Los aviones eléctricos de Bill Gates despegarán en 2026
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Fabricados en Suecia

Los aviones eléctricos de Bill Gates despegarán en 2026

La primera flota de aviones comerciales eléctricos del mundo comenzará a despegar a partir de 2026. Por lo meno ése es el objetivo de una compañía

placeholder Foto: Render del ES-19 en vuelo (Heart Aerospace)
Render del ES-19 en vuelo (Heart Aerospace)

La primera flota de aviones comerciales eléctricos del mundo comenzará a despegar a partir de 2026. Por lo meno ése es el objetivo de una compañía aeronáutica sueca que cuenta con el respaldo económico de Bill Gates y la gran aerolínea estadounidense United Airlines.

Foto: Ilustración de un asteroide camino a la tierra. (NASA)

Parece que los suecos van por buen camino porque — aparte de invertir 35 millones de dólares — United y su aerolínea asociada Mesa Airlines han formalizado la compra de esa gran flota, que contará con 200 aeronaves. Es la primera gran adquisición de un avión eléctrico de la historia, afirman.

Si sucede como planean, será obviamente un paso gigantesco para la aviación comercial eléctrica. Gates — a través de su firma de inversión Breakthrough Energy Ventures — y United están convencidos de que tendrán éxito. Según el vicepresidente de inversiones de United Michael Leskinen, “Breakthrough Energy Ventures es la voz líder de los inversores que están apoyando la tecnología de creación de energía limpia. Compartimos su visión [...] y reconocemos que los clientes quieren asumir la responsabilidad sobre su huella de carbono”.

placeholder Render del ES-19 en vuelo con los colores de United (Heart Aerospace)
Render del ES-19 en vuelo con los colores de United (Heart Aerospace)

El despegue de esta flota sería un hito histórico, marcando el comienzo del fin de las aeronaves que utilizan queroseno. Todavía quedarían varios retos importantes para conseguir que los grandes aviones lleguen a ser eléctricos, sí, pero esta flota de pequeños aviones comenzaría a cambiar la manera en la que el público percibe la aviación moderna.

Cómo funciona

El ES-19 en un avión para 19 pasajeros diseñado por Heart Aerospace para volar distancias cortas. Esta compañía aeronaútica sueca con base en la tan industriosa como luminosa Göteborg, asegura que su rango será de 400 kilómetros pero mejorará con el paso del tiempo y nuevas tecnologías de baterías.

placeholder El ES-19 en el hangar (Heart Aerospace)
El ES-19 en el hangar (Heart Aerospace)

Su tamaño parece demasiado pequeño comparado con los aviones regionales actuales pero, en los años 90, la propia Mesa Airlines operó la mayor flota de aeronaves de 19 pasajeros del mundo.

El coste operativo de esos aviones dejó de tener sentido durante las últimas tres décadas. Según Heart Aerospace, el coste de propiedad de un avión turboprop combustión de 19 pasajeros es el mismo que uno a reacción de 70 asientos. Y cuando vuelas en pequeños trayectos, afirman que el desgaste de los motores es el mismo sin importar la distancia del trayecto. De esa manera, las aeronaves pequeñas dejaron de ser rentables.

Sin embargo, Heart asegura que su ES-19 reduce radicalmente el gasto energético y de mantenimiento. Tanto que hace posible que un avión de estas características sea mucho más rentable para las aerolíneas, más cómodo para el pasajero y mejor para el medio ambiente que los reactores actuales.

placeholder Interior del ES-19 (Heart Aerospace)
Interior del ES-19 (Heart Aerospace)

El ES-19 cuenta con un fuselaje de aluminio ligero y será capaz de aterrizar y despegar de pequeños aeródromos con pistas de sólo 750 metros. Además, Heart Aerospace afirma que otra de las ventajas del ES-19 es que su arquitectura eléctrica modular hace que no necesite de una gran infraestructura para operar o mantenerlo. Este tipo de aeropuerto es muy común en los Estados Unidos y abundan cerca de ciudades de todos los tamaños algo que será vital para las líneas de corto recorrido para las que han sido diseñados.

Un largo recorrido para el largo recorrido

La compañía dice que, con nuevas tecnologías de baterías, podrán ampliar el rango de acción. Por ahora, sin embargo, estarán limitadas a rutas típicas muy cortas. Por ejemplo, los 120 kilómetros que hay entre el aeropuerto internacional de San Francisco y el aeropuerto del condado de Modesto o los 191 kilómetros entre Chicago O’Hare Internationa y el aeropuerto de la Universidad de Purdue. Esto se debe a que, aunque puedan volar durante 400 kilómetros, necesitan guardar la energía suficiente para casos de emergencia como los desvíos por mal tiempo o los aterrizajes abortados.

placeholder Los tres aviones de hidrógeno en los que está trabajando Airbus (Airbus)
Los tres aviones de hidrógeno en los que está trabajando Airbus (Airbus)

Pero como admite la propia compañía, todavía queda mucho para que podamos cruzar el Atlántico o ir de Madrid a Londres en un avión de baterías eléctricas. Según expertos como Elon Musk, la densidad energética de las baterías eléctricas es demasiado pequeña en comparación con las limitaciones de peso en un avión. Por tanto, habrá que avanzar en otros frentes — como las células de hidrógeno.

Los aviones de célula de hidrógeno aportarían la suficiente densidad energética como para poder realizar vuelos transoceánicos. También usarán baterías como “búfer” energético, pero serán muchísimas menos de las que requiere un avión puramente “enchufable” y serán más limpios que estos últimos. Las baterías son extremadamente difíciles y caras de reciclar una vez alcanzado el fin de su vida útil. Es un problema muy serio porque son extremadamente tóxicas para los humanos y el medioambiente.

Desgraciadamente, todavía queda mucho recorrido para el eléctrico de largo recorrido. Airbus, uno de los fabricantes que parece estar apostando más fuerte por este nuevo tipo de aeronave con su proyecto Zero-e, calcula que llegarán para 2035 como muy pronto.

Bill Gates Suecia Aeronáutica Electricidad
El redactor recomienda