Abre la primera planta que produce queroseno sostenible para aviones
  1. Tecnología
  2. Novaceno
La primera del mundo

Abre la primera planta que produce queroseno sostenible para aviones

Alemania abre la primera planta comercial de queroseno sintético del mundo que surtirá a los aviones de combustible con una huella de carbono cero

Foto: El queroseno sintético puede usarse sin modificar los aviones. (EFE)
El queroseno sintético puede usarse sin modificar los aviones. (EFE)

Las autoridades alemanas han presentado esta semana la primera planta comercial de queroseno sintético del mundo. Un combustible que permitirá volar sin preocuparse por las emisiones de CO2 y que no necesita grandes modificaciones técnicas en los aviones para funcionar.

Foto: Sistema de radar YLC-8B

"La era de la quema de carbón, petróleo y gas natural está llegando a su fin", afirmó la ministra alemana de Medio Ambiente, Svenja Schulze, durante la ceremonia de inauguración de la nueva planta. "Al mismo tiempo, nadie debería tener que sacrificar el sueño de volar. Por eso necesitamos alternativas al queroseno convencional, que daña el clima".

Para Alemania, la solución para el sector aeronáutico sostenible pasa por el queroseno sintético. Su nueva planta, desarrollada por la organización sin ánimo de lucro Atmosfair, estará situada en Werlte, en pleno corazón de Europa, a pocos kilómetros de la frontera entre Alemania y Países Bajos.

placeholder La planta abrirá a principios del año que viene. (Atmosfair)
La planta abrirá a principios del año que viene. (Atmosfair)

Para producir el queroseno, aseguran, tomarán agua y electricidad de cuatro parques eólicos cercanos para producir hidrógeno. Ese hidrógeno se combina luego con dióxido de carbono para producir el hidrocarburo que finalmente se refina para que sirva como combustible para aviones.

En un principio, según comentó a Associated Press Dietrich Brockhagen, CEO de Atmosfair, Werlte fabricará el combustible utilizando una mezcla de dióxido de carbono procedente de una instalación de biogás cercana y otro aspirado directamente del aire.

La compañía alemana asegura que este comestible tendrá una huella de carbono cero. Cuando el queroseno sintético se quema en el motor del avión, libera a la atmósfera la misma cantidad de dióxido de carbono que se extrajo previamente durante el proceso de producción.

El queroseno sintético no será barato

"Es un nuevo paradigma, por así decirlo", sostiene Falko Ueckerdt, investigador del Instituto de Investigación del Impacto Climático de Potsdam, que no ha participado en el proyecto. "A través de la energía solar barata, principalmente, puede ser posible en el futuro producir combustibles sostenibles que sean tan baratos como los combustibles fósiles actuales".

Y es que cuando arranque, a principios del año que viene, la fábrica solo podrá producir ocho barriles al día, lo suficiente para llenar un pequeño avión de pasajeros cada tres semanas. Pero esta cantidad está lejos de poder surtir a toda su flota de aviones.

placeholder La otra gran esperanza para el futuro de la aviación sostenible es la pila de hidrógeno (Airbus)
La otra gran esperanza para el futuro de la aviación sostenible es la pila de hidrógeno (Airbus)

Según Atmosfair, el objetivo de esta planta en los primeros meses es demostrar que el proceso es tecnológicamente factible y económicamente viable.

El primer cliente de la fábrica de Werlte será la aerolínea alemana Lufthansa. Atmosfair no ha confirmado cuál será el precio final de este queroseno sintético, pero Brockhagen ha comentado que en un futuro podría rondar los 5 euros por litro. Y que aunque este precio es mucho más alto que el del combustible fósil —el precio medio del queroseno en todo el mundo ronda los 0.71 euros el litro— desde la compañía confían en que los impuestos sobre el carbono harán subir el precio de los combustibles tradicionales, haciendo que su producto sea más competitivo.

Foto: Render del PA-890 (Piasecki)

Dorothea von Boxberg, directora de Lufthansa Cargo, ha comentado a Associated Press que el coste adicional tendrá que repercutirse entre todos los implicados. "Será en los consumidores finales, será en los intermediarios y será en las empresas del sector aéreo", afirmó.

Estos precios bajarán una vez que sean capaces de escalar la producción y la demanda aumente. Las autoridades europeas están estableciendo cuotas para la cantidad de combustible sostenible que las aerolíneas deberán utilizar en el futuro. El objetivo de la Comisión Europea es que para 2030 se reduzcan las emisiones al 55% de lo que se registraba en 1990.

Combustibles fósiles Tendencias de futuro Aerolíneas
El redactor recomienda