Científicos encuentran huellas humanas en Nuevo México de hace más de 20.000 años
  1. Tecnología
  2. Ciencia
En Estados Unidos

Científicos encuentran huellas humanas en Nuevo México de hace más de 20.000 años

Este trabajo señalaría que los humanos llegaron a América del Norte 7.000 años antes de lo estimado

Foto: Fotografía del hallazgo (EFE/David Bustos/White Sands National Park)
Fotografía del hallazgo (EFE/David Bustos/White Sands National Park)

Un equipo de investigadores que trabaja en Nuevo México (Estados Unidos) ha dado con decenas de huellas humanas que tienen entre 21.000 y 23.000 años. Estas marcas están impresas en barro blando y se formaron en los márgenes de un antiguo lago de poca profundidad. Se trata de una superficie que actualmente forma parte del parque nacional White Sands.

El grupo de expertos del Servicio Geológico de EE.UU. ha sido el encargado de realizar la datación por radiocarbono de unas semillas, las cuales estaban en las capas de sedimentos que había por encima y por debajo del lugar en el que encontraron las huellas. Debido al tamaño de las marcas de los pies, los científicos estiman que se corresponden con adolescentes y niños pequeños que acompañaban a un adulto.

Foto: Retrato de Miguel Ángel de Daniele da Volterra (Creative Commons)

Los autores de la investigación, publicada en la revista Science, desconocen qué hacían esos menores, pero consideran que es posible que ayudaran a los adultos en un tipo de costumbre de caza que estuvo presente en las culturas nativas americanas posteriores.

La llegada del hombre a América

Un ejemplo de ello es el salto del búfalo, que consistía en conducir a los animales por el borde de un acantilado poco profundo. Una vez capturados, debían "ser procesados en poco tiempo", ha explicado la Dra. Sally Reynolds, de la Universidad de Bournemouth y coautora del estudio. La experta recuerda que "había que encender el fuego y empezar a fundir la grasa", por lo que los adolescentes podrían haber colaborado recogiendo leña, agua u otros elementos.

La edad del descubrimiento es clave, porque ha habido innumerables teorías sobre los primeros asentamientos humanos en América. Sin embargo, todas han sido discutidas hasta el momento. Algunos investigadores rechazan la idea de que los humanos habitaran América del Norte mucho antes de hace 16.000 años. Sin embargo, el trabajo de Reynolds señalaría que el hombre llegó a América 7.000 años antes de lo estimado.

placeholder Imagen de las marcas halladas en White Sands (Universidad de Bournemouth, Gran Bretaña)
Imagen de las marcas halladas en White Sands (Universidad de Bournemouth, Gran Bretaña)

"Una de las razones por las que hay tanto debate se debe a la falta de datos inequívocos”, ha contado a la BBC el profesor Matthew Bennett, autor principal del trabajo de la Universidad de Bournemouth. A pesar de su hallazgo, el hombre recuerda “que las huellas no son como las herramientas de piedra […] no pueden moverse hacia arriba y hacia abajo [en las capas del suelo]”.

Durante su trabajo, los investigadores se aseguraron de que las pruebas de datación fueran realmente herméticas. El profesor Tom Higham, experto en el método por radiocarbono de la Universidad de Viena, ha explicado que el equipo “ha llevado a cabo algunas comprobaciones de las fechas del material procedente de las proximidades de la ubicación de las huellas y ha descubierto que las muestras totalmente terrestres [carbón vegetal] produjeron edades similares a las de las especies acuáticas que dataron más cerca de su hallazgo”.

"Las huellas no son como las herramientas de piedra, no pueden moverse"

Además, el profesor ha señalado que los descubridores “han argumentado […] que el lago debía ser poco profundo en el momento en que la gente caminaba por allí, mitigando así el efecto de los depósitos introducidos por las fuentes de carbono antiguas". Por último, Higham sostiene que la coherencia de los resultados y la utilización de la técnica de datación aplicada al yacimiento respaldan la validez de los resultados: "Creo que, en conjunto, se trata de una secuencia de entre 21.000 y 23.000 años de antigüedad".

Estados Unidos (EEUU)
El redactor recomienda