Elon Musk consigue que un macaco maneje videojuegos con la mente
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Interfaces Cerebro-máquina

Elon Musk consigue que un macaco maneje videojuegos con la mente

Un nuevo avance que nos acerca un paso más a una tecnología que promete ayudar a las personas con parálisis cerebral a controlar dispositivos con su pensamiento

placeholder Foto: Pager echando un Pong con una destreza que ya quisieran algunos humanos. (Neuralink)
Pager echando un Pong con una destreza que ya quisieran algunos humanos. (Neuralink)

Neuralink, la ‘start-up’ de Elon Musk que desarrolla tecnologías para conectar mente y máquina, acaba de presentar la última versión de su chip cerebral y la demostración de su funcionamiento es sorprendente. La compañía compartió ayer un video que muestra cómo Pager, un macaco Rhesus al que previamente le habían colocado uno de sus implantes en el cráneo, es capaz de manejar un videojuego exclusivamente con las señales neuronales de su cerebro.

Foto: Los dos primeros módulos de la estación de paso interplanetaria Lunar Gateway. (NASA)

Esto es solo un paso más en el ambicioso plan de Musk por conseguir una tecnología que nos permita comunicarnos con las máquinas de una manera más natural, sin tener que usar interfaces como pantallas, teclados o comandos de voz. Pero muestra el potencial de esta tecnología en la que ya están invirtiendo otros gigantes tecnológicos como Facebook.

placeholder El implante de Neuralink
El implante de Neuralink

Al contrario de lo que ocurre con los implantes neuronales que se utilizan en la actualidad para controlar prótesis o distintos tipos de computadoras, el Link, nombre que Neuralink ha puesto a su chip, es capaz de comunicarse con las máquinas de manera inalámbrica. Los 1.024 electrodos que componen cada uno de estos implantes le permiten registrar y transmitir la información neuronal con gran definición.

Los investigadores de Neuralink insertaron dos de estos implantes en las zonas de la corteza motora del cerebro de Pager que se encargan de la planificación y ejecución de movimientos de la mano y el brazo. Uno en la parte que controla los movimientos del lado derecho del cuerpo y otro en la parte izquierda.

El expertimento de Neuralink con Pager.

"Modelando la relación entre los diferentes patrones de actividad neuronal y las direcciones de movimiento previstas, podemos construir un modelo (es decir, "calibrar un decodificador") que pueda predecir la dirección y la velocidad de un movimiento próximo o previsto", afirman desde la compañía.

Usando como muestra los datos de la actividad neuronal del Pager cuando usa el mando para jugar al Pong, pueden hacer predicciones que les permiten controlar el movimiento del cursor de un ordenador en tiempo real. En el caso de esta demostración, el cursor es el palito del Pong que se mueve arriba y abajo siguiendo las señales neuronales del macaco.

Así se mueven señales neuronales de Pager cuando juega al Pong.

Este anuncio de Neuralink es el avance más significativo en su interfaz cerebro-máquina (BMI, en sus siglas en inglés) desde mediados del año pasado. En aquella ocasión insertaron un implante neuronal en la corteza cerebral de un cerdo para demostrar la seguridad de Link. Un paso muy importante en las aspiraciones de la compañía de poder implementar esta tecnología en personas con problemas de parálisis cerebral.

Foto: Una interfaz cerebro-máquina que se aplica en la oreja. (Neuralink)

Aunque reconocen que este experimento les va a servir para calibrar el decodificador de actividad neuronal, no lo van a poder replicar con personas con parálisis ya que no podrán disponer de los datos aportados con el movimiento real del mando. A pesar de eso, un estudio realizado por BrainGate, un consorcio de médicos, científicos e ingenieros que investiga y desarrolla BMI, afirma que la corteza motora de los enfermos de parálisis cerebral sigue emitiendo señales con la sola intención del movimiento y esto serviría para realizar las calibraciones.

La compañía también asegura que pone mucha atención en el bienestar de Pager y los otros animales utilizados en sus experimentos. Neuralink ha diseñado un robot especializado capaz de hacer todas las operaciones necesarias para colocar el implante con una precisión que, aseguran, es mucho mayor que la de un cirujano humano. El robot, como comentó Musk en su presentación, puede tanto abrir el agujero en el cráneo, como colocar los implantes sin que dañen la estructura cerebral o realizar la sutura final.

Elon Musk Tendencias de futuro Cerebro
El redactor recomienda