Amazon quiere reemplazar tu tarjeta de crédito con tu mano
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Riesgo para la privacidad

Amazon quiere reemplazar tu tarjeta de crédito con tu mano

Después del pago sin contacto con teléfonos móviles y tarjetas, llega el pago biométrico a las grandes superficies

placeholder Foto: Mueve la mano como un Jedi para pagar y que te dejen salir del súper (Amazon)
Mueve la mano como un Jedi para pagar y que te dejen salir del súper (Amazon)

La megacorporación Amazon ha implantado su sistema de pago biométrico en su cadena norteamericana de supermercados Whole Foods. Con él podrás pagar usando tu mano como si fueras un Jedi, siempre y cuando quieras entregarle a Jeff Bezos otro pedazo más de tu cuerpo.

Foto: Selfi del Perseverance. (NASA)

El sistema — llamado Amazon One — funciona como los sistemas de pago sin contacto de tarjetas y teléfonos móviles. Pero, en vez de utilizar un cacharro, utilizas la palma de la mano que has asociado previamente a una tarjeta de crédito o débito en la misma tienda. Para pagar sólo tienes que pasar la mano sobre el lector sin tocarlo.

La multinacional americana ha instalado el sistema en pruebas en las cajas registradoras de un par de Whole Foods y asegura que no supondrá el despido de personal. Por ahora: antes que en Whole Foods, el gigante de internet ya instaló Amazon One en sus tiendas físicas Amazon Go y Amazon Books de la ciudad de Seattle, donde tiene su cuartel general. Después lo extendió a otras tiendas piloto en otras ciudades. Ninguna de esas pequeñas tiendas tienen cajeros humanos.

Ahora, el test en las grandes superficies de Whole Foods marca el pistoletazo de salida para una expansión a nivel nacional e internacional. Amazon ya está extiendiendo los tentáculos de sus tiendas físicas por todo el mundo y no faltará mucho para que desembarquen también en España.

Cómo funciona

Amazon One utiliza una cámara de alta resolución y alta velocidad para leer tu mano. Según la compañía, su tecnología evalúa múltiples aspectos físicos. “No hay dos palmas iguales”, asegura. La cámara captura arrugas y venas para crear un modelo que te distingue de cualquier otra persona. En teoría, esto evita que alguien pueda utilizar tu identidad para irse de compras.

Amazon no da detalles sobre si el sistema es a prueba de falsificación o no. Sabemos que en la identificación de huellas digitales por contacto es fácil crear moldes de látex que engañen a los lectores. También se puede engañar la identificación facial y retinal. No hay motivo para pensar que aquí no podría pasar lo mismo.

placeholder El sistema Amazon One en acción en una caja registradora (Amazon)
El sistema Amazon One en acción en una caja registradora (Amazon)

Privacidad y sistemas biométricos

El mayor problema de Amazon One no está en la posible suplantación de personalidad. Como todos los sistemas de identificación biométrica de consumo masivo — desde la huella dactilar al Face ID de Apple — todos se pueden burlar.

El problema real está en la privacidad y el abrir flancos a ataques de terceros. Seguimos dando información a compañías privadas y administraciones públicas sobre todos los aspectos de nuestra vida, incluyendo partes de nuestros cuerpos. Aunque Amazon dice que estos datos están guardados en su nube de forma segura — y podrás borrarlos cuando quieras — eso no quiere decir que estén a salvo de ataques. Ni mucho menos.

placeholder Amazon ya tiene tu voz. Ahora quiere pedirte la mano.
Amazon ya tiene tu voz. Ahora quiere pedirte la mano.

Si algo nos ha demostrado la historia es que, si un dato está en un sistema informático, ese dato es vulnerable a ojos ajenos independientemente del sistema de seguridad o encriptación que se utilice. Por eso Apple insiste tanto en que no almacena tu información biométrica en la nube sino en tus dispositivos personales.

Aún así, incluso dejando de lado a los hackers, yo no dejaría datos sobre mi cuerpo en los servidores de una compañía privada. Sea la que sea, pero especialmente una con el desastroso historial de abuso e invasión de la privacidad de Amazon.

Privacidad Compras
El redactor recomienda