'Superluna' o 'supermarketing': por qué el fenómeno de esta noche no es para tanto
  1. Tecnología
  2. Ciencia
Invento de un astrólogo (no un astrónomo)

'Superluna' o 'supermarketing': por qué el fenómeno de esta noche no es para tanto

La luna del perigeo puede parecer hasta un 15% más grande desde la Tierra y brillar hasta un 30% más, pero las diferencias son difíciles de apreciar para el ojo humano

placeholder Foto: Una 'superluna' sobre la estatua de la libertad. (Reuters)
Una 'superluna' sobre la estatua de la libertad. (Reuters)

Esta noche será visible la llamada 'superluna' rosa, un concepto que hasta la propia NASA utiliza (aunque siempre entre comillas) para referirse al momento en que el satélite se encuentra en fase llena y se sitúa en uno de sus puntos más cercanos a la Tierra. No obstante, este no es un término que nazca de la astronomía, la ciencia que estudia los cuerpos celestes, sino de una disciplina mística y sin fundamentos cuyo nombre puede sonar parecido, la astrología.

La palabra 'superluna' fue creada en 1979 por el astrólogo Richard Nolle, que la utilizó por primera vez en la revista 'Horoscope' de Dell Publishing Company como supuesto predictor de grandes huracanes, erupciones volcánicas y terremotos. No hay ninguna evidencia que respalde esta creencia, pero lo cierto es que el término ha ganado popularidad durante las últimas décadas para referirse al momento en que la luna está dentro entro del 90% del perigeo (su punto más cercano a la Tierra), al mismo tiempo que está llena o nueva. Como no es posible ver la luna nueva, las que suelen ocupar titulares son las lunas llenas.

Es lo que los astrónomos han denominado tradicionalmente luna del perigeo o perigeo-scizgia. La luna gira alrededor de la Tierra con una periodicidad aproximada de 28 días, pero su órbita no es circular, sino elíptica. Ello hace que exista un momento en el que se encuentra más alejada del planeta (a unos 405.500 kilómetros), conocido como apogeo, y otro en el que está más cercana (a unos 363.500 kilómetros), que se denomina perigeo. Cuando se encuentra en el perigeo, la luna suele ejercer mayor fuerza sobre las mareas y tener un diámetro aparentemente más grande de lo habitual, pero lo cierto es que ni es un fenómeno tan inusual ni es tan fácil de apreciar.

Las diferencias son difíciles de apreciar

Dependiendo de cómo se interprete esta definición, en un año cualquiera pueden darse de dos a cuatro 'superlunas' llenas y de dos a cuatro 'superlunas' nuevas. Algunos calendarios de eventos astronómicos incluyen las cuatro lunas llenas de marzo a junio; otros, las tres lunas llenas de abril a junio; y algunos, solo las dos lunas llenas de abril y mayo. La más cercana a la Tierra será la del próximo 26 de mayo, que estará 157 kilómetros más próxima que la de este lunes.

placeholder Tamaños aparentes de una luna llena y una 'superluna'. (Juan Carlos Casado - IAC)
Tamaños aparentes de una luna llena y una 'superluna'. (Juan Carlos Casado - IAC)

"En la situación más favorable, una 'superluna' tendrá un diámetro de apenas cuatro minutos de arco mayor que una Luna llena en el apogeo", señala el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC). Para entenderlo mejor, el incremento del diámetro de la 'superluna' equivale a una quinceava parte del tamaño de la uña del meñique si se observa con el brazo extendido. Tampoco hay diferencias demasiado apreciables en cuanto al brillo. Si la 'lámpara' está más cerca, alumbra mejor, en concreto hasta un 30% más que en su apogeo. "Pero a nuestros ojos, las diferencias son casi indistinguibles", especifica la NASA.

Astronomía
El redactor recomienda