Científicos dicen ahora que el polo sur de Marte podría no tener agua
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Solo arcilla

Científicos dicen ahora que el polo sur de Marte podría no tener agua

Tres estudios científicos publicados recientemente ponen en duda la hipótesis de que el polo sur marciano contenga agua líquida bajo su superficie helada

placeholder Foto: Debajo del hielo del polo sur de Marte puede que no haya agua, sino arcilla. (ESA)
Debajo del hielo del polo sur de Marte puede que no haya agua, sino arcilla. (ESA)

Hace tres años, un grupo de investigadores anunciaba haber encontrado indicios de agua líquida bajo la capa de hielo del polo sur marciano. Ahora, nuevos estudios sugieren que los flujos de agua observados anteriormente podrían ser causados en realidad por un tipo de arcilla muy habitual en Marte: la esmectita.

Foto: Una estación de carga de Tesla

En 2018, un equipo de científicos del Instituto Nacional de Astrofísica de Italia analizó las señales del radar de la sonda espacial europea Mars Express de la ESA. Las señales del radar pueden penetrar la roca y el hielo y van cambiando al reflejarse en diferentes materiales. Algunas de estas señales proyectaban unos reflejos brillantes en el polo sur lunar que fueron interpretados por el equipo como agua líquida.

La noticia dio la vuelta al mundo. Este hallazgo abría la posibilidad de que hubiera vida en el Planeta Rojo, pero también significaba que la posible colonización de Marte sería más fácil. No es lo mismo tener agua líquida a tu disposición que tener que generarla artificialmente.

Ahora, tres nuevos artículos, publicados en apenas un mes en la revista 'Geophysical Research Letters', ponen en duda esta hipótesis y han revolucionado a los astrofísicos.

placeholder La esmectita está presente en las capas de hielo del polo sur de Marte. (NASA)
La esmectita está presente en las capas de hielo del polo sur de Marte. (NASA)

El primero llega desde la Universidad Estatal de Arizona. Después de analizar 44.000 señales del polo sur marciano obtenidas con el radar del MARSIS (Mars Advanced Radar for Subsurface and Ionosphere Sounding), los investigadores encontraron más reflejos como los del estudio de 2018. La diferencia es que muchos de estos reflejos, que anteriormente se asociaban con agua líquida, estaban demasiado cerca de la superficie. La temperatura en ese lugar es tan fría que haría imposible la presencia de agua líquida, incluso si esta estuviera mezclada con perclorato, un tipo de sal muy común en Marte que ayudaría a bajar la temperatura de congelación.

El segundo artículo viene también de la Universidad Estatal de Arizona. En él, otro grupo diferente de investigadores estudió la posible causa de estos reflejos y sugirió una serie de materiales que podrían ser sus responsables: distintos tipos de arcilla, minerales portadores de metales y hielo salino.

placeholder Los puntos de colores representan lugares en los que el Mars Express ha detectado reflejos. (ESA)
Los puntos de colores representan lugares en los que el Mars Express ha detectado reflejos. (ESA)

Finalmente, un tercer equipo, esta vez de la Universidad de York, en Canadá, publicó otro artículo en el que detallaban los análisis realizados en su laboratorio sobre las propiedades de la esmectita. Un material con aspecto de roca que tiene su origen en el agua líquida que existió en el planeta rojo hace años.

El equipo puso varias muestras de esmectita en un cilindro diseñado para medir cómo interactuarían las señales de radar con ellas. Luego lo rociaron con nitrógeno líquido para congelarlo a una temperatura cercana a lo que se puede encontrar en el polo sur marciano: -50 °C. En las mediciones con el radar del laboratorio vieron que la esmectita congelada puede producir los reflejos anteriormente observados en el polo sur gracias al MARSIS.

placeholder El investigador Isaac Smith preparado para poner la esmectita a -50 °C. (Universidad de York)
El investigador Isaac Smith preparado para poner la esmectita a -50 °C. (Universidad de York)

Además, al analizar los datos del espectrómetro que lleva a bordo Mars Express, el equipo comprobó que en el polo sur de Marte hay bastante concentración de esmectitas.

Esto no demuestra categóricamente que no haya agua, igual que el descubrimiento de los investigadores italianos tampoco aseguraba que la hubiera. La única manera de saberlo con toda seguridad sería aterrizar en el polo sur de Marte y excavar a través de las placas kilométricas de hielo.

"En la ciencia planetaria, a menudo nos acercamos a la verdad", afirma Jeffrey Plaut, del JPL de la NASA. "Pero intentamos reducir las posibilidades al máximo para llegar a un consenso".

Marte Investigación Agua