Es noticia
Menú
El peligroso ataque de Putin amenaza el futuro de la humanidad
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Carambolas potencialmente fatales

El peligroso ataque de Putin amenaza el futuro de la humanidad

No contento con poner a Europa al borde del colapso energético y amenazar la ISS con su desastrosa agencia espacial, Putin lanza un misil que nos pone a todos en jaque

Foto: Lanzamiento de un cohete Soyuz-2.1b para poner en órbita un satélite de la serie Meteor-M en el cosmódromo Vostochny. (EFE)
Lanzamiento de un cohete Soyuz-2.1b para poner en órbita un satélite de la serie Meteor-M en el cosmódromo Vostochny. (EFE)

No contento con poner a Europa al borde del colapso energético y amenazar la ISS con su desastrosa agencia espacial, Rusia acaba de lanzar un misil que nos pone a todos en jaque, arriesgando innecesariamente la vida de astronautas y amenazando toda la infraestructura de la humanidad en órbita. Y los americanos han anunciado que habrá consecuencias.

Rusia disparó ayer un misil contra uno de sus propios satélites en una demostración de su capacidad ofensiva en el espacio. La prueba de esta arma antisatélite generó una nube de desechos que puso a la estación espacial en estado de emergencia, obligando a los astronautas a refugiarse en las naves que harían de botes salvavidas en el caso de colisión.

Foto: Imagen del experimento de fusión por láser chino. (Academia de las Ciencias china)

Lo que es peor: esta nube de desechos metálicos que ahora vuela a velocidad hipersónica en órbita baja supondrá un peligro para futuras misiones y podría originar una reacción en cadena que destruiría otros satélites. Un juego de carambolas espaciales que podría tener el efecto colateral de derribar parte de la infraestructura espacial, eventualmente provocando un gran apagón de comunicaciones y servicios fundamentales para el funcionamiento de la sociedad moderna.

Estados Unidos anuncia "medidas"

El Departamento de Estado norteamericano ya ha anunciado que habrá consecuencias a través de su portavoz Ned Price, que afirma que la postura pública rusa de “oposición a las armas y la militarización del espacio es falsa e hipócrita”.

placeholder Estados Unidos ha anunciado que tomará medidas ante la peligrosa prueba anti-misiles rusa.
Estados Unidos ha anunciado que tomará medidas ante la peligrosa prueba anti-misiles rusa.

No quiero adelantarme con medidas específicas que podríamos tomar, que nuestros socios y aliados podrían tomar, pero vamos a continuar siendo muy claros que no toleraremos este tipo de actividad”, dijo Price durante una conferencia de prensa de ayer lunes. Sin embargo, no parece que a Putin le vaya a importar demasiado esta retórica cuando medidas más serias y concretas ya se tomaron ante su anexión de territorio Ucrania y otros ataques a potencias occidentales a través de hackers rusos.

Qué es lo que ha pasado

No se sabe la razón que ha impulsado a Vladimir Putin a repetir otro test antisatélite. Solo sabemos que la explosión apareció en las estaciones de seguimiento militares y civiles de Estados Unidos y otras potencias espaciales. Inmediatamente después, el control en tierra de la ISS lanzó la señal de alarma y los astronautas —cuatro americanos, dos rusos y otro alemán— tuvieron que refugiarse en sus naves Soyuz y Dragon.

placeholder Putin en un sumergible. (Kremlin)
Putin en un sumergible. (Kremlin)

Durante dos horas, los astronautas tuvieron que estar listos para realizar una operación de evacuación de emergencia mientras la estación espacial pasaba a través o cerca de la nube de más de 1.500 trozos de metal grandes y cientos de miles de trozos demasiado pequeños para ser detectados por el radar, pero que son extremadamente peligrosos para naves y satélites.

Según informa la NASA, la ISS estuvo en riesgo de colisión en tres ocasiones —cada 90 minutos— hasta que el centro de Houston dio la luz verde para volver a la estación después de la tercera pasada.

Consecuencias para años

Los más de 1.500 grandes trozos son peligrosos, pero por lo menos pueden ser detectados por radar. Los cientos de miles de pequeños fragmentos son extremadamente peligrosos porque no se pueden controlar desde tierra o desde el espacio. Dependiendo de su tamaño, todas estas piezas de metal tienen el potencial de agujerear o destruir la ISS, naves tripuladas, naves de carga y otros satélites ahora en órbita. A su vez, esa destrucción puede generar más escombros espaciales que impactarían contra otros objetos en órbita actuales o futuros.

La acción ha sido condenada internacionalmente a excepción de China, que también ha realizado este tipo de pruebas y de hecho tiene ahora mismo una nave supuestamente diseñada para destruir otros satélites con un brazo robot.

placeholder Según la NASA, la acción rusa pone a todos en peligro, incluyendo los taikonautas de la estación espacial china.
Según la NASA, la acción rusa pone a todos en peligro, incluyendo los taikonautas de la estación espacial china.

El general James Dickinson, jefe de la comandancia espacial de los Estados Unidos, ha declarado que “Rusia ha demostrado un desprecio deliberado por la seguridad, la estabilidad y la sostenibilidad a largo plazo para la actividad espacial de todas las naciones”. Dickinson afirma que esta nueva nube de desechos “continuará siendo una amenaza para las actividades en el espacio exterior durante años, poniendo en riesgo a satélites y misiones espaciales, así como forzando [a esas misiones a] más maniobras evasivas”.

El jefe de la NASA, Bill Nelson, afirmó que "es impensable que Rusia haya puesto en peligro no solo a los astronautas en la ISS, sino también a sus propios cosmonautas", y que la nube supone un peligro también para los tres taikonautas en la estación espacial china.

Foto: El módulo Nauka que puso a la estación espacial internacional en estado de emergencia (Oleg Novitskiy - Roscosmos)

A Dickinson y Kirby no les falta razón. Lo que este test ha provocado puede afectar gravemente la infraestructura espacial mundial, pudiendo dañar los satélites que garantizan el funcionamiento de la sociedad moderna, desde internet a la navegación por GPS o los sistemas de monitorización del clima, mares y tierras agrícolas. Ese es el gran apagón que tenemos que temer y que podría sumirnos en una nueva era oscura.

Mientras, la agencia espacial rusa Roscosmos dice que no es para tanto y aquí no ha pasado nada. Hasta que pase.

No contento con poner a Europa al borde del colapso energético y amenazar la ISS con su desastrosa agencia espacial, Rusia acaba de lanzar un misil que nos pone a todos en jaque, arriesgando innecesariamente la vida de astronautas y amenazando toda la infraestructura de la humanidad en órbita. Y los americanos han anunciado que habrá consecuencias.

Misiles Espacio Energía
El redactor recomienda