Es noticia
Menú
Claves para disfrutar de las Perseidas, la lluvia de estrellas fugaces más esperada
  1. Tecnología
  2. Ciencia
LLUVIA DE METEOROS

Claves para disfrutar de las Perseidas, la lluvia de estrellas fugaces más esperada

Queda poco para el momento de máximo esplendor de este fenómeno, uno de los más esperados del año. ¿Has pensado ya tu deseo?

Foto: Perseidas cruzando el cielo nocturno sobre la curiosa 'ciudad' de piedras volcánicas cerca de Kratovo, en Macedonia del Norte. (EFE/Georgi Licovski)
Perseidas cruzando el cielo nocturno sobre la curiosa 'ciudad' de piedras volcánicas cerca de Kratovo, en Macedonia del Norte. (EFE/Georgi Licovski)

Un verano más, las perseidas se acercan para volver a permitir que nos quedemos pasmados ante una de las lluvias de meteoros más esperadas de todo el año. En esta ocasión, este famoso evento astronómico alcanzará su punto álgido entre la noche del 12 al 13 de agosto.

Las lágrimas de San Lorenzo, llamadas así por su coincidencia con el santo el 10 de agosto, se producen entre el 17 de julio y el 24 de agosto. Sin embargo, este año no serán las únicas en desfilar por el cielo, ya que a estas se une la última superluna del año, conocida como luna de esturión. ¿Cuándo? Justo en el punto más álgido de esta esperada lluvia en la que podrá observarse una luna más grande y brillante de lo habitual. Por este motivo, no será el año más óptimo para poder disfrutar de este evento astronómico, aunque siempre podremos cazar alguna.

Foto: Fotografía del cielo nocturno durante las Perséidas la madrugada de hoy, en la ciudad de Tobati (Paraguay). (EFE)

¿Cuándo y cómo ver las perseidas en su máximo?

Según la NASA, las mejores horas para poder disfrutar de esta maravilla astronómica en el hemisferio Norte son durante las horas previas al amanecer, aunque también pueden apreciarse al anochecer, a partir de las 10 de la noche. En su punto de máximo esplendor, se esperan unos 100 meteoros por hora, pese a que este año la visión no será óptima al coincidir con la superluna. En el caso de que quieras ubicarlas en el cielo, tan solo tendrás que dirigir tu mirada hacia la constelación de Perseo, siendo el punto del firmamento del que proceden las perseidas (no su fuente).

Se trata de un evento del que podemos deleitarnos a simple vista. Solo necesitamos una esterilla, tumbarnos en el suelo y mirar al cielo nocturno veraniego. Sin embargo, no todo es llegar y besar el santo. Es recomendable elegir un sitio con poca contaminación lumínica y, en especial, tener mucha paciencia para hacer llegar nuestro deseo.

El cometa del que proceden las perseidas

Cada año, durante el verano, nuestro planeta atraviesa una nube inmensa de polvo procedente del cometa 109/Swift-Tuttle al acercarse al Sol. Con un núcleo de unos 26 kilómetros de diámetro (más grande que el que provocó la extinción de los dinosaurios), este astro tarda 133 años en orbitar una vez el sol. Fue en 1992 la última vez en la que transitó por el sistema solar interior, y se calcula que no será hasta 2126 cuando podremos ver de nuevo a este gigante de gas y polvo.

placeholder Partículas del cometa 109/Swift-Tuttle. (NASA/Ron Garan)
Partículas del cometa 109/Swift-Tuttle. (NASA/Ron Garan)

Esta travesía provoca que miles de meteoros golpeen nuestra atmosfera a una velocidad de más de 210.000 kilómetros por hora, y que nos deja ese haz de luz que tanto ha fascinado a los astrónomos a lo largo de la historia ¿Cómo? Estos meteoroides (fragmentos del cometa o asteroide), la mayoría del tamaño de un grano de arena, pueden llegar a alcanzar unas temperaturas de hasta 5.000 grados centígrados debido a su colisión contra el firmamento de la tierra y que, posteriormente, produce su desintegración.

Un verano más, las perseidas se acercan para volver a permitir que nos quedemos pasmados ante una de las lluvias de meteoros más esperadas de todo el año. En esta ocasión, este famoso evento astronómico alcanzará su punto álgido entre la noche del 12 al 13 de agosto.

Lluvia de estrellas Ciencia
El redactor recomienda