Es noticia
Menú
Las computadoras cuánticas chinas amenazan los secretos de EEUU
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Se necesita nueva encriptación

Las computadoras cuánticas chinas amenazan los secretos de EEUU

Expertos en seguridad dicen que los secretos encriptados de EEUU y todo el mundo estarán completamente expuestos al asalto de las computadoras cuánticas en una década

Foto: Foto: Reuters/Andrew Galbraith.
Foto: Reuters/Andrew Galbraith.

Expertos en seguridad norteamericanos afirman que estamos al borde de una revolución que nos dejará sin secretos a todos. En menos de 10 años, y si no lo remediamos antes, toda la información confidencial que ahora está encriptada estará en manos del 'adversario', que está desarrollando supercomputadores cuánticos capaz de descifrar cualquier fichero encriptado.

Foto: Los invernaderos flotantes que pueden cultivar alimentos con agua de mar. (N-Ark)

El adversario para los americanos y el resto de potencias aliadas occidentales no es otro que China, claro. Los chinos están invirtiendo miles de millones en el desarrollo de computadoras cuánticas y, por ahora, van ganando la carrera al resto de potencias mundiales con varios cuerpos de ventaja. Aparte de Estados Unidos, China es el único país que está en la vía rápida para conseguir máquinas cuánticas funcionales que harán que los supercomputadores actuales parezcan calculadoras de bolsillo.

Robar datos encriptados ahora para abrirlos después

Como ha declarado el matemático Dustin Moody, del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología norteamericano, al 'MIT Review': “la amenaza de que una nación-estado adversaria cree una gran computadora cuántica [lo suficientemente potente] y sea capaz de acceder a tu información es real”.

placeholder Una imagen de Zuchongzhi, el computador cuántico chino que ha batido a Google. (University of Science and Technology of China)
Una imagen de Zuchongzhi, el computador cuántico chino que ha batido a Google. (University of Science and Technology of China)

Ahora mismo, los datos encriptados son imposibles de abrir por terceros. Por eso, si alguien roba esos ficheros cifrados —como pasa continuamente y la mayoría de las veces sin que se entere nadie— no pueden acceder a la información que contiene. Pero la clave, dice Moody, es que no hace falta que los abran ahora mismo: “la amenaza es que copien tus datos encriptados y los guarden hasta que tengan la computadora cuántica” necesaria para abrirlos como si fueran una lata de sardinas.

Según las autoridades de ciberseguridad norteamericanas, esto podría suceder antes de una década. Para entonces, los datos secretos robados de corporaciones, organizaciones y agencias gubernamentales serán tan valiosos como lo son ahora. Los ladrones solo tienen que ser pacientes y afilar los cuchillos a la espera de que se abra la caja de Pandora.

Plan de defensa

Los americanos están tan preocupados con este tema que el Gobierno norteamericano está tratándola como una crisis de seguridad nacional. No solo por los secretos del propio estado sino quizás más aún por la industria. Como apunta el 'MIT Review', el Gobierno americano ya tiene una estrategia en marcha para detectar y catalogar posibles puntos débiles en los sectores públicos y privados.

placeholder Lógicamente, los americanos también podrán acceder a los datos encriptados del resto del mundo, no solo van a ser los chinos.
Lógicamente, los americanos también podrán acceder a los datos encriptados del resto del mundo, no solo van a ser los chinos.

La siguiente fase es concienciar a esas organizaciones que hay que ir más allá de las soluciones de encriptación actuales si no quieren quedar a merced de posibles agentes externos que podrían estar descargando sus datos ya. Pero el problema está en que los algoritmos que podrían resistir un ataque de una computadora cuántica todavía no existen. El propio Instituto Nacional de Estándares y Tecnología norteamericano lleva desde 2016 promocionando un concurso para conseguirlo cuanto antes.

Estados Unidos también es un peligro

El otro día decía un ex-jefe del Pentágono que China ha ganado la guerra del siglo XXI. Quizás sea una exageración porque hasta el rabo, todo es toro. Además, Estados Unidos está haciendo exactamente lo mismo que China y podrán hacer exactamente lo mismo que el país asiático con cualquier otro país o compañía, aunque sean aliados (algo que la presidencia de Trump ha demostrado que puede cambiar en cualquier momento). Es decir, que sea como sea, al final perderemos todos a no ser que alguien desarrolle un estándar criptográfico para protegernos.

Está claro que la carrera hacia un nuevo orden mundial en el que a este planeta no lo va a reconocer ni la madre que lo parió, que diría Alfonso Guerra, ha entrado en una fase crítica que va a afectarnos profundamente durante todo el siglo XXI y los que vienen.

Expertos en seguridad norteamericanos afirman que estamos al borde de una revolución que nos dejará sin secretos a todos. En menos de 10 años, y si no lo remediamos antes, toda la información confidencial que ahora está encriptada estará en manos del 'adversario', que está desarrollando supercomputadores cuánticos capaz de descifrar cualquier fichero encriptado.

Tecnología
El redactor recomienda