El universo paralelo que ahorrará miles de millones a la economía mundial
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Un gemelo virtual de la realidad

El universo paralelo que ahorrará miles de millones a la economía mundial

Mientras Epic Games construye el 'metaverso', decenas de industrias están utilizando ya la tecnología de universos paralelos para ahorrar millones de dólares

placeholder Foto: Un fábrica virtual en el Omniverso. (BMW/Nvidia)
Un fábrica virtual en el Omniverso. (BMW/Nvidia)

Mientras comienza la construcción del 'Metaverso' —un universo paralelo formado por mundos virtuales interconectados en los que seres humanos podrán vivir como en el real— las grandes multinacionales industriales están usando otro universo paralelo vedado al resto de los mortales: el Omniverso.

Foto: Tu duplicado digital podría salvarte la vida (Ilustración Empa)

El Omniverso es una plataforma creada por Nvidia, la compañía que fabrica los procesadores gráficos y de inteligencia artificial más avanzados del planeta. Funciona de forma similar al Metaverso, pero, al contrario que este, en el Omniverso las leyes de la física son exactamente iguales a las del mundo físico. Y desde este Omniverso, según Nvidia, se podrán también controlar fábricas, edificios e infraestructuras en el mundo real.

En este universo paralelo, todo funciona como en la vida real. O mejor dicho, todo existe de forma persistente, como lo hace en el mundo físico, gracias a supercomputadores formados por miles de tarjetas gráficas que utilizan un sistema de descripción de escenas universal inventado por Pixar, el legendario estudio de animación fundado por Steve Jobs, Ed Catmull, Alexander Schure y Alvy Ray Smith.

Esta fidelidad permite que compañías como BMW o el gabinete de arquitectura Foster and Partners simulen mundos reales en un entorno virtual compartido por todos sus ingenieros.

Gemelos entre realidades

BMW —una compañía que produce dos millones de coches al año— lo está utilizando ya para crear y gestionar gemelos virtuales de sus fábricas. En estas fábricas virtuales todo se comporta como lo hace en la vida real, incluyendo los robots y los humanos virtuales que viven dentro del Omniverso, que simulan sus contrapartidas físicas.

Según el CEO de Nvidia, en el Omniverso la fábrica es tan real como una de verdad. Dentro de este universo digital, los robots de montaje se comportan exactamente como los robots físicos. Y viceversa: estos robots virtuales evolucionan y aprenden a trabajar de manera cada vez mejor. El aprendizaje se puede descargar después a los robots físicos, que inmediatamente adquieren una nueva personalidad en la cadena de producción.

Los ingenieros de BMW tienen el control de estas fábricas y trabajan juntos en este espacio para ajustar los procesos de producción desde cualquier parte del planeta. Un ingeniero en Alemania y otro en Estados Unidos se pueden encontrar en una fábrica virtual, realizar cambios y ver instantáneamente cómo afecta a toda la cadena de producción, desde la entrada de materiales y piezas a las líneas de producción hasta que el coche sale por la puerta.

El Omniverso es tan fiel al mundo real que, cuando el sistema detecta un ahorro de tiempo o materiales, saben que pueden ponerlo en práctica con la seguridad de que van a obtener el mismo beneficio en la producción física.

El impacto del Omniverso en el mundo real

Jensen Huang —director ejecutivo de Nvidia— asegura que las simulaciones que viven en el Omniverso se pueden optimizar también gracias a la inteligencia artificial. Como con las fábricas de BMW, cualquier optimización puede tener un efecto inmediato en el gemelo en el mundo real, ya sea una fábrica, un hotel, un rascacielos o una megaestructura. De hecho, Bentley Systems —que fabrica las herramientas de diseño 3D usadas en casi todas las infraestructuras del mundo— está desarrollando ya herramientas dentro del Omniverso que permitirán a los ingenieros monitorizar y predecir el comportamiento de cualquier tipo de construcción en el mundo real.

El Omniverso, dicen sus nuevos adeptos, tiene el potencial de ahorrar billones de dólares en cientos de industrias a nivel global.

Los arquitectos e ingenieros de Foster and Partners, por ejemplo, colaborarán en sus proyectos dentro del Omniverso desde las 17 oficinas que tienen distribuidas por todo el planeta. Ericsson, la multinacional sueca de infraestructuras de telecomunicaciones, está creando gemelos de ciudades completas para ensayar sus equipos, simulando cómo se comportarán en las redes dependiendo del terreno.

El Omniverso también más allá de la fabricación. WPP —la agencia de publicidad más grande del mundo— quiere dejar de utilizar localizaciones reales para filmar sus anuncios. El ahorro de tiempo y dinero será brutal, dicen, igual que la reducción de su huella de carbono. Para lograrlo están creando cientos de localizaciones virtuales que son gemelos exactos de lugares reales, capturados con cámaras en drones aéreos. Esas cámaras son capaces de obtener miles de millones de puntos y texturas que luego son importados dentro del Omniverso.

Después, utilizando estas localizaciones gemelas, pantallas led gigantes y cámaras conectadas al Omniverso, los equipos de producción de WPP pueden rodar a actores reales contra esos fondos dando la apariencia de que son totalmente reales. Es un sistema similar al que utiliza el estudio de efectos especiales Industrial Light & Magic para filmar la serie de 'The Mandalorian', que podéis ver sobre estas líneas. ILM, por cierto, también usará el Omniverso para que sus artistas puedan trabajar en mundos virtuales desde cualquier parte.

Viendo la lista de compañías de software que se han subido al carro del Omniverso —básicamente, todas las herramientas de diseño 3D— parece que no habrá que esperar mucho tiempo para que el Omniverso de Nvidia invada todas las industrias imaginables.

En una entrevista con Ventura Beat, Huang sugiere que el Omniverso dará el salto al mundo del consumo con los desarrolladores de videojuegos, que podrán usarlo para construir mundos con exactamente el mismo grado de fidelidad que la plataforma ofrece a nivel industrial. De hecho, Epic Games —la compañía de videojuegos que recientemente han conseguido 1.000 millones de dólares para crear el Metaverso— también es socio de Nvidia en el Omniverso.

Realidad virtual Inteligencia Artificial
El redactor recomienda