Es noticia
Menú
Qué riesgos hay si los reactores de la central nuclear de Zaporiyia se vieran dañados
  1. Tecnología
  2. Ciencia
LA MAYOR DE EUROPA

Qué riesgos hay si los reactores de la central nuclear de Zaporiyia se vieran dañados

Las fuerzas rusas se han hecho con el control de la planta y ningún reactor se ha visto comprometido ni hay señales de fuga de radiación. Pero ¿podemos estar seguros de que todo está bien?

Foto: Ataque aéreo ala central nuclear de Zaporiyia. (Reuters)
Ataque aéreo ala central nuclear de Zaporiyia. (Reuters)

El mundo contuvo el aliento toda la noche ante las noticias que llegaban de la mayor central nuclear de Europa, la planta de Zaporiyia, en el sureste de Ucrania. Los bombardeos rusos, que se enfrentaban a las tropas ucranianas por el control de la zona, causaron un incendio que los bomberos solo lograron controlar pasadas las cinco de la mañana. Finalmente, las fuerzas de Putin se hicieron con la planta y ningún reactor se ha visto comprometido ni hay señales de fuga de radiación. La situación parece controlada, pero ¿qué riesgos ha corrido el mundo y cuáles puede seguir habiendo?

Según el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, un desastre en Zaporiyia podría ser "10 veces más grande" que el de Chernóbil. Pero ¿ese riesgo es real? Ya en la mañana de este viernes, el director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Mariano Grossi, ha explicado que un proyectil impactó en un edificio de la planta nuclear, pero aclaró que estas instalaciones no formaban parte de los reactores. Por eso, se produjo “un incendio local que fue extinguido”, de manera que “los sistemas de seguridad de los seis reactores de la planta no están afectados, y no ha habido ninguna fuga de material radioactivo”.

La monitorización de la radiación está siendo correcta, pero “la integridad física de la planta se ha visto comprometida con lo que pasó esta noche”, ha afirmado el director general de la OIEA. Tanto es así que Grossi aseguró en rueda de prensa que ha pedido a Rusia y a Ucrania que le permitan viajar a Chernóbil (también ocupada por los militares rusos) para garantizar la seguridad de la central que sufrió el accidente nuclear más famoso de la historia, también con el objetivo de analizar los riesgos de todas las plantas ucranianas.

En cualquier caso, los expertos consideran que es poco probable que se pudiera producir un desastre. La secretaria de Energía de Estados Unidos, Jennifer M. Granholm, se apresuró a explicar durante la noche que los reactores "están protegidos por estructuras de contención robustas". Por ejemplo, las centrales nucleares están diseñadas de tal forma que, incluso ante la hipótesis de un accidente aéreo o un terremoto importante, los reactores estarían protegidos.

La protección de los reactores

Las referencias que tenemos de otros desastres son engañosas. En particular, de la catástrofe de la también central ucraniana de Chernóbil, porque aquel episodio dejó muchas lecciones y el diseño actual se realiza de modo muy diferente, con un armazón de contención del que solo salen tuberías que transportan el vapor de agua que va a las turbinas. En estas circunstancias, es muy difícil que un incendio externo pueda afectar a los reactores. Las normas también son mucho más estrictas que cuando la central ucraniana, entonces de la URSS, estalló en 1986.

placeholder Proyectiles junto a la central de Zaporiyia. (EFE)
Proyectiles junto a la central de Zaporiyia. (EFE)

La situación también es muy diferente a la de Fukushima, la central japonesa que sufrió un considerable accidente en 2011 tras ser golpeada por un tsunami. A diferencia de la central japonesa, que era un modelo bastante antiguo, Zaporiyia tienen circuitos de agua separados para enfriar el reactor y producir vapor. Según los expertos, los sistemas de seguridad permitirían enfriar el núcleo y evitar que se pudiera derretir. En ese sentido, el único peligro es que hubiera un corte de energía total que impidiera ese enfriamiento, pero las propias centrales cuentan con generadores diésel de respaldo. En el caso de que sufran daños, sí podría haber problemas para enfriar los reactores, aunque tendrían que encadenarse una serie de fatalidades para que todo acabara en desastre.

Eso no quiere decir que no existan riesgos, porque es la primera vez que una situación de guerra afecta directamente a una central nuclear. Si un incendio no se controlase, no se puede descartar que llegara a afectar a la estructura de contención y se liberara radiación, según han explicado algunos especialistas. No obstante, Alfredo García, operador y supervisor de un reactor nuclear en la planta de Ascó y divulgador científico, explicaba en Twitter que “una central nuclear no puede explotar como una bomba atómica por razones puramente físicas”.

¿Cómo podemos estar seguros de que todo está bien? Por el momento, los niveles de radiación no han dado señales de alarma, ya que no se ha producido ningún cambio. Todos los países tienen una red de vigilancia radiológica que informa continuamente de los niveles de radiación ambiental y se comparten a través de la Plataforma Europea de Intercambio de Datos Radiológicos (EURDEP). En España, esta labor la lleva a cabo el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), que cuenta con estaciones de medición en todo el territorio nacional.

El mundo contuvo el aliento toda la noche ante las noticias que llegaban de la mayor central nuclear de Europa, la planta de Zaporiyia, en el sureste de Ucrania. Los bombardeos rusos, que se enfrentaban a las tropas ucranianas por el control de la zona, causaron un incendio que los bomberos solo lograron controlar pasadas las cinco de la mañana. Finalmente, las fuerzas de Putin se hicieron con la planta y ningún reactor se ha visto comprometido ni hay señales de fuga de radiación. La situación parece controlada, pero ¿qué riesgos ha corrido el mundo y cuáles puede seguir habiendo?

Ucrania Chernóbil Vladimir Putin Fukushima Bomberos Conflicto de Ucrania
El redactor recomienda