Agricultura en zepelín para defendernos del cambio climático y las hambrunas
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Del cielo a la mesa

Agricultura en zepelín para defendernos del cambio climático y las hambrunas

Este diseño propone invernaderos voladores para cultivar alimentos dentro de enormes dirigibles y que el concepto “del campo a la mesa” sea posible en cualquier parte del globo

Foto: Estos huertos están metidos en dirigibles para poder trasladarlos a cualquier parte del mundo. (Mcheileh Studio)
Estos huertos están metidos en dirigibles para poder trasladarlos a cualquier parte del mundo. (Mcheileh Studio)

El estudio de arquitectos neoyorquino, Mcheileh Studio acaba de presentar el diseño de su Aeroponic 2100: una propuesta para una flota de dirigibles que en sus barrigas albergan huertos capaces de desplazarse a cualquier parte del mundo donde necesiten comida fresca.

Foto: Este pude ser el detector de mentiras más preciso del mundo. (Fotograma de la película Pinocchio)

Esta idea ha sido galardonada con el segundo puesto en los premios Redesign the World que organiza la web especializada en arquitectura Dezeen. El objetivo del concurso es buscar nuevas ideas para garantizar que nuestro planeta siga siendo habitable en el futuro.

La propuesta del los arquitectos de Nueva York se plantea como respuesta a uno de los mayores retos a los que, según ellos, nos enfrentamos en este siglo: la producción y distribución de alimentos. Los métodos actuales, afirman, producen altos niveles de contaminación del aire y la tierra debido a los pesticidas y las emisiones de CO2 que se producen durante el transporte.

“La idea viene de la combinación de la tecnología aeroespacial y los métodos de cultivo aeropónico. La flota de dirigibles contiene un espacio agrícola apilado verticalmente para la cosecha de alimentos”, afirma el equipo en la presentación de su propuesta. “Hemos elegido cultivos aeropónicos e hidropónicos porque no requieren tierra. El agua de lluvia es recogida por el armazón exterior de la nave, almacenada internamente y filtrada para alimentar las plantas”.

Para los arquitectos, la movilidad es el aspecto clave de este diseño. Que los dirigibles se puedan desplazar facilita la llegada de alimentos directamente a donde se necesitan. Esto elimina también la necesidad de grandes explotaciones que ocupan enormes extensiones de campo y la polución causada por el transporte de alimentos a larga distancia.

placeholder Los Aeroponic 2100 se pueden desplazar a cualquier parte del mundo. (Mcheileh Studio )
Los Aeroponic 2100 se pueden desplazar a cualquier parte del mundo. (Mcheileh Studio )

Los Aeroponic 2100, son mercados móviles de alimentos que también venden comida. Cuando están en población están conectados a un eje central y vuelan a baja velocidad, pero se pueden desprender y planear a otros en lugares como parques, zonas residenciales y nodos de transporte público si es necesario.

También pueden viajar más lejos. El equipo de Mcheileh Studio dice que su sistema puede desplegarse en cualquier parte del mundo, incluidas las zonas más remotas e inhóspitas. “Su movilidad ofrece la flexibilidad necesaria para llevar recursos alimentarios a zonas afectadas por catástrofes naturales o provocadas por el hombre, como regiones devastadas por la guerra o tierras afectadas por la sequía”, aseguran.

Foto: Imagen del experimento de fusión por láser chino. (Academia de las Ciencias china)

El sistema es totalmente modular. De esta manera los arquitectos proponen que en las grandes zonas urbanas, donde hay más población, se despliegan dirigibles más grandes, mientras que los módulos satélite, mucho más pequeños, se emplearán para las zonas rurales.

En cuanto al combustible que usarán estas flotas de dirigibles, el equipo apuesta por la energía solar y la eólica, que, según ellos, habrá evolucionado en el futuro para ser tan eficiente como para alimentar grandes aviones y ciudades. La energía solar, dicen, se convierte en calor para hacer volar el dirigible, mientras que se emplea la compresión del aire en la estructura exterior para conseguir el movimiento lateral y la maniobrabilidad. El sistema también es capaz de recoger agua de los mares y océanos y los desaliniza para su uso.

placeholder El interior también ofrece espacio para reuniones sociales.  (Mcheileh Studio)
El interior también ofrece espacio para reuniones sociales. (Mcheileh Studio)

"La gente suele pensar que los edificios son cosas muy fijas y permanentes, pero no tienen por qué serlo", han apuntado los jueces del concurso. "La arquitectura dirigible de Mcheileh Studio presenta una visión convincente de un futuro más ligero y móvil en el que podamos trasladar nuestros edificios a donde sea necesario sin tener que construir, destruir y reconstruir constantemente estructuras permanentes".

Tendencias de futuro Agricultura
El redactor recomienda