La extraña lente líquida que puede cambiar la fotografía para siempre
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Saldrá a finales de marzo

La extraña lente líquida que puede cambiar la fotografía para siempre

La empresa china Xiaomi será la primera en poner una lente líquida al alcance del consumidor. Si cumple su promesa, puede cambiar la fotografía para siempre

Foto: La lentes líquidas permitirán cambiar la longitud focal y el foco de una fotografía dinámicamente (Xiaomi)
La lentes líquidas permitirán cambiar la longitud focal y el foco de una fotografía dinámicamente (Xiaomi)

Imagina una lente que no está hecha de cristal sino de agua y aceite, capaz de enfocar tan rápidamente como un ojo humano y capturar cualquier cosa, desde grandes paisajes panorámicos hasta el intrincado patrón de las alas de una mariposa.

La compañía china Xiaomi afirma haber desarrollado eso: una nueva lente líquida que, si funciona como dice, puede cambiar la manera en la que vemos el mundo a través de aparatos digitales. No habrá que esperar mucho para comprobarlo: llegará a finales de marzo en uno de sus teléfonos móviles.

Foto: Quinn, uno de los últimos modelos de Real Doll. (Real Doll)

Aunque será la primera vez que esta tecnología llegue a un producto de consumo, la de Xiaomi no es la primera lente líquida del mundo. Las lentes líquidas que llegaron a los laboratorios en el 2007 son hoy fundamentales en aplicaciones industriales como la inspección de productos en fábricas o la lectura de códigos de barras de alta velocidad. Estas aplicaciones necesitan cámaras ultra-rápidas capaces de sobrevivir cientos de cambios de distancia focal por minuto. Las cámaras con lentes mecánicas son demasiado lentas y además se desgastan por el uso extremo.

Cómo funciona

Actualmente todos los teléfonos vienen con dos, tres, cuatro y hasta seis cámaras, cada una con un sensor y una lente diferente para acomodar diferentes necesidades. Capturar una foto de un paisaje o un grupo de personas requiere un gran angular. Si quieres enfocar un detalle, necesitas una lente telefoto o macro. En una cámara digital funciona igual: aunque ahí no cambia el sensor, necesitas cambiar las lentes para poder cambiar la distancia focal a no ser que uses un objetivos con distancia focal variable, que suelen ser extremadamente grandes y pesados.

Pero si Xiaomi cumple con la promesa de ha hecho en la red social china Weibo, todo esto podría ser cosa del pasado en pocos días.

Una lente líquida es capaz de variar su distancia focal de forma dinámica e instantánea usando un método denominado ‘electrowetting’. En vez utilizar lentes de cristal y motores mecánicos para variar la distancia focal, una lente líquida utiliza un líquido como el agua y una sustancia hidrofóbica como el aceite.

Las moléculas del agua crean la forma de una cuenta al estar en contacto con la capa hidrofóbica. En el otro lado de la sustancia hidrofóbica hay un metal. Al aplicar distintas cargas eléctricas al agua y al metal, las moléculas de la primera se sienten atraídas con mayor o menor intensidad al metal, cambiando su forma instantánea.

El resultado es una lente que no sólo puede capturar cualquier tipo de escena, sino que además puede variar su distancia focal de forma continua, sin pasos intermedios, o pasando de un potente zoom a un gran angular capaz de capturar el Valle de los Dioses como la cámara Cinemascope de John Ford.

Una nueva manera de capturar el mundo​

Con esta capacidad no haría falta tener más de un sensor y una lente en la cámara. Si esta lente de Xiaomi tiene éxito, las implicaciones van más allá de la fotografía móvil.

Según la publicación especializada Optics Mag, las lentes líquidas tienen un gran número de ventajas sobre las lentes tradicionales. Aparte de poder tener esa distancia focal variable — donde además la distancia focal más corta es extrema, mucho más de lo que puede conseguir cualquier objetivo de cristal — estas lentes pueden cambiar el foco dinámicamente de forma instantánea. Para que os hagáis una idea: mientras que las mejores cámaras móviles pueden enfocar en 350 milisegundos, las lentes líquidas pueden hacerlo en dos milisegundos. Esta velocidad es comparable a la de cámaras profesionales que cuestan miles de euros.

placeholder Render 3D de la lente líquida (Xiaomi)
Render 3D de la lente líquida (Xiaomi)

Otro efecto positivo es que, al no tener partes mecánicas móviles, son a prueba de golpes y tienen una vida media mucho mayor que las lentes tradicionales. Su tamaño es también menor, como también lo es su consumo de energía.

La otra gran ventaja es la estabilización de imagen. Las cámaras y los teléfonos móviles utilizan complejos y caros sistemas de estabilización que usan micro-motores para intentar que los componentes de la lente o el sensor se mantengan en su sitio a pesar de que tengas mal pulso. En el caso de las lentes líquidas, la manipulación del campo eléctrico en tiempo real puede compensar cualquier vibración de manera más rápida que los sistemas de estabilización actuales.

Al final, la promesa de este tipo de lentes es obtener imágenes y vídeos perfectos siempre.

Obviamente no sabemos el nivel de sofisiticación de esta lente de Xiaomi. Pero si cumple sólo una parte de las promesas de las lentes líquidas, podemos estar a las puertas de un cambio tecnológico notable que va más allá de hacer fotos con el teléfono móvil. Estas cámaras diminutas serán claves en la era tecnológica de la realidad mixta, donde todos los componentes tendrán que ser tan sofisticados y hábiles como los ojos humanos para que nuestro cerebro “compre” las nuevas realidades alternativas que Apple, Facebook y Microsoft están preparando.

Fotografía Tecnología
El redactor recomienda