El Sistema Solar tiene fecha de caducidad: los científicos creen que desaparecerá antes de lo previsto
  1. Tecnología
  2. Ciencia
No tuvieron en cuenta una variable

El Sistema Solar tiene fecha de caducidad: los científicos creen que desaparecerá antes de lo previsto

El Sol se transformará en lo que se denomina una estrella gigante roja, que absorberá a los planetas a su alrededor, y después se irá hinchando hasta convertirse en una enana blanca

Foto: El Sol se "tragará" a los planetas cercanos y los más lejanos se fugarán.
El Sol se "tragará" a los planetas cercanos y los más lejanos se fugarán.

Desde la época de Newton, los astrofísicos se han preguntado cuándo se destruirá el Sistema Solar. En 1999, los científicos se atrevieron a dar una fecha: dentro de un trillón de años. Sin embargo, ahora han corregido sus cálculos y sostienen que el fin del Sol y de su cohorte de planetas llegará mucho más pronto.

En los anteriores cálculos no se había incluido los denominados N-cuerpos, objetos que interfieren en las órbitas de los planetas, según un estudio de la Universidad de California que recoge 'The Astronomical Journal'. Con sus simulaciones, ahora calculan que el fin del Sistema Solar podría ocurrir dentro de 100.000 millones de años. La Tierra y los otros planetas cercanos al Sol, como Mercurio y Venus, tienen aún menos tiempo, apenas 5.000 millones de años.

Foto: Descubren otro posible planeta expulsado del Sistema Solar (Foto: EFE)

Antes de extinguirse, el Sol se convertirá en lo que se denomina una estrella gigante roja, que absorberá a estos planetas. Se irá hinchando para después expulsar casi la mitad de su masa al espacio y convertirse en una "enana blanca", una estrella vieja sin ya fusión nuclear que habrá perdido el 54% de su masa actual. Esta explosión alterará la órbita de los planetas restantes.

No será el único factor que desencadene el fin del Sistema Solar. Según este estudio, una vez cada 23 millones de años, otras estrellas se acercan lo suficiente como para perturbar las órbitas de todos los planetas. Estos N-cuerpos llegarán a desplazar los planetas más lejanos como Urano y Neptuno a otras galaxias.

Simulaciones en el Hoffman2 Clust

"Al tener en cuenta la pérdida de masa estelar y la inflación de las órbitas de los planetas exteriores, estos encuentros serán más influyentes", han asegurado los astrónomos Jon Zink, Konstantin Batygin y Fred Adams, autores del estudio, en declaraciones a 'Science Alert'. "Con el tiempo suficiente, algunas estrellas se acercarán lo suficiente como para disociar, o desestabilizar, los planetas restantes".

Cuando nuestro Sol sea 'una enana blanca' tendrá menos influencia en los planetas.
Cuando nuestro Sol sea 'una enana blanca' tendrá menos influencia en los planetas.

Nuestro Sistema Solar tiene aproximadamente 13.800 millones de años. Para saber su evolución, los científicos han realizado 10 simulaciones en el poderoso Hoffman2 Cluster, una computadora de alto rendimiento capaz de hacer los cálculos más avanzados. En sus estudios, se incluía la fase de pérdida de masa del Sol y la fase posterior.

En todas las simulaciones se llegaba al mismo escenario final: cuando nuestra estrella sea una "enana blanca," los planetas exteriores tendrán cada vez una órbita más grande, pero aún estarán estables. Sin embargo, las distintas perturbaciones de otros elementos les harán "escapar" hacia galaxias cercanas.

Sol Astronomía Descubrimientos Estudio científico
El redactor recomienda