Es noticia
Menú
El (misterioso) explorador de las personas del lado oscuro: "Una de cada 10 lo es"
  1. Tecnología
  2. Ciencia
ENTREVISTA CON M. MOSHAGEN

El (misterioso) explorador de las personas del lado oscuro: "Una de cada 10 lo es"

El profesor ha desarrollado la teoría del factor oscuro, que señala que psicópatas, narcisistas o maquiavélicos tienen rasgos en común. ¿Serás tú uno de ellos?

Foto: Imagen: L. M.
Imagen: L. M.

Se enciende la ‘webcam’ y al otro lado aparece, por fin, el profesor Morten Moshagen, de la Universidad de Ulm. Dos 'm', la del nombre y la del apellido, como Matt Murdock o Peter Parker, los personajes de Marvel que Stan Lee inventó. Camiseta de Banksy, anillos en los dedos, barba de varios días y coleta. Pero Moshagen no es un superhéroe, aunque su nombre haya aparecido asociado a uno de los términos de psicología 'pop' más conocidos en los últimos años: el factor D o factor oscuro, como fue acuñado por primera vez hace unos años en un trabajo publicado en ‘Psychological Review”.

La apariencia física de un profesor no tendría demasiado interés si no fuese porque no hay ninguna imagen de él en internet, salvo una pequeña instantánea recortada por su cara, algo que contribuye a fomentar la leyenda del 'investigador del lado oscuro'. “La explicación es muy sencilla”, responde. “No quiero que mi rostro esté en ninguna de esas bases de datos. Lo siento. A veces me resulta difícil explicarlo cuando me piden una fotografía”. Ni siquiera hay imágenes de su paso por el XVII Congreso de Metodología de las Ciencias Sociales y de la Salud dentro del campus de Teruel (Universidad de Zaragoza) este mes de julio.

"Los rasgos de personalidad son estables, pero la gente puede cambiar"

El factor D es, como lo explica su página web, “la tendencia básica a maximizar el beneficio personal a expensas del de los demás, acompañado por creencias que sirven de justificación para el comportamiento malévolo de cada cual”. En dicha página cualquiera puede realizar el test que Moshagen y su equipo, en el que también figuran Benjamin E. Hilbig e Ingo Zettler, presentaron a sus conejillos de Indias humanos para llegar a la conclusión de que narcisistas, maquiavélicos o psicópatas, todos tienen un factor en común.

Mi resultado, un percentil de 30% y una puntuación 2.2. ¿He cruzado al lado oscuro?

PREGUNTA. Mucha gente conoce su trabajo porque ha oído hablar de él en los medios, pero no entiende exactamente de qué va eso del factor oscuro. ¿Lo puede resumir?

RESPUESTA. Históricamente, se han identificado diferentes rasgos de personalidad que se supone que están ligados al crimen, a la mentira y a la violencia, y eso te clasifica como psicópata, narcisista, etc. Nuestra idea era que, como todos estos rasgos son similares, quizás exista uno que los una a todos. Así fue como surgió esta idea: que solo hay un único rasgo de personalidad que determina si eres propenso a mentir a los demás, a hacerles daño, etc. El resto de rasgos son una combinación de este rasgo principal con otros. Por ejemplo, alguien maquiavélico tiene un alto factor D y al mismo tiempo es estratégico.

P. ¿Todos podemos incurrir en algún momento en comportamientos de este factor oscuro?

R. Sí, y de hecho hay una amplia gama. Puede ser mentir y engañar, puede ser acosar, puede ser agredir a alguien. Cualquier comportamiento que te ponga por delante de los demás y que dañe a los demás, en sentido amplio.

P. He hecho el test y he obtenido una puntuación de 2,2 y un 30%. Soy, además, un poco narcisista. ¿Debo preocuparme, profesor?

R. Lo primero que te diría es que eres completamente normal y perfectamente agradable. Si tienes un 30%, estás justo por debajo de la media, en la mitad de los buenos. Pero hay gente que obtiene puntuaciones mucho más altas, y que no se habían dado cuenta hasta ese momento. Está bien que se den cuenta para monitorizar su propio comportamiento.

Foto: Extraño episodio veraniego en la Plaza Mayor de Madrid. (Reuters/Isabel Infantes)

P. Muchas personas, como me puede ocurrir a mí en un momento dado, quizá descubren de repente que están siendo manipuladoras, o narcisistas, o que lo fueron en el pasado. ¿Se trata, en la mayoría de casos, de comportamientos inconscientes de los que no nos damos cuenta?

R. Es distinto. A veces, alguna gente se comporta de esa manera sin saberlo. Pero otra gente lo hace y lo sabe perfectamente. Pero sí, la mayoría de la gente se comporta como suele hacerlo sin darse cuenta de que lo que está haciendo no está bien. Es un proceso inconsciente. El primer paso para cambiarlo es darse cuenta. Por lo general, los rasgos de personalidad son bastante estables. Lo que hicimos fue volver a preguntarle ocho años después a la gente que había hecho el test. Los que sacaban una puntuación elevada aún obtenían una puntuación alta, pero en la mayoría de casos esta descendió, aunque por comparación siguiesen siendo los 'malos'. Eso quiere decir que la gente puede cambiar, y es positivo.

P. ¿Favorece la vida moderna el desarrollo de estos rasgos oscuros?

R. Nuestro sistema económico está basado en la competición. Eso recompensa ciertos rasgos particulares, pero hasta cierto punto. Existen muchas leyes para castigar a gente que hace las cosas mal. No puedes atropellar a alguien con tu coche, porque el Estado te va a perseguir y te va a castigar. Tenemos muchas leyes y normas para evitar que se salgan con la suya. Así que sí y no al mismo tiempo.

"Entre la gente normal, no tienes que ser malo para prosperar. Puedes ser bueno y triunfar"

Mi sospecha es que si te fijas en la alta política, no es fácil llegar ahí siendo agradable con todo el mundo todo el tiempo. Si quieres alcanzar las posiciones superiores, tienes que desarrollar ese factor oscuro. Otra cuestión es la gente normal, si te fijas en cuánto ganan o en su posición en la compañía, no hay ninguna relación. No tienes que ser malo para prosperar. Así que no diría que es un comportamiento necesario, puedes ser bueno y triunfar.

P. Uno de los comentarios más comunes que escuchamos en nuestro día a día es que estamos rodeados de psicópatas, de narcisistas, de manipuladores… Pero ¿hasta qué punto es cierto?

R. Diría que una de cada 10 personas lo son. Antes me has dicho que has sacado una puntuación de 30%, ¿verdad? Todas esas personas han obtenido más de un 90%. Se trata de gente problemática, con la que resulta muy difícil tratar. Y el 1% superior son los realmente malos.

P. Me gustaría discutir algunos de los conceptos que utiliza en sus trabajos. Por ejemplo, la 'maximización de la utilidad', que está relacionada también de manera íntima con nuestra manera de comportarnos en el capitalismo.

R. Desde luego, esa 'maximización de la utilidad' es totalmente capitalista. Pero lo que debemos tener en cuenta en relación con el factor oscuro es que todos lo llevamos a cabo en un momento u otro, todos intentamos hacer cosas que nos beneficien. Es normal y positivo, lo necesitamos. Pero la gente del factor oscuro perjudica a los demás. Por ejemplo, si tienes un gran negocio y contaminas el agua. Sin embargo, puedes tener un negocio exitoso sin dañar el medio ambiente.

Foto: Una niña pasea un perro en un carrito de bebé en Benalmádena (Málaga). (Reuters/Jon Nazca)

P. Una de las peculiaridades de la gente que tiene este factor oscuro es que están dispuestos a soportar cierto daño si eso les permite infligir otro mayor. Aunque en algunas cosas no es tan difícil empatizar con ellos, en esa sí.

R. En alemán, existe un concepto, ‘schadenfreude’ [más o menos, “alegría experimentada ante el sufrimiento, infelicidad o humillación del otro”], que se utiliza también para hablar de la ventaja que obtienes cuando otros pierden, cuando te ríes de ellos. No es tan malo, mucha gente lo hace. Pero a lo que te refieres es a torturar a alguien y obtener placer de ello, es decir, algo más extremo. Lo otro no es tan infrecuente, hay una especie de confort en reírse de los demás como si fuese una manera de aliviar la tensión.

P. Otra característica clave entre la gente con el factor oscuro es que se sienten justificados a comportarse como se comportan, que todos tenemos derecho (y razones) para hacer lo que queremos hacer. ¿Hay un mayor sentimiento de ‘entitlement’, como se dice en inglés, de sentirse con derecho a hacer lo que sea?

R. La justificación es muy importante, porque todo el mundo necesita tener una imagen positiva de sí mismo. Así que necesitan creer que lo que hacen es moralmente correcto. Por lo tanto, tienen que encontrar una manera de justificar lo que hacen. Eso no quiere decir que sea convincente ni lógico. Simplemente, debe ser lo suficientemente aceptable para ellos. Creerse con el derecho a hacer algo, pensar que tienes más derecho que otros a hacerlo, o que uno merece más que los demás, es una de estas maneras de justificarlo. Pero no sé si esto ha cambiado a lo largo del tiempo. Tal vez.

P. También está relacionado con el 'desapego moral', una de las características del factor oscuro, muy relacionado con el individualismo o el cinismo.

R. El desapego moral es una parte importante de esta justificación. Pero es más cognitivo. Lo puedes ver, por ejemplo, en la guerra de Ucrania, cuando se intenta convertir al enemigo ucraniano en un animal. Es un mecanismo para que matar sea más fácil. Hay otras cosas como el cinismo que tienen más que ver con esa noción del mundo como un lugar competitivo en el que cada cual solo busca su propio beneficio y desprecia al resto. Como piensas que todo el mundo hace lo mismo, eso te da derecho a hacer lo mismo. Es un poderoso mecanismo de autojustificación.

"Lo importante no es la severidad del castigo, sino que se produzca cada vez"

P. ¿Cómo lo paramos? Es decir, ¿cómo detenemos tanto a la gente con este factor oscuro como evitamos que estas características sigan extendiéndose?

R. Lo que se necesita, y lo que ya existe, es un amplio sistema de leyes que castigue el crimen. Pero lo importante no es la severidad del castigo, sino recibirlo cada vez que haces algo incorrecto. Si estás conduciendo muy rápido, en lugar de que te castiguen una única vez de forma muy dura, es preferible que te castiguen todas y cada una de las veces. La probabilidad de que te multen tiene que ser muy alta. Aparte, tienes que fijarte en las justificaciones de la gente y crear entornos en los que la cooperación se recompense más que la competición individual. Es algo que nuestra sociedad puede hacer.

P. ¿Y moralmente? ¿No justificamos a veces esos comportamientos psicopáticos, diciendo “bueno, es que el mundo funciona así”?

R. ¿En serio nos comportamos así? No estoy seguro. Hace 50 años, la gente también hacía cosas terribles, y no hemos cambiado tanto.

P. ¿Estará cada vez más presente en la gente este factor oscuro, si tan adaptativo resulta?

R. Es que no es adaptativo. En uno de nuestros últimos trabajos revisamos a ver si la gente con el factor oscuro estaba feliz o no, y resulta que no. Si fuese adaptativo, no serían infelices.

Se enciende la ‘webcam’ y al otro lado aparece, por fin, el profesor Morten Moshagen, de la Universidad de Ulm. Dos 'm', la del nombre y la del apellido, como Matt Murdock o Peter Parker, los personajes de Marvel que Stan Lee inventó. Camiseta de Banksy, anillos en los dedos, barba de varios días y coleta. Pero Moshagen no es un superhéroe, aunque su nombre haya aparecido asociado a uno de los términos de psicología 'pop' más conocidos en los últimos años: el factor D o factor oscuro, como fue acuñado por primera vez hace unos años en un trabajo publicado en ‘Psychological Review”.

Psicología Psicología social
El redactor recomienda