Los científicos que ves en la tele no están aún vacunados contra el virus... ¡y trabajan con él!
  1. Tecnología
  2. Ciencia
PROTESTAN DESDE EL CSIC

Los científicos que ves en la tele no están aún vacunados contra el virus... ¡y trabajan con él!

Trabajan desde hace meses con el SARS-CoV-2, pero no aparecen en los planes de vacunación. Ahora han estallado al fin al saber que pueden llegar a verano sin inmunizar

placeholder Foto: Luis Enjuanes, del laboratorio de coronavirus del Centro Nacional de Biotecnología. (EFE)
Luis Enjuanes, del laboratorio de coronavirus del Centro Nacional de Biotecnología. (EFE)

Los investigadores Luis Enjuanes, Mariano Esteban o Vicente Larraga llevan desde el principio de la pandemia mirando al virus SARS-CoV-2 a los ojos desde sus laboratorios del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Sin embargo, si acaban siendo vacunados pronto contra el covid-19, no será por investigar las debilidades del coronavirus o desarrollar una vacuna contra él, sino porque Enjuanes tiene 75 años; Esteban, 76, y Larraga, 72. Los planes de vacunación no tienen en cuenta al resto de científicos que no han alcanzado aún la edad de jubilación, ¿tendrán que desarrollar ellos mismos una vacuna española contra el virus para poder inmunizarse?

En instituciones del CSIC como el Centro Nacional de Biotecnología o el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, la fecha para vacunarse contra el covid-19 es todavía imprecisa. La Comunidad de Madrid les ha emplazado recientemente a dentro de un mes, finales de abril y principios de mayo, pero en función de la vacuna que les toque —si la de Moderna o Pfizer, por estar en primera línea frente al virus, o la de AstraZeneca por edad— podrían llegar al verano sin estar completamente inmunizados. Y eso en Madrid, quienes trabajan en otros centros del CSIC fuera de la comunidad aún no tienen cita.

Foto: Vacuna de AstraZeneca. (Reuters)

La vacunación en muchas comunidades autónomas ha llegado a un escenario en el que muchos docentes o incluso profesionales vinculados a instituciones como el Colegio de Biólogos están siendo vacunados sin, 'a priori', tener un contacto cercano con pacientes o con el propio virus —desde el colegio apuntan a este periódico que hay muchos de sus miembros trabajando en laboratorios de diagnóstico y por tanto son susceptibles al contagio— situación que ha llevado a los investigadores que llevan meses trabajando con él a estallar. "Es que en función de la vacuna que nos pongan podríamos estar inmunizados en junio o a finales de julio", explica Antonio Alcami, virólogo en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa. "A nosotros no nos preocupa que nos pongan una vacuna u otra, nos preocupan los plazos y que AstraZeneca tenga tres meses para la segunda dosis".

Según explica Alcami, ninguno de los científicos que trabajan en laboratorios P3 —de máxima seguridad biológica— está vacunado aún. "Más allá del riesgo personal para la gente que trabaja directamente con el virus, es que no podemos permitirnos en el país parar la investigación dos semanas porque haya un brote, y ya han tenido varios: cada vez que tienen uno, tienen que parar y al final se retrasa la vacuna española otras dos semanas".

Otro problema importante es que, cuando existe una vacuna disponible contra un patógeno, los investigadores que entran en el laboratorio a trabajar con él no pueden entrar a trabajar con el mismo hasta estar vacunados, o más precisamente, hasta estar inmunizados, varias semanas después de la segunda dosis. "Legalmente, deberíamos cerrar todos los centros del CSIC que trabajan en covid mañana", dice Alcami, "pero como en este país nos gusta saltarnos todas las normas...".

placeholder El virólogo e investigador del CSIC Antonio Alcamí. (EFE)
El virólogo e investigador del CSIC Antonio Alcamí. (EFE)

El virólogo fue uno de los interlocutores del CSIC que en enero solicitaron al área de vacunación de la Comunidad de Madrid que reactivara esta vía y que se vacunara a aquellos científicos que realmente estaban en riesgo de contraer la enfermedad como consecuencia de su trabajo con el virus. De los 700 investigadores que hay en su centro, se pidió vacunar solamente a 60.

Fuera de la comunidad la situación es igualmente preocupante. En Valencia, donde el consorcio SeqCovid se encarga de secuenciar las diferentes variantes del SARS-CoV-2 que van apareciendo en España, aquellos científicos contratados por la fundación hospitalaria Fisabio están ya vacunados, pero los que pertenecen al CSIC aún no. "Tampoco en Salamanca, Barcelona o Cantabria... Ahí cada uno tiene que lidiar con su comunidad autónoma", indica Alcami.

Coronavirus Pfizer Vacunación Primera Línea Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Pandemia
El redactor recomienda