El ornitorrinco podría explicar por qué el hombre no pone huevos
  1. Tecnología
  2. Ciencia
EL GENOMA DEL MAMÍFERO MÁS RARO DEL MUNDO

El ornitorrinco podría explicar por qué el hombre no pone huevos

En 1700, cuando por primera vez se descubrió al ornitorrinco, los científicos no sabían dónde clasificar a este mamífero con pico de pato y esqueleto de reptil

Foto: Es el animal más raro del mundo: mezcla de mamífero, ave y reptil (Foto: Twitter)
Es el animal más raro del mundo: mezcla de mamífero, ave y reptil (Foto: Twitter)

Su nombre 'Ornithorhynchus anatinus' significa "semejante a un pato". Cuando por primera vez lo descubrieron en Australia, hace apenas tres siglos, no sabían qué tenían delante: ¿un ave por su pico?, ¿una especie de castor por su cola y su pelo? ¿o tal vez una especie de reptil con un espolón venenoso? Ahora, según publica la revista Nature, investigadores de la Universidad de Copenhague han podido completar el primer mapa genómico de este animal y es tan sorprendente como él.

La característica que le convierte en el "mamífero más raro del mundo", según aseguran los autores del estudio, es que pone huevos, pero sus crías maman leche. En realidad, no las amamanta, ya que exuda este líquido, como si fuera su sudor. ¿Habrá pasado lo mismo con otros mamíferos? ¿Comenzaríamos todos los animales poniendo huevos?

Foto: Foto: iStock.

"El genoma completo nos ha proporcionado las respuestas cómo surgieron algunas de las características extrañas del ornitorrinco. Al mismo tiempo, decodificar el genoma del ornitorrinco es importante para mejorar nuestra comprensión de cómo evolucionaron otros mamíferos, incluidos los humanos. La clave de por qué nosotros y otros mamíferos eutheria evolucionamos para convertirnos en animales que dan a luz a crías vivas en lugar de animales que ponen huevos”, han explicado en un comunicado recogido por SciTechDaily.

Pone huevos y da leche

Este animal es genéticamente una mezcla de mamíferos, aves y reptiles, y conserva muchas de las características originales de sus antepasados. La más llamativa es que pone huevos. Los seres humanos (junto a otros mamíferos) perdimos los tres genes denominados "vitelogenina", claves para la producción de yemas de huevos, y fuimos reemplazándolos por genes de "caseína", que nos permite generar leche.

El ornitorrinco perdió sus dientes hace millones de años
El ornitorrinco perdió sus dientes hace millones de años

Las aves, por ejemplo, continúan teniendo los tres genes de vitelogenia. El ornitorrinco aún posee uno, a pesar de que perdió los otros hace 130 millones de años. Por eso, continúa poniendo huevos. Sin embargo, aquí viene lo más sorprendente: a la vez ha desarrollado genes de caseína y, como otros mamíferos, produce leche para sus crías.

Aún hay una gran diferencia con la gran mayoría de los mamíferos que le acerca más a las aves: los ornitorrincos no tienen dientes, sino que cuentan con dos especies de placas con los que tritura la comida. Sin embargo, hace aproximadamente 120 millones de años sí que debía poseerlos.

Y el enigma de su sexo

El último descubrimiento genético que ya ha intrigado a los investigadores es cómo determinar su sexo. Los mamíferos tienen dos cromosomas sexuales (X e Y) que determinan el sexo. Sin embargo, el ornitorrinco posee diez cromosomas sexuales (cinco cormosomas X y cinco cromosomas Y).

El ornitorrinco posee 10 cromosomas sexuales (5 cormosomas X y 5 cromosomas Y)

Gracias al descubrimiento de los diez cromosomas sexuales, los investigadores han comprendido que los monotremas (unos mamíferos antiguos que existieron hace millones de años) organizaron sus genes en forma de anillo, que más tarde se dividió en muchos pequeños trozos de cromosomas X e Y. Al mismo tiempo, el mapeo del genoma revela que la mayoría de los cromosomas sexuales monotremos tienen más en común con los pollos que con los humanos.

Así, gracias al ornitorrinco hemos podido descubrir que tenemos mucho más de aves de lo que creíamos. Eso sí, aún nos quedan muchos misterios de estos animales por resolver como, por ejemplo, por qué su piel es fluorescente o cómo cazan gracias a un sistema de electrolocalización (son capaces de percibir los débiles impulsos eléctricos de sus presas).

ADN Evolución Mamífero
El redactor recomienda