El Pentágono quiere usar el Starship de Musk como avión de carga supersónico
  1. Tecnología
  2. Novaceno
En menos de una hora

El Pentágono quiere usar el Starship de Musk como avión de carga supersónico

El Pentágono va a gastarse unos 40 millones de euros en estudiar el uso de cohetes reutilizables como el Starship de Musk para llevar material militar a cualquier lugar del mundo en menos de una hora

placeholder Foto: Starship en Boca Chica. (SpaceX)
Starship en Boca Chica. (SpaceX)

La USAF, el Ejército del aire estadounidense, ha anunciado recientemente que va a gastar 48 millones de dólares (unos 40 millones de euros) en estudiar el uso de cohetes espaciales reutilizables como aviones de carga supersónicos.

Foto: La transmisión de dos marchas con geometría variable Ingear. (Inmotive)

La Space Force supervisará el proyecto, según indica la propia USAF en un comunicado de prensa, y será su propio laboratorio de investigación (el AFRL) el encargado de estudiar y desarrollar todos los aspectos de este nuevo plan. Esto incluye: la capacidad de aterrizar un cohete en distintas superficies, incluso en sitios remotos; la capacidad de aterrizar con seguridad un cohete cerca del personal y de las estructuras, y diseñar un puerto de carga del cohete, la logística para la carga y descarga rápidas y lanzar la carga por aire desde el cohete después de la reentrada con el fin de dar servicio a lugares donde un cohete o un avión no pueden aterrizar.

Este nuevo programa de la USAF se llama Rocket Cargo y está enmarcado dentro Vanguard, un plan estratégico del Pentágono para actualizar su ciencia y tecnología durante esta década. "Las Fuerzas Aéreas han proporcionado movilidad global rápida durante décadas y Rocket Cargo es una nueva forma en que el departamento puede explorar capacidades complementarias para el futuro", comenta John Roth, secretario interino de las fuerzas aéreas estadounidenses. "Las iniciativas de Vanguard conducen a avances que cambien las reglas del juego y preserven nuestra ventaja sobre los competidores cercanos, y esta última adición es también un hito significativo por ser el primer Vanguard evaluado bajo la supervisión de la Space Force".

placeholder La idea es que una nave aterrice en cualquier punto del planeta con 100 toneladas de carga en una hora o menos.
La idea es que una nave aterrice en cualquier punto del planeta con 100 toneladas de carga en una hora o menos.

El Ejército americano quiere ser uno de los pioneros en utilizar la capacidad de cohetes como el Starship de SpaceX para transportar rápidamente gran cantidad de material de defensa a los puertos de cualquier parte del mundo. Sería como tener un avión de carga supersónico capaz de plantarse al otro lado del globo en menos de 60 minutos y con el poder de desplegar un número enorme de soldados, armamento o material humanitario.

El jefe de Operaciones Espaciales, el general John W. Raymond comenta que, "una vez en funcionamiento, el Rocket Cargo alterará fundamentalmente el panorama de la logística rápida, conectando el material a los combatientes conjuntos en una fracción del tiempo que se necesita hoy en día. En caso de conflicto o crisis humanitaria, la Fuerza Espacial podrá proporcionar a nuestros dirigentes una opción independiente para alcanzar objetivos estratégicos desde el espacio."

No es la primera vez que el Ejército estadounidense se plantea algo similar, pero hasta ahora su coste lo hacía prohibitivo. El advenimiento de nuevas compañías como SpaceX con su Starship son una promesa que de cumplirse abarataría radicalmente esos costes y haría que el plan de tener una nave de carga supersónica se pueda hacer realidad.

placeholder Musk pondrá el cazo para pillar otro contrato con los militares americanos.
Musk pondrá el cazo para pillar otro contrato con los militares americanos.

El Ejército americano no se cierra a colaborar con ninguna de las compañías aeroespaciales aunque por ahora solo el Starship de SpaceX parece estar en condiciones de ofrecer una gran capacidad de carga en cohetes reutilizables que puedan despegar y aterrizar. Aun así, todavía les queda, los ratios de éxito de sus lanzamientos son todavía demasiado bajos como para considerarlos comercialmente viables hoy en día.

La otra es Blue Origin, de Jeff Bezos, que con su New Glenn podría acercarse a las especificaciones del Starship, aunque todavía está lejos del cohete de Musk como para poder competir. Aun así, este programa se va a desarrollar con vistas a 2030 y todavía hay tiempo para que el New Glenn gane terreno.

La USAF no oculta que el objetivo de este programa es dotar a su Ejército de una herramienta que les dé ventaja sobre sus rivales. "La logística rápida sustenta nuestra capacidad de proyectar poder", cometa el general Arnold W. Bunch, Jr. "Esa es la motivación fundamental para iniciar el programa Rocket Cargo. Vemos sus aplicaciones iniciales en el rápido restablecimiento de la capacidad operativa de las fuerzas que avanzan en entornos austeros, así como en la reducción drástica del tiempo necesario para prestar asistencia humanitaria crucial y ayuda en caso de desastre."

Rocket Cargo será el 4 programa de Vanguard y se unirá a Skyborg, una iniciativa para implementar la inteligencia artificial en vehículos aéreos no tripulados; NTS-3, un satélite experimental con el que se pretende mejorar la precisión del posicionamiento, la navegación y la medición del tiempo del actual sistema GPS; y Golden Horde, una iniciativa que busca conseguir que distintas armas como bombas o misiles guiados puedan funcionar en modo colaborativo como un enjambre que comparte información sobre el objetivo.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
SpaceX Pentágono Tendencias de futuro
El redactor recomienda