Así es el invento que comprobará si podemos vivir en Marte
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Una fábrica de oxígeno marciano

Así es el invento que comprobará si podemos vivir en Marte

Un pequeño aparato cubierto en oro será el responsable de producir oxígeno en el planeta rojo. De su éxito dependen las próximas misiones de exploración de Marte y su posible colonización

Foto: MOXIE la máquina que producirá oxígeno en Marte (NASA)
MOXIE la máquina que producirá oxígeno en Marte (NASA)

Dentro del ‘rover’ Perseverance hay una pequeña caja recubierta de oro que es capaz de recoger el CO2 de la atmósfera marciana y convertirlo en oxígeno. Una misión clave para el futuro de la exploración de Marte y el primer paso para saber si realmente seremos capaces de vivir en el planeta rojo.

El aparato se llama MOXIE, siglas en inglés de Experimento para la Utilización de Recursos In Situ del Oxígeno de Marte, y es una tecnología fundamental para evitar el elevado coste que supone tener que llevar el oxígeno desde la tierra. La atmósfera marciana es 95% CO2 y el oxígeno es básico por dos razones: por un lado asegura que nuestros astronautas puedan respirar en el planeta rojo y por otro, es esencial para que los propulsores de los cohetes funcionen y puedan despegar y volver a la Tierra.

Foto: Un Starship, aterrizando de una base marciana.

MOXIE empezará su trabajo en pocos meses. Según comentó a LiveScience Eric Daniel Hintermanm, investigador del MIT que colabora en el proyecto, el aparato ha respondido satisfactoriamente a los tests que se han hecho para comprobar si ha sufrido daños durante el aterrizaje.

placeholder Technicians loading MOXIE onto the Mars 2020 rover
Technicians loading MOXIE onto the Mars 2020 rover

Una vez activado, MOXIE será capaz de recoger CO2 de la atmósfera y extraer oxígeno. La molécula de CO2 tiene un átomo de carbono y dos átomos de oxígeno y la NASA utiliza una una tecnología llamada electrólisis de oxígeno sólido para separarlos. MOXIE puede tomar una muestra de aire marciano, calentarla a 800ºC y luego aplicar corriente eléctrica para romper el dióxido de carbono (CO2) en monóxido de carbono (CO) y en un átomo de oxígeno (O).

Según Asad Aboobaker, uno de los ingenieros de NASA responsables de su construcción, MOXIE será capaz de extraer seis gramos por hora de oxígeno “lo suficiente para mantener a un perro pequeño con vida”, pero en el futuro planean multiplicar su capacidad por 200. Para llegar a ese punto primero hay que probar si MOXIE es capaz de sobrevivir los continuos cambios del exigente clima marciano. Además, será necesario dotarlo de un sistema capaz de almacenar todo el oxígeno que genera, ahora mismo el aparato está preparado para generar oxígeno, no guardarlo.

Así es cómo funciona el MOXIE

Una tecnología así consume muchos recursos del Perseverance, así que solo se va a poner en funcionamiento en determinados periodos de tiempo para comprobar cómo varía su comportamiento según la meteorolología. Según Aboobaker, se medirán los cambios que se producen del día a la noche, del verano al invierno o cuándo hay tormentas de polvo y cuando no las hay.

placeholder El MOXIE en el laboratorio de NASA antes de su viaje (NASA)
El MOXIE en el laboratorio de NASA antes de su viaje (NASA)

La cobertura de oro de este aparato no es un capricho estético de un ingeniero fan del trap, tiene una explicación científica. Aboobaker comenta que es fundamental que el calor que produce el MOXIE (800ºC) no altere el resto de instrumentos del rover y el oro no puede transmitir calor con eficacia. MOXIE vive rodeado de otros equipos científicos dentro del Perseverance y el oro es el material perfecto para no dañarlos.

placeholder El MOXIE se encuentra en el corazón del 'rover' (NASA)
El MOXIE se encuentra en el corazón del 'rover' (NASA)

Aboobaker tiene claro cómo sería el futuro camino del MOXIE si la NASA decide aplicar esta tecnología: “el lanzamiento y la llegada a Marte se producirían dos años antes de que los humanos lleguen. Tendría varios equipos de apoyo como un sistema de energía y otro de almacenamiento que estarían listos para usarse cuando lleguen los primeros humanos”.

placeholder Ilustración digital del Perseverance en Marte (NASA)
Ilustración digital del Perseverance en Marte (NASA)

La otra función fundamental de una tecnología como la de MOXIE consiste en generar oxígeno para que las naves espaciales puedan despegar de la superficie marciana y llegar a la Tierra. El oxígeno, al combinarse con hidrógeno, provoca una explosión que hace que la aeronave pueda superar la fuerza de la gravedad y salir despedido al espacio. Para que esa reacción suceda, NASA calcula que harán falta entre 30.000 y 45.000 kilogramos de oxígeno. Hinterman afirma que “podemos mandar oxígeno desde la Tierra a Marte, pero si pudiéramos hacerlo en su superficie ahorraríamos una gran cantidad de dinero”.

A pesar de que el coste de mandar carga al espacio ha bajado durante los últimos años, sigue siendo caro como para no tener que calcular cada kilogramo. Según este artículo de The Conversation, SpaceX, la compañía aeroespacial privada pilotada por Elon Musk, cobra unos 2.288 €/Kg, reduciendo significativamente los 15.000 €/Kg que costaba hasta entonces. Por eso un aparato como MOXIE es tan importante dentro de la estrategia de la NASA, cuanto más recursos puedan obtenerse ‘in situ’ más fácil y más económica será la exploración de Marte y su posible colonización.

Marte Espacio SpaceX
El redactor recomienda