Cómo reconstruyeron tres cuadros icónicos destruidos por los nazis
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Restauran cuadros quemados de Klimt

Cómo reconstruyeron tres cuadros icónicos destruidos por los nazis

Google ha creado un algoritmo para recuperar una serie de pinturas del maestro austriaco Gustav Klimt que fueron destruidas en un incendio durante la Segunda Guerra Mundial

placeholder Foto: Una inteligencia artificial le ha devuelto el color a estas obras perdidas de Klimt. (Google)
Una inteligencia artificial le ha devuelto el color a estas obras perdidas de Klimt. (Google)

Un equipo del Laboratorio de Arte y Cultura de Google y expertos del Museo Belvedere, en Austria, han creado una inteligencia artificial para devolverle el color a las Pinturas de la Facultad de Gustav Klimt, una serie de cuadros que llevan destruidos desde 1945.

Foto: Musk cada vez más cerca de convertirse en emperador galáctico (JD/Novaceno)

Klimt creó entre los años 1900 y 1907 una serie de tres pinturas por encargo del gobierno austriaco para el techo del aula magna de la Universidad de Viena. Estas pinturas representaban la Filosofía, la Medicina y la Jurisprudencia, pero tras el revuelo que causaron —fundamentalmente por los cuerpos desnudos que muestran—, las autoridades austriacas decidieron dejar de mostrarlas y las guardaron.

Klimt las recuperó y las vendió. Pero años después, la Alemania nazi las confiscó de sus legítimos dueños y las guardó en el castillo de Immendorf, al sur de Austria. En 1945, debido al avance de las tropas aliadas, las SS alemanas quemaron el castillo durante su retirada para impedir que sus enemigos se hicieran con los cuadros. Las pinturas, unas de las más grades realizadas por el artista, se perdieron para siempre y de ellas solo quedaron unas fotos en blanco y negro y los bocetos previos que había realizado Klimt.

placeholder Jurisprudencia de Gustav Klimt coloreada por una AI. (Google)
Jurisprudencia de Gustav Klimt coloreada por una AI. (Google)

El color real de los cuadros es un gran misterio. Klimt no era un pintor realista por lo que es difícil saber con precisión qué color utilizó para pintar el pelo, el cielo o los fondos. Según el Dr. Franz Smola, conservador del Museo Belvedere y experto en Klimt, los colores en estas pinturas son esenciales para conseguir el efecto abrumador que buscaba el artista. “La reconstrucción de los colores es sinónimo de reconocer el verdadero valor y la importancia de estas destacadas obras de arte”, afirma Smola.

placeholder Medicina. (Google)
Medicina. (Google)

Un equipo del Laboratorio de Arte y Cultura de Google junto con expertos del Museo Belvedere ha decidido echar mano de una inteligencia artificial para que resuelva ese misterio y mostrar al mundo estas obras en color.

placeholder Filosofía. (Google)
Filosofía. (Google)

Un resultado sorprendente

Los investigadores emplearon técnicas de aprendizaje automático y entrenaron al algoritmo con datos de varias fuentes. Le enseñaron a entender los conceptos básicos de la pintura mostrándole 91.749 obras de arte. También le hicieron ver críticas de los periódicos de la época, catálogos de exposiciones, cartas que hacían referencia a las Pinturas de la Facultad y una muestra de trabajos que realizó el propio Klimt durante ese mismo periódo para que los tomara como referencia.

Con toda esta información, el algoritmo fue capaz de interpretar y emular el estilo del pintor y aplicarlo a las imágenes en blanco y negro. Por ejemplo, algunas crónicas periodísticas hablaban de que Klimt usó en Jurisprudencia serpientes doradas en el pelo. El algoritmo pudo imaginarse el tono de dorado que usó el artista porque empleó ese mismo recurso en otro cuadro de la época llamado 'Beethoven Frieze'.

"El resultado para mí fue sorprendente porque fuimos capaces de colorearlo incluso en los lugares donde no teníamos conocimiento, con el aprendizaje automático tenemos buenas suposiciones de que Klimt usaba ciertos colores", sostiene Smola.

Los nuevos artistas sintéticos

Esta no es la primera vez que se usa alguna forma de inteligencia artificial para restaurar un cuadro. A principios de este verano una IA fue capaz de restituir el lateral izquierdo y el superior de La ronda de noche, de Rembrandt, que fueron cortadas en el siglo XVIII eliminando tres personajes de la escena.

Años antes, en 2016, otra inteligencia artificial creó desde cero un cuadro imitando el estilo del maestro de los Países Bajos. El entrenamiento de esta IA duró 18 meses en los que se le mostraron cientos de cuadros con los que aprendió la manera de tratar la luz, el tipo de ropa o el estilo de la pincelada típico de Rembrandt.

placeholder The next Rembrandt. (Microsoft)
The next Rembrandt. (Microsoft)

Pero estos nuevos artistas digitales no solo se dedican a la pintura. Hace poco hablamos aquí de otro algoritmo que es capaz de hacer música al estilo de Nirvana, Jimy Hendrix o Frank Sinatra. El software escribe las canciones, las canta y hace los arreglos instrumentales y las mezclas finales. El resultado es sorprendentemente similar a los originales, tanto que creó cierto revuelo por los problemas legales y éticos que supone esta tecnología.

En un mundo donde hay influencers sintéticos que generan millones de visualizaciones con su contenido o obras de arte NFT que solo existen en entornos digitales y que se venden por millones de euros, no debería extrañarnos que una máquina sea capaz de entrar en el circuito artístico y vender el arte que produce.

placeholder ‘Portrait of Edmond de Belamy' un cuadro creado por una IA.
‘Portrait of Edmond de Belamy' un cuadro creado por una IA.

En 2018, el cuadro ‘Portrait of Edmond de Belamy’ se subastó en Christie's por más de 430.000 dólares. Esta pintura, igual que muchas otras obras que se han creado en estos años, estaba hecha por una IA y fue supervisada por un artista de carne y hueso que fue el que decidió qué piezas de las producidas por la máquina son arte y cuáles no. Pero no sabemos cómo reaccionará la comunidad artística ante un creador sintético que sea capaz de expresar su imaginario de manera autónoma y sin ayuda de humanos. ¿Sus obras serán consideradas arte o el único arte que vale es el que viene de un cerebro orgánico capaz de experimentar emociones?

Pintura