la puerta de urgencias, las enfermeras cortaron el cordón umbilical con ella todavía tumbada en el asiento del copiloto.

El final feliz de los accidentes está por llegar

El piloto automático — sobre todo la última versión que está probando la compañía de Elon Musk — no es de fiar. Todavía queda mucho camino para que los coches sean 100% autónomos, pero, por otra parte, hay incontables ejemplos en los que han salvado la vida de un conductor y los pasajeros. No sólo en casos anecdóticos — como este conductor que se quedó dormido al volante — sino siempre que los sensores del coche detectan problemas en la carretera y reaccionan antes de que lo haga el piloto humano.

Foto: Uno de los camiones autónomos de TuSimple (TuSimple)

Los sistemas de conducción automática no suelen actuar como chóferes personales — como en este caso o en algunos servicios de taxi totalmente autónomos en zonas urbanas limitadas — sino como barrera contra la estupidez humana que campa por sus anchas por las carreteras de todos los países y que, al final, es el principal motivo de la inmensa mayoría de los accidentes. Conductores cansados, bebidos o distraídos por el teléfono móvil o cualquier otro motivo encabezan las listas de motivos de accidentes, junto con el número uno: el exceso de velocidad. La gran mayoría de accidentes mortales y heridos graves vienen de salidas de carril o por choques con otros objetos estáticos que tienen su raíz principalmente en el factor humano. Y la mayoría de ellos podrían haberse evitado con un piloto automático que siempre estuviera alerta.

Todavía quedan muchos años para ver coches 100% autónomos capaces de conducir en cualquier situación, pero eso no significa que el piloto sea inútil hoy. En la historia de hoy, la inteligencia artificial ha ayudado a que un bebé llegue sano y salvo al mundo, conduciendo un Tesla en un tráfico infernal mientras la madre daba a luz.

Elon Musk Industria automóvil
El redactor recomienda