Es noticia
Menú
Delta acuáridas: ¿por qué el 2022 es el mejor año para ver la lluvia de estrellas de julio?
  1. Tecnología
  2. Ciencia
lluvia de estrellas de julio

Delta acuáridas: ¿por qué el 2022 es el mejor año para ver la lluvia de estrellas de julio?

Cada verano, en el mes de julio, las Delta o Eta acuáridas visitan el cielo nocturno, regalándonos todo un espectáculo estelar; este año, además, será uno de los mejores para observarlas

Foto: Delta acuáridas: ¿por qué el 2022 es el mejor año para ver la lluvia de estrellas de julio? Foto: Unsplash
Delta acuáridas: ¿por qué el 2022 es el mejor año para ver la lluvia de estrellas de julio? Foto: Unsplash

La temporada de verano ha llegado y, con él, la época de las lluvias de estrellas más impresionantes. De acuerdo con el calendario astronómico, hay dos grandes fenómenos que surcan el cielo nocturno en la época estival, las Delta acuáridas (o Eta Acuáridas) y las Perseidas, conocidas popularmente como las lágrimas de San Lorenzo. Ambos eventos coinciden en el tiempo, convirtiendo los meses de julio y agosto en poderosos testigos de un espectáculo estelar de lo más esperado.

La primera lluvia de meteoros en llegar son las Delta acuáridas, que surcan el cielo desde el 12 de julio hasta el próximo 23 de agosto. Sin embargo, como suele ocurrir con este tipo de fenómenos, hay una noche en concreto en la que se observa la máxima actividad de los meteoros, que es la noche del 29 al 30 de julio.

¿Cómo se pueden ver las Delta acuáridas?

Tal y como vaticinan desde el Instituto Geográfico Nacional (IGN), este 2022 será un buen año para poder observar esta lluvia de meteoros, puesto que su momento de máxima actividad, que es cuando se detecta un ritmo de aparición de meteoros mayor que la media, se produce justo dos días después de que haya luna nueva (28 de julio). Ese es el mejor momento, según destacan en eltiempo.es, para su observación, ya que la velocidad a la que las Eta Acuáridas surcan el cielo es de 25 meteoros por hora, un ritmo moderado en las lluvias de estrellas.

placeholder El 'radiante' de las Delta acuáridas. Foto: IGN
El 'radiante' de las Delta acuáridas. Foto: IGN

Según explican desde la institución, el novilunio permitirá la observación "en condiciones óptimas" de las Deltas acuáridas; concretamente, a partir de la medianoche, cuando el radiante se situará por encima del horizonte. Asimismo, como siempre ocurre en este tipo de eventos, esta lluvia de meteoros será visible siempre que se encuentre en un sitio elevado y, sobre todo, donde no haya nada que obstaculice las vistas, como árboles o edificios, ni contaminación lumínica.

Si se cumplen estas condiciones, los expertos estiman que desde España se podrán observar entre 12 y 18 meteoros por cada hora y, concretamente, dentro de la península ibérica, serán entre 12 y 15, siempre que no haya contaminación lumínica.

¿Se podrán ver desde España?

Como cada año, esta lluvia de meteoros sí se podrá observar desde España, donde la ola de calor que está asolando al país desde hace semanas, y que tiene a seis comunidades en alerta, ya está llegando a su fin y comenzará a aflojar en varias regiones a lo largo de esta semana. Sin embargo, en otros territorios el tiempo no acompañará a la contemplación de esta lluvia de estrellas como zonas de Pirineos, norte de Aragón, Cataluña y norte de la comunidad Valenciana, se prevén precipitaciones en forma de chubascos y tormentas localmente moderadas para el viernes, 29 de julio.

En el norte de Canarias también habrá intervalos nubosos en las zonas montañosas y, según informan desde la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), es probable que se perciba la aparición de la calima en las islas, lo que puede dificultar la observación de las Deltas acuáridas, de acuerdo con las previsiones meteorológicas.

La temporada de verano ha llegado y, con él, la época de las lluvias de estrellas más impresionantes. De acuerdo con el calendario astronómico, hay dos grandes fenómenos que surcan el cielo nocturno en la época estival, las Delta acuáridas (o Eta Acuáridas) y las Perseidas, conocidas popularmente como las lágrimas de San Lorenzo. Ambos eventos coinciden en el tiempo, convirtiendo los meses de julio y agosto en poderosos testigos de un espectáculo estelar de lo más esperado.

Lluvia de estrellas
El redactor recomienda