Softbox, la desconocida pyme que factura 20 M y ha triunfado con la vacuna del covid
  1. Tecnología
  2. Ciencia
El otro logo de las polémicas cajas

Softbox, la desconocida pyme que factura 20 M y ha triunfado con la vacuna del covid

Su logo aparece en la mayoría de las cajas que llevan las vacunas, también en las que han llegado a España. ¿Por qué? Es la encargada de conseguir que se mantenga la temperatura

Foto: Foto de la caja con las primeras vacunas llegadas a España. No, Softbox no patrocina al Gobierno de España. (EFE)
Foto de la caja con las primeras vacunas llegadas a España. No, Softbox no patrocina al Gobierno de España. (EFE)

Su nombre ha aparecido en casi todas las cajas que se han repartido con la vacuna de Pfizer-BioNTech en las últimas semanas. Su logo, en letras azules, y hasta la dirección de su web han conseguido una cuota de pantalla que ya querrían muchos, pues ni las pegatinas han podido ocultarlo. Softbox ha dado la vuelta al mundo y hasta se ha disparado en las búsquedas de Google. Pero ¿qué hay tras ese 'naming' y por qué aparece tanto? Pues se trata una mediana empresa de envío de medicamentos y otras mercancías a la que la vacuna del covid-19 le ha venido como anillo al dedo.

Softbox Systems, con sede principal en un pequeño pueblo a las afueras de Londres, es una de esas pequeñas compañías especializadas que llevan años funcionando sin hacer ruido en la capa gris de toda la industria logística y que ahora con la pandemia se han disparado en interés por una simple razón: su tecnología es justo lo que se necesitaba. Desde 1995, Softbox se ha ido centrando más y más en envíos con control de temperatura y ahora se ha convertido (como otros competidores) en una pieza clave de las vacunas de Pfizer y BioNTech o la de Moderna, que necesitan ser transportadas sin romper la cadena de frío a varias decenas de grados bajo cero (entre -70 y -20 grados). Igual que se ha disparado la compra de ultracongeladores, estas empresas viven un 'boom', y todo apunta a que no se quedará ahí.

Foto:  Andrea Lisbona con sus productos de Touchland. (Foto: Touchland)

Si su nombre no te suena, no te preocupes, ni siquiera buscando en internet es fácil dar con artículos que hablen sobre esta empresa fuera de páginas especializadas. Es más, el título de uno de los últimos textos que se pueden encontrar sobre ella muestra el aumento del interés, y el anonimato en el que había vivido hasta estos momentos: "¿Softbox Systems es una empresa que cotiza en bolsa?". Por si tú también te lo preguntas y estás interesado en ello, la respuesta es que no, no lo es. Al menos hasta ahora, es una compañía privada, aunque sí cuenta con grandes inversores del sector salud, como Great Point Partners (que firmó un gran acuerdo de recapitalización con Softbox en 2014).

A pesar de ser una mediana empresa, pues no llega ni a los 200 empleados, según las cuentas de 2019 presentadas ante las autoridades británicas, en los últimos años sí ha vivido una importante expansión con la compra de varias compañías (entre ellas, la española Tempack en 2017). Ya tiene sedes en Estados Unidos, Singapur, India y Panamá y, según esas mismas cuentas, factura al año unos 20 millones de euros y consigue unos cuatro de beneficios. Eso sí, como ya avisa la propia empresa en el documento presentado, la pandemia ha podido trastocar todo esto, ha abierto dos nuevos centros logísticos y lo ocurrido con las vacunas apunta a que ha ido a mejor.

¿Por qué esta empresa y no otra lleva las vacunas? Aunque Softbox no ha respondido aún a las preguntas de El Confidencial al respecto, se apuntan dos claves: la tecnología y los acuerdos con los fabricantes.

Tecnología como anillo al dedo

Si uno da una vuelta por su web, se ve la especialización de Softbox en los envíos con temperatura controlada y cómo se han centrado en el terreno farmacéutico y sanitario, pues todos sus productos tienen como objetivo ese sector. Según muestra la empresa, sus últimos modelos de empaquetado están preparados para el envío por avión incluso de los materiales más sensibles y son capaces de guardar la temperatura del producto durante cerca de 120 horas incluso a temperaturas "ultrabajas". ¿Cómo lo consiguen? Con un embalaje específico cubierto por placas de hielo seco que asegura que la temperatura se mantenga en el punto necesario.

Si contamos con que las actuales vacunas necesitan repartirse a nivel global, a un ritmo importante y con temperaturas supercontroladas, vemos cómo el negocio no le puede venir mejor. Eso sí, ni es la única empresa que está especializada en esto ni es la única encargada de repartir las vacunas. Aquí entra la otra variante: los acuerdos con las farmacéuticas.

Aunque la empresa no ha contestado a las preguntas a este respecto enviadas por El Confidencial, algunas publicaciones especializadas señalan que ha sido Pfizer la que ha elegido este proveedor e incluso hizo diferentes pruebas para ver si todo seguía la cadena sin errores. Ante los resultados, se les encargaron también los envíos a países más alejados de las fábricas donde se produce la vacuna con cajas diseñadas 'ad hoc' entre ambos equipos.

El acuerdo con Pfizer es lo que ha llevado a que el nombre de Softbox aparezca en todo el planeta, pero no es la única compañía que ha unido su logo a las vacunas, otra de las competidoras de Softbox, Cold Chain Technologies, con sede en EEUU, también está tras la distribución. Y es que todo apunta a que el mercado de los envíos con temperatura controlada no solo va a crecer con el covid, sino que puede multiplicarse por otros motivos en los próximos años.

placeholder Personal militar entrega una caja con dosis de la vacuna a una residencia de mayores. (EFE)
Personal militar entrega una caja con dosis de la vacuna a una residencia de mayores. (EFE)

Un negocio en auge

Según un estudio publicado en noviembre por 'Fortune Business Insights', el mercado de los envases con control de temperatura se disparará en los próximos años y la pandemia no ha hecho más que apuntalar este crecimiento. El estudio señala que para 2027 su volumen de negocio llegará a los casi 40.000 millones de dólares, casi el doble de lo que llegó a mover en 2019, cuando sus cifras rondaron los 20.000 millones.

En ese 'boom', todo apunta a que Softbox será uno de los grandes actores, pero el análisis también señala otros competidores. Empresas como Cold Chain Technologies, Pelican BioThermal, Sonoco ThermoSafe, Sealed Air Corporation, Creopack, Sofrigam, Intelsius, Nordic Cold Chain Solutions, Tempack o Cryopak.

Pfizer Vacuna Industria farmacéutica
El redactor recomienda