Este fue el último obstáculo en el camino al mar de la colada: un volcán de 20.000 años
  1. Tecnología
  2. Ciencia
Parte de los 'volcanes de Aridane'

Este fue el último obstáculo en el camino al mar de la colada: un volcán de 20.000 años

La montaña de Todoque se ha convertido en el último protagonista del viaje de la lava. Un cono volcánico del que, justo en julio, se aprobó su protección como "monumento natural"

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

El 3 de septiembre de 2021, cuando todavía ni siquiera la tierra había empezado a temblar de forma alarmante en la isla de La Palma, en Los Llanos de Aridane y Tazacorte había otro debate sobre sus volcanes. Tras meses de preparación, el Cabildo de La Palma aprobaba la disposición pública de las Normas de Conservación del Monumento Natural de Los Volcanes de Aridane. Un texto que buscaba dar un plan de gestión que ayudase a proteger y conservar cuatro antiguos cráteres convertidos en montañas emblemáticas de la isla, y abrían un periodo hasta el 5 de noviembre para que personas físicas o jurídicas pudieran presentar alegaciones. Lo que no se pensaba entonces es que menos de un mes después esos mismos enclaves, y en especial uno de ellos, iban a tener un papel importante en el futuro de una nueva erupción. Junto a la montaña de Todoque (o de los Tres Picos), un volcán de 20.000 años, se divisa cómo la colada de Cabeza de Vaca llega al mar, y si sigue su riada de destrucción.

Esta pequeña loma, ubicada a un kilómetro del mar, con menos de 400 metros de alto y que se divisa desde todo el llano valle de Aridane, fue el último obstáculo de la lava en su camino lógico hacia el océano. Un punto de choque definitivo que puede decidir el grado de destrucción de este dramático descenso y que por ahora ha empujado la lava hacia el sur. A las faldas de este antiguo cono volcánico se sitúan cultivos y más edificios y todos contienen la respiración esperando imaginando si su propiedad ya ha sido arrasada o de momento se salva. Al norte se reúnen gran parte de las plataneras que atesora La Palma, al sur, el lado que está superando por ahora, estos cultivos se juntan con un pequeño poblado rural y edificios que podría arrasar la erupción.

Foto: Foto: Gobierno de Canarias.

Tras pasar por distintas fases, el nuevo volcán de Cumbre Vieja fue decidido a tocar el mar en la costa oeste de La Palma y ya ha formado un nuevo delta que se adhiere a la isla. El parón de este lunes terminó con una actividad mayor e incluso con lo que algunos expertos consideran como un cambio en el comportamiento de la erupción, cuya lava ha pasado a ser mucho más líquida más típica de erupciones 'hawaianas' y a discurrir por los materiales ya depositados como si fuera un tobogán. Y hace que su cabeza aligere el paso. A los pies de este "joven", según los expertos, volcán, se decide el futuro del destrozo.

El volcán de La Palma continúa destrozando Todoque

De nuevo la incertidumbre se apodera de la situación. Si se llegó a dudar del final de la erupción cuando aún no había superado el pueblo de Todoque, pues los llanos, que este mismo volcán ayudó a formar, complicaban el paso de la lava. Ahora ese comportamiento cambiante hace que expertos y lugareños esperen para ver si la lengua crece o solo convierte su paso en el camino definitivo hacia el mar.

La montaña de Todoque, que a simple vista parece una cima más tres puntas frente al océano Atlántico, guarda, como la mayor parte de estas islas, una gran historia detrás. Forma parte de lo que las autoridades han denominado 'Monumento natural de los volcanes de Aridane', siendo esta la cima más alta y también la que cuenta con mayor población y cultivos alrededor, según el estudio de las normas de conservación del monumento. Junto a esta cima están también su vecina y casi gemela montaña de La Laguna, la montaña de Triana y la montaña de Argual. Formando una línea de norte a sur, son, según los defensores de su conservación, elementos representativos de la isla y un hito de referencia territorial de cualidades estéticas y vistas singulares dentro del marco escénico del valle de Aridane.

Destacan su valor e interés paisajístico y geomorfológico, pero para los investigadores Volcanes de Aridane contiene algunos hitos representativos y escasos de la flora de Canarias. Por lo que se buscaba con las nuevas normas aprobadas en julio y abiertas al público en septiembre era la protección de este espacio, la potenciación de sus valores naturales, paisajísticos y geomorfológicos, así como la necesidad de evitar su degradación. Las cuatro cotas, de unos 350 metros, son las partes más visibles en un llano que ahora vive una nueva herida con la colada de Cumbre Vieja.

placeholder Imagen de la colada desde la montaña de La Laguna. (Reuters)
Imagen de la colada desde la montaña de La Laguna. (Reuters)

Tanto es así, que la montaña de La Laguna, en paralelo a la de Todoque y que casi viven como hermanas gemelas, se ha convertido en uno de los miradores más cotizados de la erupción y allí acuden todo tipo de fotógrafos, curiosos, investigadores y periodistas a ver qué ocurre con el volcán. Las dos siguientes, más al norte, se pierden en las localidades de Tazacorte y Los Llanos de Aridane, pero muestran la convivencia con los volcanes de una isla que lleva estos fenómenos en el ADN.

El elemento geomorfológico más destacado

La montaña de Todoque, además, no es una más en este conjunto que ocupa 100,4 hectáreas de dos municipios (Los Llanos y Tazacorte), sino que, según el texto de las normas de conservación, es "el elemento geomorfológico más destacado" por sus pendientes más pronunciadas. "No es casual que la montaña con pendientes más pronunciadas sea también aquella en la cual estos afloramientos (conos de picón derivados de las erupciones periféricas del edificio de Cumbre Vieja) resultan más patentes, llegando a formar una costilla continua que abarca la totalidad de las cotas superiores del cono, y que se resuelve en el elemento geomorfológico más destacado del conjunto", detalla el documento.

Noche de ríos de lava en La Palma

De ahí salen los mencionados tres picos que también dan nombre a esta cima, y su situación también permite mantener vegetación importante para el estudio, pero no todo es bueno para la conservación. Esta montaña también es una de las más marcadas por el ser humano, teniendo el único asentamiento poblacional, en la cara sur del monte. Un grupo de casas que, según el plan, podrían mantenerse pero no crecer con las nuevas normas. Ahora toca ver si ese asentamiento sigue en pie tras el paso de la colada, que ahora todo apunta a que se dirige a esta zona poblada.

placeholder La montaña de Todoque y sus alrededores, durante la erupción actual. (Reuters)
La montaña de Todoque y sus alrededores, durante la erupción actual. (Reuters)

"La montaña de Todoque se encuentra libre de ocupación humana permanente excepto en sus cotas inferiores, con presencia de un almacén de vehículos y restos de extracción (este), asentamiento (sur) y conducciones de riego —Canal Intermedio— y la carretera Argual-Puerto Naos (LP-1244) (oeste), que la limita, así como invernaderos en las inmediaciones del asentamiento", detallan los investigadores.

Por último, el informe destaca el número de parcelas, 129 de 103 propietarios en el área de Todoque y sus recursos culturales. "En este cono volcánico aparecen una serie de yacimientos arqueológicos formados por cuevas naturales de habitación y asentamientos superficiales que ocupan el fondo del cráter, los bordes superiores y las laderas orientales. Tanto las cuevas como los asentamientos se han visto alterados por la intensiva reutilización del terreno como corral o vetas de cultivo de secano. Por todo ello, los restos superficiales son escasos, dispersos y alterados por los agentes atmosféricos. Destaca la presencia de fragmentos óseos. Solo se conocerá la importancia y tipología de los asentamientos cuando se realicen las oportunas catas o sondeos estratigráficos". Una señal más de que tanto ahora como antes, los vecinos de La Palma siempre han convivido con los volcanes.

Volcán
El redactor recomienda