Es noticia
Menú
El papel clave de España para que Ucrania pueda espiar los movimientos de las tropas rusas
  1. Tecnología
  2. Ciencia
BAJO EL MANDO DE BORRELL

El papel clave de España para que Ucrania pueda espiar los movimientos de las tropas rusas

La base aérea de Torrejón incluye en sus instalaciones el Centro de Satélites de la Unión Europea (SatCen), encargado de realizar análisis de inteligencia geoespacial

Foto: SatCen. (SatCen)
SatCen. (SatCen)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Que las guerras modernas se libran de múltiples maneras no es nada nuevo. Que la tecnología tiene un papel fundamental, tampoco. Antes y ahora, la información sobre el enemigo es clave. Por eso, además de enviar armas a Ucrania, Josep Borrell explicó hace días que la Unión Europea (UE) iba a prestar apoyo al país invadido por Putin enviando imágenes aéreas y de satélite sobre los movimientos de las tropas rusas. El alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, en coordinación con los ministros de Defensa de los 27 Estados miembros, decidía así poner al servicio del Gobierno de Volodímir Zelenski un instrumento poco conocido, pero importante para la seguridad europea: el Centro de Satélites de la Unión Europea (SatCen). Si no has oído hablar de él, está más cerca de lo que piensas: su sede su ubica en Torrejón de Ardoz (Madrid), enclavado en la base aérea de esta localidad.

El SatCen está celebrando sus 30 años de vida después de que el Gobierno socialista ofreciera a principios de los años noventa esta ubicación a la desaparecida Unión Europea Occidental (organización de defensa que formaban los Estados miembros de la OTAN y la UE). En 2002 se convirtió en una agencia europea de un tamaño modesto, porque cuenta con poco más de un centenar de empleados, sumando expertos civiles y militares, que pertenecen a 20 países. Curiosamente, y a pesar de su nombre, desde este centro de satélites que depende directamente del cargo que ostenta Borrell, no se maneja directamente ni un solo satélite. Entonces, ¿a qué se dedica?

Foto: El presidente Rusia, Vladimir Putin. (Reuters/Sputnik)

El objetivo del SatCen es ofrecer servicios a partir de las imágenes satelitales, que pueden ser adquiridas tanto a proveedores comerciales como gubernamentales. El primer gran servicio es el de inteligencia geoespacial, es decir, la combinación de datos que pueden ser capturados por un satélite, como las imágenes de desplazamientos en el contexto de un conflicto, con otras informaciones de inteligencia para ofrecer un producto que, al final, permite tomar decisiones. ¿Qué tipo de trabajo implica? Estos expertos se dedican a analizar e interpretar las imágenes, mapear y realizar gráficos que ofrezcan información relevante, entre otras cuestiones. ¿Qué están haciendo ahora? "Por protocolo de seguridad, no podemos hablar o brindar información adicional sobre una operación activa", informan fuentes del SatCen a Teknautas, con respecto al soporte que el centro está ofreciendo a Ucrania.

No obstante, remiten a la información disponible sobre las misiones de este centro. Entre otras cuestiones, está la evaluación de las capacidades militares, que puede ser global (campamentos militares, aeródromos, bases navales, etc.) o estar focalizada en "un análisis puntual de las fuerzas desplegadas", como es el caso. El SatCen analiza los componentes terrestres, aéreos y navales de las fuerzas militares. En ocasiones, utiliza imágenes de radar para monitorear la actividad nocturna y otras instantáneas de drones o aeronaves. Aunque el análisis geoespacial está al servicio de los países de la UE, el centro también puede apoyar a terceros, siempre que los Estados miembros estén de acuerdo.

No obstante, tener imágenes no significa que se puedan sacar conclusiones inmediatas nada más observarlas. Por eso, una de las tareas que se realizan es la evaluación de daños de batalla (BDA, por sus siglas en inglés), que supone realizar una estimación precisa del daño que resulta de la aplicación de la fuerza militar. Por medio de la inteligencia geoespacial, se puede evaluar tanto el daño físico como funcional, un análisis que cada vez tiene un papel más importante en la guerra moderna, según el propio centro, "porque las bajas civiles son más altas a medida que las guerrillas urbanas se convierten en la estrategia de combate más común".

placeholder El director de la IAEA, Rafael Mariano Grossi, explica cómo ha sido el ataque en Zaporiyia. (EFE/EPA/Christian Bruna)
El director de la IAEA, Rafael Mariano Grossi, explica cómo ha sido el ataque en Zaporiyia. (EFE/EPA/Christian Bruna)

El episodio de la toma de la central nuclear de Zaporiyia por parte de las tropas rusas, que asustó al mundo por el incendio que provocaron los combates la madrugada del pasado viernes, muestra la importancia de otra de las misiones del SatCen: la vigilancia de infraestructuras críticas. En este caso, resulta especialmente relevante analizar su vulnerabilidad. Habitualmente, los expertos elaboran mapas temáticos que indican los riesgos de ciertas instalaciones, por ejemplo, las presas. La destrucción de un embalse no solo es un peligro local, sino que puede afectar a grandes extensiones de terreno y a sus habitantes por la riada que provocaría. En este caso, además de las imágenes de satélite, son muy importantes los modelos digitales del terreno. Otro ejemplo de infraestructuras críticas que necesitan ser monitorizadas son las grandes tuberías de gas y petróleo, que también son clave en el conflicto de Ucrania, ya que atraviesan el país y lo conectan con Rusia, con Europa Occidental y con puertos cruciales del mar Negro que están en disputa en la guerra, como Odesa y Jersón.

Las otras funciones del SatCen

Si todo esto parece tan importante en una situación de guerra, ¿qué hace normalmente el SatCen? En realidad, los conflictos no son una excepción en el planeta y a menudo desembocan en desastres humanitarios. Para actuar, lo primero es saber qué está pasando. Un ejemplo son las 'primaveras árabes' y sus consecuencias en la última década en países como Túnez, Egipto, Libia, Siria, Yemen o Baréin. Las imágenes satelitales se han utilizado en estos años para realizar las evaluaciones de daños de batalla y proporcionar información sobre la presencia de tropas militares y paramilitares, áreas de influencia o aglomeraciones de personas. En los campos de refugiados, también son útiles para que las agencias humanitarias puedan monitorear fácilmente la situación y brindar asistencia humanitaria. Aún es pronto para saber hasta qué punto la actual crisis ucraniana puede derivar en un problema de este tipo, pero los expertos ya hablan de millones de desplazamientos por culpa de la guerra.

placeholder Josep Borrell. (EFE)
Josep Borrell. (EFE)

Dentro del ámbito de la seguridad, la labor del centro incluye muchas otras operaciones, incluyendo el control fronterizo, el terrorismo, el tráfico de armas, la piratería, los cultivos ilegales o la monitorización de disputas territoriales. Aunque parezca mentira, los satélites pueden ayudar mucho en el control de muchos de estos problemas. Por ejemplo, frente a la actividad terrorista, las imágenes y otros datos espaciales pueden ayudar a localizar campos de entrenamiento o lugares de contrabando de armas. En el caso de las drogas, la teledetección está siendo fundamental para detectar cultivos gracias a las imágenes multiespectrales e hiperespectrales, que pueden distinguir entre diferentes tipos de plantaciones incluso desde el espacio. Los algoritmos de procesamiento de imágenes son capaces de analizar el espectro electromagnético para evaluar ciertas características que dan todas las claves (humedad, clorofila, tipo de hojas, etc.).

En este sentido, una de las misiones del SatCen es detectar el desarrollo de armas no convencionales por parte de países que puedan estar tratando de saltarse tratados internacionales de no proliferación. Así, la teledetección es capaz de identificar todo el proceso de desarrollo de armamento de destrucción masiva desde el principio, es decir, empezando por la detección de actividad minera de uranio. A partir de ahí, podría analizar la infraestructura de fabricación de combustible nuclear y evaluar otros procesos, como el transporte y el almacenamiento.

Por otra parte, aunque el centro de satélites europeo tiene un origen relacionado con la defensa, cada vez se utiliza más la inteligencia geoespacial en áreas muy distintas, como las telecomunicaciones, el transporte, la salud e incluso el sector inmobiliario. No obstante, después de los aspectos que tienen que ver con el crimen y la seguridad internacional, los desastres naturales están emergiendo como una de las mayores amenazas. Inundaciones, terremotos y deslizamientos de tierra afectan a millones de vidas y la información satelital es fundamental para prevenir algunas situaciones o reaccionar en situaciones de emergencia.

Que las guerras modernas se libran de múltiples maneras no es nada nuevo. Que la tecnología tiene un papel fundamental, tampoco. Antes y ahora, la información sobre el enemigo es clave. Por eso, además de enviar armas a Ucrania, Josep Borrell explicó hace días que la Unión Europea (UE) iba a prestar apoyo al país invadido por Putin enviando imágenes aéreas y de satélite sobre los movimientos de las tropas rusas. El alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, en coordinación con los ministros de Defensa de los 27 Estados miembros, decidía así poner al servicio del Gobierno de Volodímir Zelenski un instrumento poco conocido, pero importante para la seguridad europea: el Centro de Satélites de la Unión Europea (SatCen). Si no has oído hablar de él, está más cerca de lo que piensas: su sede su ubica en Torrejón de Ardoz (Madrid), enclavado en la base aérea de esta localidad.

Conflicto de Ucrania
El redactor recomienda