Es noticia
Menú
Las Delta Acuáridas llegan a su máximo: cómo y cuándo ver esta gran lluvia de estrellas
  1. Tecnología
  2. Ciencia
FENÓMENOS ASTRONÓMICOS

Las Delta Acuáridas llegan a su máximo: cómo y cuándo ver esta gran lluvia de estrellas

Es una de las citas ineludibles para los aficionados a los fenómenos astronómicos. Esto es todo lo que necesitas saber para este próximo fin de semana, momento en el que alcanzan su punto más álgido

Foto: (Carlos de Saa / Efe)
(Carlos de Saa / Efe)

El mes de julio se despide con el momento de máximo esplendor de las deltas acuáridas, la cuarta lluvia de meteoros en lo que llevamos de año. Según el Instituto Geográfico Nacional, este fin de semana (noche del viernes 29 al sábado 30 de julio) será la mejor ocasión para disfrutar de esta maravilla astrónomica.

Alrededor de mediados de julio, la órbita de la Tierra entra en una región repleta de polvo cósmico, una corriente de meteoritos dejada a su paso por el cometa 96p-Machholz. Este año, además, va a ser especialmente propicio para su observación. El motivo, que su momento de máxima actividad va a coincidir con el ocultamiento de la Luna (novilunio). Esto explica porque el fenómeno podrá degustarse tan bien en ambos hemisferios.

Foto: Los meteoros de las perseidas, vistos desde el pueblo de La Almadraba de Monteleva, en Almería. (iStock)

Algunos consejos para poder verlas

Durante este fin de semana, se podrán observar en el cielo hasta 20 meteoros por hora. Ambos días de máxima actividad son seguidos, por lo que se juntarán muchas estrellas fugaces en el cielo. En cuanto a las mejores horas para observarlas, será de once de la noche a cuatro de la madrugada, cuando la noche es más cerrada.
Se recomienda acudir a un lugar alejado de las grandes ciudades, y no utilizar elementos ópticos que puedan dificultar nuestra visión. Además, es recomendable llegar media o una hora antes del gran evento, así nuestra vista podrá adaptarse a la oscuridad del momento.

placeholder El 'radiante' de las delta acuáridas. Foto: Instituto Geográfico Nacional.
El 'radiante' de las delta acuáridas. Foto: Instituto Geográfico Nacional.

También existen aplicaciones que te ahorrarán en la búsqueda. Entre las más recomendadas, y gratuitas, se encuentran SkySafari, para Android, y SkyView para IOS. Solo necesitan que los usuarios realicen movimientos panorámicos con el móvil mientras la app situa cada una de las constelaciones. Sin embargo, para aquellos que no estén familiarizados con estas curiosas figuras de la bóveda celeste, las estrellas fugaces podrán aparecer en cualquier parte del firmamento sin necesidad de mirar a un único punto.

Gredos Norte (Madrid) reúne algunas de las mejores condiciones para ver este espectáculo del cielo. Solo hace falta alejarse un poco de las zonas iluminadas y deleitarse en alguno de los 19 miradores estelares señalizados dentro de sus distintos pueblos. Si te encuentras disfrutando tus vacaciones de verano en tierras gallegas, te recomendamos que te acerques al pico más elevado del macizo galaico-leonés, Peña Trevinca (Ourense). Una zona montañosa perfecta para disfrutar de un cielo despejado.

Situado a 2.390 metros de altura y contando con los mejores telescopios solares europeos, el Observatorio del Teide (Tenerife) es el lugar perfecto para disfrutar de un cielo con excelente calidad y ausencia de contaminación lumínica. Por tierras almerienses existe un lugar protegido de impactante biodiversidad y privilegiado para observar las lluvias de estrellas, el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar.

¿Por qué se produce esta lluvia de 'estrellas'?

Cada verano, la órbita de la Tierra coincide con los restos de polvo estelar y rocas que deja en su camino el cometa 96p-Machholz, un visitante común entre los planetas interiores del Sistema Solar. A una velocidad de 41 kilómetros por segundo, este vecino se aleja hasta extenderse más allá de Júpiter y tras 5 años de travesía regresa hasta alcanzar su punto más cercano al Sol, internándose más allá de la órbita de Mercurio. En ese instante, el calor del Astro Rey provoca que su núcleo pase a ser gas, dando forma a esa característica estela que comúnmente llamamos 'cola' y que se extiende por miles de kilómetros de longitud.

En cuanto a su radiente (origen de estas estrellas fugaces), parece provenir de la constelación de Acuario. Más en concreto, en la estrella delta, denominada como Skat. Esto explica por qué se ven mejor desde el hemisferio sur, ya que su brillo se sitúa más alto que en el hemisferio norte.

placeholder Dos personas observan la tradicional lluvia de estrellas o delta acuáridas de julio en la 'Playa del Valle' en el municipio de Betancuria, Fuerteventura. EFE/CARLOS DE SAA
Dos personas observan la tradicional lluvia de estrellas o delta acuáridas de julio en la 'Playa del Valle' en el municipio de Betancuria, Fuerteventura. EFE/CARLOS DE SAA

Otra visita en julio: alfas capricórnidas

Sin embargo, las acuáridas no van a ser las únicas en verse durante las noches calurosas de julio. Las alfa capricórnidas comenzaron el pasado 3 de julio y se extenderán hasta el 15 de agosto. Se trata de una de las lluvias de estrellas fugaces más largas del año, aunque no son las que más espectáculo dan debido a su escasa frecuencia.

Expertos estiman que sus restos provienen del cometa 169p-NEAT, formado en la constelación de Capricornio, como su nombre indica. Su momento de máximo esplendor coincidirá con el de las delta acuáridas, aunque un día después: entre la noche del sábado 30 y el domingo 31 de julio. Pese a esta casualidad astronómica, las capricórnidas no tendrán tanta suerte como las primeras. Solo podrán divisarse 5 meteoros por hora, así que habrá que afinar la vista para poder cazarlas.

Un mal año para las Perseidas

Las famosas Lágrimas de San Lorenzo llegarán este 2022 coincidiendo con la luna llena, un hecho que dificultará en gran medida su apreciación. Su máxima actividad está prevista para los días 12 y 13 de agosto, y podrán ser visibles desde ambos hemisferios (aunque mejor en el norte) en pleno verano. Pese a los 100 meteoros por hora que estiman los expertos, la luna, con una fase del 98,4%, jugará en nuestra contra añadiendo luz y reduciendo la visibilidad de las mismas.

El mes de julio se despide con el momento de máximo esplendor de las deltas acuáridas, la cuarta lluvia de meteoros en lo que llevamos de año. Según el Instituto Geográfico Nacional, este fin de semana (noche del viernes 29 al sábado 30 de julio) será la mejor ocasión para disfrutar de esta maravilla astrónomica.

Lluvia de estrellas
El redactor recomienda