Los científicos que viven en un volcán para diseñar los trajes espaciales de Marte
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Minería espacial

Los científicos que viven en un volcán para diseñar los trajes espaciales de Marte

Diseñar aquí en la Tierra los trajes espaciales que llevarán los exploradores de Marte o la Luna requiere encontrar un lugar aquí que tenga condiciones análogas. Ese lugar está dentro de un volcán en Hawaii

placeholder Foto: El volcán imita las condiciones de Marte. (HI-SEAS)
El volcán imita las condiciones de Marte. (HI-SEAS)

Un grupo de científicos está explorando el interior de los tubos de lava de Hawái vestidos con trajes espaciales como si estuvieran en Marte o la Luna. El objetivo del experimento es simular las condiciones en que trabajarán los futuros astronautas para diseñar los próximos trajes espaciales.

HI-SEAS (Hawaii Space Exploration Analog and Simulation) es una estación de investigación situada a unos 2.500 metros de altura en el volcán Mauna Loa de Hawái. Las condiciones geológicas ahí arriba son análogas a las de Marte o la Luna, por eso lleva desde 2013 acogiendo distintos proyectos de investigación que tienen como finalidad prepararnos para los próximos viajes espaciales.

Foto: Visualización de un volcán en la superficie de Venus (Peter Rubin/NASA/JPL-CalTech)

Los científicos pasan desde días a meses viviendo en las mismas condiciones en que vivirían si estuvieran en el espacio. No reciben ayuda del exterior, a no ser que haya una emergencia, se alimentan de comida deshidratada, el agua está muy racionada y cada vez que quieren salir de la base se tienen que poner un traje EVA ('extra-vehicular activity'). Estos EVA simulados llevan su propio oxígeno e imitan el peso y la movilidad reducida de los trajes que llevan los astronautas.

La tripulación del HI-SEAS opera de forma muy parecida a como lo haría fuera de la tierra: tiene un comandante, un oficial de operaciones, un ingeniero y un oficial de comunicación científica, así como especialistas para experimentos específicos.

placeholder Los investigadores tienen un suministro de oxígeno limitado. (HI-SEAS)
Los investigadores tienen un suministro de oxígeno limitado. (HI-SEAS)

La astrobióloga Michaela Musilova, directora del HI-SEAS, y su equipo llevan años trabajando en los tubos de lava del volcán para descubrir cómo tienen que ser los trajes EVA de los futuros colonos espaciales.

"Hacer investigación bajo las limitaciones de los trajes EVA hace que todo sea mucho más difícil de hacer, y todo lleva tres veces más tiempo", afirma Musilova. "Tenemos que entrenar mucho en la Tierra para averiguar los mejores métodos y crear los mejores trajes EVA para poder realizar este tipo de investigación en la Luna y Marte algún día".

placeholder Los guantes son gruesos y no facilitan el trabajo. (HI-SEAS)
Los guantes son gruesos y no facilitan el trabajo. (HI-SEAS)

La exploración de los tubos de lava es fundamental para encontrar vida en Marte. Según Musilova: “En Marte, los tubos de lava pueden contener biofirmas y distintas formas de vida”. En la Luna, los tubos de lava son un lugar protegido que puede servir para la construcción de asentamientos humanos y de bases científicas —como el ‘Arca de Noé’ lunar que se propuso recientemente para poder conservar todas las formas de vida de la Tierra—.

Un tubo de lava no es un entorno fácil, y recorrerlo embutido en un EVA y con una cantidad limitada de oxígeno puede resultar agobiante. Además, los investigadores llevan unos guantes bastante gruesos con los que tienen que realizar tareas muy precisas, como agarrar pequeñas piedras con los dedos o rascar una pared para recoger muestras sin contaminarlas.

placeholder Buscan restos biológicos como lo harían en Marte. (HI-SEAS)
Buscan restos biológicos como lo harían en Marte. (HI-SEAS)

Las tripulaciones de HI-SEAS han llevado a cabo varios proyectos de investigación bioquímica y geofísica en los tubos de lava que hay cerca de su base. Aunque los investigadores aseguran que aún hacen falta más estudios para evaluar la mejor manera de combinar los objetivos científicos con los puramente exploratorios.

Volvemos a las cuevas

La NASA ya ha anunciado su intención de volver a llevar humanos a la Luna en 2024 a través de su programa Artemis. El objetivo de esta misión es investigar la posibilidad de establecer bases permanentes tanto en la órbita lunar como en su superficie.

Los túneles de lava ofrecen un refugio perfecto ante la radiación y los meteoritos que caen habitualmente en la superficie lunar. Según la Agencia Espacial Europea (ESA), hay tubos de lava que pueden llegar a ser tan anchos como el Central Park neoyorkino, aunque admiten que la gran mayoría del subsuelo lunar sigue siendo un misterio.

boton

La ESA está planteando distintos métodos para la exploración de estas cuevas lunares, como la utilización de ‘rovers’ o de sondas equipadas con cámaras y sensores Lidar. La Universidad de Oviedo propone utilizar enjambres de pequeños robots que entrarán dentro de los túneles de lava y que estarán conectados con el ‘rover’ para recibir energía de forma inalámbrica y transmitir los datos obtenidos.

Francesco Sauro, geólogo planetario y espeleólogo experto en tubos de lava lunares de la ESA, ha desarrollado un plan en tres fases para la exploración de estos túneles. La primera consiste en explorar el borde de la fosa que conduce a una cueva subterránea y encontrar un lugar seguro para acceder a ella. Luego, se desplegará una sonda en la fosa, realizando mediciones de las paredes de la fosa mientras desciende. Y finalmente, la sonda explorará el suelo de la fosa, encontrando una forma de acceder al tubo de lava y realizará experimentos científicos dentro de la cueva para saber más.

placeholder Los túneles pueden provocar claustrofobia. (HI-SEAS)
Los túneles pueden provocar claustrofobia. (HI-SEAS)

La Luna será el gran banco de pruebas para los futuros asentamientos humanos en Marte. Si todo sale bien en nuestro propio satélite, podremos aventurarnos a la épica misión de colonizar Marte. No será nada fácil, pero experimentos como los del HI-SEAS son vitales para el éxito de estas misiones. No solo nos van a ayudar a entender cómo explorar los túneles de lava con mayor seguridad, también son fundamentales para comprender el efecto del aislamiento y la convivencia durante largos periodos de tiempo entre los miembros de una expedición.

Como dice la doctora Musilova, "queda mucho por aprender, entre otras cosas, sobre cómo interactúan los seres humanos en estas difíciles condiciones". El equipo del HI-SEAS, al igual que ocurrirá con los primeros colonos espaciales, está formado por personas de todas las nacionalidades y allí se juntan distintas culturas, distintos idiomas y distintas formas de pensar. La gestión de conflictos y la salud mental de la tripulación serán tan importantes allí arriba como que no se acabe el suministro de oxígeno.

Marte Minería NASA
El redactor recomienda