El ejército estadounidense está construyendo un portaaviones volante
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Para lanzar "enjambres de drones"

El ejército estadounidense está construyendo un portaaviones volante

No alucinéis, fans de la Marvel, el portaaviones volante no será el 'helicarrier' de Avengers pero podrá desplegar un enjambre de drones en cualquier parte del mundo

placeholder Foto: El portaaviones del Pentágono no será el helicarrier de SHIELD (Marvel)
El portaaviones del Pentágono no será el helicarrier de SHIELD (Marvel)

Suena a película de la Marvel, pero no lo es: el Pentágono ha dado un nuevo paso en su carrera para construir una flota de portaaviones volantes. La misión de estos portaaviones será lanzar enjambres de drones de combate para atacar objetivos en cualquier parte del planeta.

Foto: Las inteligencias artificiales ya están gobernando nuestro destino. (RV1864/CC)

El programa de DARPA — el brazo de proyectos avanzados de investigación del ejército americano — se llama ‘X-61 Gremlins’ y lo está haciendo la compañía Dynetics en colaboración con Kratos Defense.

El proyecto comenzó en 2016, cuando DARPA publicó un concurso para seleccionar el proyecto que convertiría sus aviones Lockheed C-130 Hércules en plataformas desde las que lanzar ataques de lo que denominan “hunter killers” — cazadores asesinos inteligentes que apoyarían a fuerzas de tierra como los Marines— y drones de reconocimiento.

placeholder Uno de los X-61A listo para el lanzamiento desde un C-130 que hace de portaaviones (DARPA)
Uno de los X-61A listo para el lanzamiento desde un C-130 que hace de portaaviones (DARPA)

Una vez cumplida su misión, los drones no volverán a una base en tierra sino que retornarán a su nave nodriza, donde se re-conectarán a sus puntos de anclaje para repostar y estar listos para salir en otra misión.

Según Dynetics, al final del programa experimental, Gremlins será capaz de lanzar y recoger cuatro drones X-61A en menos de 30 minutos. Los drones, afirma Dynetics, podrán volar durante una hora en un radio de 300 millas náuticas (unos 555 kilómetros) con 22 kilos de carga.

Una nueva prueba inminente

DARPA realizó su primera prueba a finales del pasado enero. En esta ocasión, Dynetics sólo demostró el lanzamiento y vuelo automático de un X-61A, como se puede ver en el vídeo bajo estas líneas.

La siguiente prueba está a punto de celebrarse y, esta vez, incluirá lanzamiento, vuelo y vuelta al portaaviones volante, donde el X-61A ejecutará un maniobra de aproximación para ser capturado por un sistema parecido al que los aviones usan para repostar en el aire.

Una vez capturado, el sistema guiará al X-61A debajo del ala del C-130, asegurándolo con el mismo sistema de anclaje mecánico desde el que lo lanzaron.

Siguientes pasos

La prueba parece bastante humilde pero, de tener éxito, demostrará definitivamente que este tipo de operaciones aéreas son posibles, útiles y seguras.

De ser así, la lógica intención del Pentágono no se quedaría en usar los C-130 que están utilizando en esta prueba. El concepto sería escalable a aviones más grandes que puedan volar a mayor altitud, algo más parecido a los B-52 Stratofortress.

Los drones lanzados desde el espacio podrían ser un paso futuro

Eventualmente, el objetivo final sería tener una flota de portaaviones volando constantemente como ahora tienen a los portaaviones de su fuera naval, que en estos momentos actúan como bases de operaciones por todo el planeta.

Si siguen adelante, es obvio que este tipo de operaciones no requerirá humanos para funcionar y que los mismos portaaviones serán también drones automatizados.

Tampoco estarían exentos de sufrir ataques de otras fuerzas. De hecho, la crítica a este tipo de proyectos es que podrían ser neutralizados por un adversario como Rusia y China. La sofisticación de estos sistemas automatizados está llegando a tal punto que no es difícil imaginar batallas aéreas de drones con resultado de suma cero. Al final, aquel país que cuente con mayor número de fuerzas de reemplazo — o la inteligencia artificial más avanzada — sería el vencedor.

placeholder Se podrían usar aeronaves con pilas de hidrógeno para crear flotas de portaaviones permanentemente en el aire
Se podrían usar aeronaves con pilas de hidrógeno para crear flotas de portaaviones permanentemente en el aire

Aplicaciones en tiempos de paz

Aún así, la utilidad de este sistema de lanzamiento y re-anclaje guiado es innegable para aplicaciones en tiempos de paz. Por ejemplo, pequeños drones eléctricos — lanzados desde plataformas volantes con células de hidrógeno — puedan monitorizar huracanes, niveles de polución, bosques, mares o cosechas antes de volver a su nave nodriza para recargar batería y volver a lanzarse en un ciclo permanente de investigación científica.

No sería la primera vez que una invención de DARPA acabase siendo fundamental para la sociedad civil. El GPS, el ratón o la mismísima internet — que nació como ARPANET, la red que hubiera garantizado la comunicación entre computadoras militares en caso de guerra nuclear — son sólo tres de los miles de ejemplos que los programas de esta agencia han traído al mundo. O más recientemente, los perros robot, los coche autónomos y los primeros sistemas para controlar máquinas conectadas directamente a cerebros humanos.

Pentágono Drone Militar
El redactor recomienda